¡¡Atrévete a ser la madre, el padre que deseas ser!!

Te voy a proponer algo. Me gustaría que respondieras sinceramente a esta pregunta ¿En qué grado estás disfrutando de ser madre/padre? ¿Si tuvieras que poner una nota entre cero a diez, según el grado que disfrutas realmente de ser madre/padre, qué nota pondrías?

Esa nota que pones es la nota en la que tus hijos posiblemente tienen su autoestima y su valoración hacia ellos mismos. Por supuesto hay más cosas que afectan, pero el hecho de disfrutar de tu vida, de tus hijos, de ser feliz con ellos, de darles presencia, es la base más importante para su valoración interior, para su autoestima y un pilar muy importante para el éxito en la vida de tus hijos en el futuro. Aquí no estoy hablando de tener que ser feliz al 100%, que todo esté bien siempre; eso es una ilusión y no es real. Tampoco hablo de tener que estar las 24 h con ellos sino que el máximo de tiempo que puedas pasar con ellos sea de presencia total y de disfrute, que haya una sensación interior de ser feliz ejerciendo de ser madre/padre, independientemente de que las circunstancias sean perfectas o no.

Si tu puntuación ha sido baja o menos de un cinco te recomiendo esto: coge un folio y escribe tus creencias sobre lo que crees qué es ser una buena madre/padre y cómo hay que comportarse o qué tipo de acciones son las correctas. Cuanto más extensa sea tu lista mejor. Léelo bien para tomar conciencia de cuáles son tus creencias referentes a ser una buena madre/padre y, después, rompe el papel. Tal como te lo digo, ¡¡rómpelo!! Porque si esas son tus creencias y no estás disfrutando de ser madre/padre, me da igual lo que pienses, lo que diga la sociedad, lo que diga cualquier profesional. Es posible que no todo lo que hayas escrito sea incorrecto pero si no estás disfrutando de tus hijos en un porcentaje elevado no es válido para ti.

También hay que tener presente que a veces no es solo las creencias y la forma en cómo lo estás haciendo sino la incapacidad por nuestras heridas, por nuestra historia personal, por todas nuestras necesidades sin cubrir. Para este fin va muy bien trabajos de desarrollo personal con nuestro niño/a interior y el PNL tiene protocolos dónde, de forma consciente, nos lleva en nuestra línea del tiempo, a la raíz de la incapacidad de conectar, de dar presencia, de disfrutar con ellos, nos lleva a ese momento; ya estuvieses en la barriga de tu madre, a los dos años, cuadro, diez,… dónde sucedió algo que marcó esa incapacidad de poder disfrutar más de tu hijo. Ahí es donde tomas consciencia de lo que sucedió, de lo que te afectó y, al cambiar ese momento con herramientas de PNL, cambiamos la memoria de esa vivencia. Al hacerlo, todo lo que está pasando en el presente influenciado por ese momento se transforma.

También puedes empezar a cambiar tu situación de esta forma:

Te invito a que cojas un folio en blanco y escribas como te gustaría que fuese tu maternidad/paternidad, fuera de cualquier creencia de si es posible o no; si es correcto o no. Tienes que conectar con la idea de tu hijo y tú disfrutando, ¿qué necesitarías? ¿cómo sería?  Imagínatelo, visualízalo, siéntelo. Si al hacerlo te sientes viva/o, te sientes bien, sientes una gran emoción en el corazón, estás en el buen camino. Inventa tu forma de ser madre o padre, tu propia maternidad o paternidad. No hay nada escrito, cada persona puede crear su vida y tiene el derecho de hacerlo en coherencia a sus esencia, a quién es. Busca también recursos que te ayuden a vivirlo tal como lo sientes en tu corazón. Y cada vez que aparezcan obstáculos, primero acéptalos, escúchalos, ¿qué te están diciendo?, ¿puedes tomar alguna acción para trascenderlos? A veces será necesario buscar ayuda de un coach o profesional que te ayude pero otras veces solo es darte el permiso, aceptar que no todo es perfecto y en la imperfección está lo perfecto y que tienes derecho a crear tu maternidad o paternidad como lo deseas.

Visualiza el estado deseado, sintiéndolo y potenciando la emoción de vivirlo así. Esto ayuda a no enfocarte en el problema y sí en lo deseado. Al visualizar lo que deseas cambian tus emociones, lo que hace que tu cerebro esté armonioso y puedas tener ideas a favor de lo deseado y tus acciones también irán en esa dirección.

¡¡Atrévete a ser la madre, el padre que deseas ser!!

Si todos lo hiciésemos te aseguro que un mundo mejor aparecería.

Si quieres profundizar más en este tema puedes realizar el curso online “Jo somiava… Diseña tu propia maternidad”.

Enlace para más información: https://www.youtube.com/watch?v=-8BaL9T9KHg&t=44s&ab_channel=xunmundomejor

Si te interesa esos temas y quieres evolucionar como madre/padre pregunta por los talleres para padres que voy a realizar a partir de junio en proyectosunmundomejor@gmail.com o pulsa el siguiente enlace:

Resolviendo con PNL y coaching creativo. Curso para padres y madres. https://xunmundomejorweb.wordpress.com/resolviendo-viernes-25-de-junio/

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora.

La raíz emocional del bullying

En este artículo os comparto una parte del contenido de mi último libro publicado “Coaching creativo para adolescentes”. Guía para crear el curso que deseas vivir donde hablo sobre el bullying.

Ahí va el texto:

Mientras dentro del bullying hablemos de buenos y malos no solucionaremos el problema. Sé que es difícil para alguien que lo padece como víctima. Puede resultar duro oír esto. Pero si realmente se quiere salir de ahí hay que comprender que la raíz emocional del acosador y de la víctima es la misma. Hay una falta emocional muy grande y los motivos pueden ser varios. Solo que aquí para sobrevivir cada uno ha cogido un papel diferente, pero las dos conductas son la misma: sobrevivencia. Y aquí me dirás que para sobrevivir yo no necesito que me golpeen o me traten mal. Déjame explicarte un poco más.

Para empezar, los adolescentes con comportamientos agresivos, y recuerdo que no hay personas agresivas sino que son sus comportamientos agresivos, no ellos en esencia, pueden tener esas acciones de forma consciente o inconsciente.

Los que tienen esas reacciones conscientes, sus actos para ellos son correctos; según sus creencias es la forma de defenderse frente al mundo, no han conocido otra forma de actuar y es la forma en como su autoestima puede elevarse y no sentirse por los suelos, porque no hay que engañarse. Alguien feliz y con la autoestima alta nunca agrediría a nadie; es imposible. Además, es posible que hayan sido educados o envueltos en un ambiente agresivo. Es la única forma que conocen de estar en el mundo. Por supuesto siempre hay distintos grados. Estos comportamientos son los más difíciles de solucionar porque si el adolescente cree que lo está haciendo bien difícilmente podrá cambiar.

Después estarían los adolescentes con reacciones violentas involuntarias (y aquí podrían entrar incluso los catalogados con tdah). Son adolescentes que tienen reacciones agresivas pero cuando su enfado desaparece se suelen arrepentir de sus acciones. En estos casos frente a lo que esté pasando está actuando la mente inconsciente con sus registros emocionales. Esto significa que pueden haber memorias, de las que quizá ni se acuerden, donde eso que les está pasando en el presente, esa emoción que sienten es la misma donde tienen registrados situaciones pasadas no resueltas y ese suceso está activando esa memoria reaccionando de una forma exagerada.

Los nuevos descubrimientos de la ciencia hablan que estas memorias emocionales podemos heredarlas también de antepasados nuestros, lo que quiere decir que en nuestro ADN no solo heredamos enfermedades sino bloqueos emocionales. Esto tiene también solución aunque, si es algo muy profundo, necesitaremos la ayuda de un profesional.

A veces, no es tanto la memoria pasada sino la acumulación de emociones negativas que estamos viviendo en el presente. Cuando a nivel emocional no estamos cubiertos, no expresamos nuestras emociones, con un exceso de estrés y unido a estar viviendo una realidad que no es coherente a nuestra estructura emocional ni a nuestra forma de ser, se producen estas reacciones. Y esto en mayor o menor grado nos sucede a todos, y no solo a los adolescentes.

Me gustaría hablarte de una historia que me contó una chica de unos 15 años; que durante varios años estuvo padeciendo acoso escolar principalmente de un niño. Al cabo de un tiempo este niño se convirtió en su mejor amigo. El niño se burlaba de ella tratándola muy mal. Su comportamiento no se dirigió únicamente a ella sino también a otros niños aunque con ella fue más fuerte. Llegando a quedarse sin amigos. El niño comprendió que no podía continuar con esa actitud, que no estaba haciendo las cosas bien. Y, en una celebración, ante todo el mundo, se subió al escenario pidiéndole perdón a la chica.

A partir de entonces se hicieron amigos y reconoció que su conducta se debía a su estado emocional; los problemas con sus padres le estaban afectando. Mi deseo es que todas las historias semejantes tuvieran este final. Los problemas nos pueden dar una oportunidad para evolucionar y ser mejores.

Y ahora voy hablar del adolescente etiquetado como víctima quién padece esas agresiones físicas o emocionales.

Hay que comprender que hay un programa dentro del adolescente que está creando estas situaciones y mientras no cambie este programa, puede cambiar de instituto o de ciudad, pero volverá a repetir lo mismo, a no ser que algo dentro de él haya cambiado. Al igual que el acosador, hay una falta emocional importante de la que se puede ser consciente o no.

En algunas ocasiones, es la única forma donde el adolescente es visto, se le presta atención. Por supuesto esto es totalmente inconsciente; la persona no se da cuenta de esta necesidad de atención.

Otras veces es por una sensibilidad muy elevada donde tendríamos que ver su raíz y trabajarla.

Al igual que el agresor, su autoestima no es muy alta, lo que le hace presa fácil para el agresor. Si la persona tuviese la autoestima alta para empezar no le afectaría, le sería indiferente y el agresor perdería su interés en él. Además sus emociones no le afectarían, no sería presa de sus propias emociones lo que haría que a nivel cerebral sus conexiones funcionaran mejor para buscar soluciones y ayudas frente a ese ataque.

Mi intención con este texto es que se entienda que para solucionar las cosas siempre hay que ir a la raíz emocional y solucionarlo desde ahí. Y que se entienda que bajo toda situación da igual que estés en el papel de víctima o agresor hay una necesidad base que no está cubierta.

Curso ¡¡Adelante!! para adolescentes y jóvenes: Más información en este enlace: Enlace

Si te interesa una sesión de PNL y coaching creativo (También la opción de coaching con playmobil) ya sea presencial o online (zoom) llama al tel. 660 695 194

Enlaces para comprar el libro “Coaching creativo para estudiantes” Guía para crear el curso que deseas vivir.

Amazon a todo color en papel y ebook: Enlace

Amazon interior en b/n: Enlace

Si lo quieres a través de la tiendaonline de x un mundo mejor:

A todo color: Enlace

Interior en B/N: Enlace

En ebook (pdf): Enlace

También se realizarán charlas y cursos para profesores, padres, adolescentes y jóvenes en base al libro.

Puedes pedir información a través del email: proyectosunmundomejor@gmail.com web: http://www.xunmundomejor.com.es

Una educación para el futuro

La experiencia por la que hemos pasado sobre el covid’19 nos demuestra cómo la vida puede cambiar radicalmente en muy poco tiempo. En la vida no hay nada fijo, todo es cambio y evolución constante. Sin embargo, hay muchas cosas en la educación que ya no corresponden a la era en la que vivimos. Los niños y adolescentes tienen otra realidad, tienen estructuras y necesidades de aprendizaje diferentes y la educación se tiene que adaptar a ellos.

El tener una carrera no garantiza obtener un trabajo en lo que has estudiado. Lo único que garantiza obtener éxito es la capacidad de adaptación, la capacidad de solucionar problemas y obtener recursos para hacer frente los obstáculos, una educación emocional y el desarrollo de la creatividad. En la creatividad está la clave a muchas puertas y a un mundo mejor.

Recuerdo que la creatividad no es la imaginación. Al desarrollar la imaginación despliegas infinitas posibilidades frente a cualquier desafío pero, con la creatividad, unes la imaginación con otras inteligencias para llevarlo a cabo y obtener un resultado.

Cuando el exterior refleja una crisis o una situación difícil es la oportunidad de mirar a dentro y de hacer cambios. ¿Para qué podría ser útil esta situación, qué oportunidad podría traer? ¿Qué educación deseamos? ¿Cómo sería una nueva educación más alineada al corazón?

Es algo primordial que la base de la educación esté en el corazón. No podemos educar solo con lo intelectual, hay que educar con los valores, con el autoconocimiento y el desarrollo personal, porque de ellos saldrá el futuro.

En esta nueva educación, el profesor es el acompañante, el guía del alumno. En esta educación todos aprendemos de todos y el profesor le enseña al alumno a encontrar sus propias soluciones animándole a investigar y a que aprenda más de lo que el profesor sabe.

Se necesitan también nuevas asignaturas donde potenciar más las nuevas tecnologías, introducir la física cuántica, conectar asignaturas entre ellas, desarrollar la creatividad dentro de las asignaturas, generar proyectos, y si en ellos pueden hacer un trabajo social que ayude de forma real a las personas y al planeta, mejor… Hay que educar para la vida real.

Y los sueños tienen que estar presentes. Enseñarles a llevar a cabo sus metas. Pero tiene que haber un autoconocimiento frente a los sueños, porque muchas veces deseamos cosas solo para satisfacer necesidades o influenciados por los demás; no son sueños del corazón, no tienen que ver con nuestros verdaderos talentos y con aquello que realmente nos puede producir felicidad verdadera.

Se necesitan también nuevas herramientas dentro de la educación donde motivarlos y que experimenten.

Mientras en la educación no pongamos como lo más importante las personas, los valores y las necesidades de los alumnos, seguiremos en la prehistoria. Cuando se produce un conflicto en el aula, es una gran oportunidad para trabajar los valores y el conocernos.

Para poder hacer este cambio educativo, lo primero es trabajarnos primero a nosotros, los profesores, los adultos, a nivel personal, y aprender nuevos recursos y nuevas herramientas. Hoy en día, son muchísimos los proyectos que trabajan con este foco y de los que podemos obtener información. Existen también muchísimas herramientas para introducir en el aula.

He creado 8 cuentos con valores para trabajar en este sentido, junto a manuales para añadir la visualización creativa en el aula, una herramienta muy poderosa de autoconocimiento y gestión de emociones, como también cuentos y manuales con ejemplos donde desarrollar dentro de cualquier asignatura la inteligencia creativo-emocional.

Y mi último proyecto, el libro “Coaching creativo para estudiantes”, enfocado para adolescentes y jóvenes. En el libro doy muchas herramientas distintas a los profesores para trabajar con sus alumnos. También he creado cursos en base al libro tanto para los adolescentes como para los profesores, y un curso premium online para profesores. Infórmate en mi página web de los cursos para este verano y todos los disponibles.

Si crees que no es posible, que es demasiado difícil este cambio, así lo será para ti; pero si piensas que ES POSIBLE, QUE LO VAS HACER, QUE LO VAMOS HACER, así será la realidad. Nuestra estructura de creencias forma nuestra realidad; si queremos una nueva realidad hay que hacer algo diferente, hay que cambiar nuestras creencias, nuestra forma de sentir y actuar.

Y todos podemos hacer algo para este cambio, desde pequeñas acciones, hasta otras más grandes. Pero no subestimemos las pequeñas acciones, porque pueden producir grandes cambios, aunque en un principio no seamos conscientes.

Enlace para más información sobre el libro: Enlace

Infórmate de los cursos presenciales y online que se están haciendo en base al libro en el siguiente email: proyectosunmundomejor@gmail.com