Alma de cuento

Ya que en este mes se celebra el día del libro he creído oportuno hablar de uno de mis cuentos publicados que, precisamente, habla de la importancia y el poder que tienen los cuentos: “Alma de cuento”.

Es un cuento que he realizado junto a mi amiga Emma, con una colaboración que ha dado fruto a un cuento lleno de valores y preciosas imágenes ambientadas en la Edad Media.

Mis palabras, un bello diseño en la maquetación de las páginas, junto a las bellísimas ilustraciones de Emma, han dado vida a una historia llena de magia y en la que los cuentos cambian la vida de las personas.

Las dos, Emma y yo, enamoradas de los cuentos, hemos disfrutado enormemente de la elaboración conjunta en este cuento, precisamente porque los cuentos son algo común en nosotras, algo que nos une y nos apasiona desde siempre.

Cuando pienso en ello me doy cuenta que los cuentos, los libros, han sido algo muy importante en mi vida desde que aprendí a leer. Curiosamente me costó un poco leer. Aún recuerdo como mi profesora tuvo que llamar a mi madre preocupada porque iba retrasada en comparación a lo que se supone que es lo normal según el canon educativo. (Aún queda un camino para que el sistema educativo entienda que no hay alumnos mejores o peores, todos sin excepción tienen talentos, que no hay un cerebro igual a otro y que cada uno tenemos tiempos de maduración diferentes).  El caso es que mi madre, preocupada, se puso las pilas y buscó una forma para motivarme. Recuerdo que me compró libritos tipo cuentos y cuadernos para aprender a leer. La verdad es que en ningún momento lo recuerdo como algo pesado. Y supongo que la motivación mayor fue cuando me dijo que, cuando aprendiera, me compraría el juguete que más me gustase de la tienda. Bueno, ni te cuento la ilusión, la alegría y las ganas que tenía de aprender a leer. Con esto no estoy diciendo que la mejor forma de educar sea con premios. De hecho no estoy a favor de ello pues la motivación tiene que ser algo más de dentro, pero a veces una excepción y un pequeño estímulo extra puede ayudar. En mis formaciones e investigaciones sobre cómo educar me he dado cuenta que dentro de los mismos profesionales existen ideas contradictorias y opuestas entre ellas. Lo que prohíben unos, otros lo usan como pieza clave para trabajar. Hay tendencias donde no se aconseja para nada ni los premios ni los castigos, pero todo extremismo es malo; la vida no es blanco o negro. También existen los grises, que en cada momento habrá que sentir si hay que usar.

El tema es que desde que aprendí a leer los cuentos han sido algo muy importante en mi vida; me podía pasar horas y horas en la biblioteca y en las librerías. Cuando cierro los ojos y me preguntas qué momentos de tu infancia recuerdas con más cariño, donde te sentías más feliz, en total presencia, te diré que leyendo y dibujando después los personajes del cuento en folios. Cuando mis padres me dejaban comprarme un mini cuento, algunos domingos, era la persona más feliz del mundo. Después empecé a escribir los míos propios a muy corta edad e incluso recuerdo en mi adolescencia escribir historias de amor que compartía con mi amiga.

Cuando lo pienso siempre me han encantado las películas donde algún protagonista era escritor.

Recuerdo también en la asignatura de castellano que una vez mi profesor nos hizo escribir algo y, cuando se lo entregué, me preguntó si alguien me había ayudado a escribirlo, cosa que no fue así. No recuerdo qué escribí pero le asombró la madurez del contenido a mi corta edad.

Cuando era pequeña quería ser escritora pero siempre pensé que era una fantasía pues nunca me he visto tan buena para serlo, además de pensar que era necesario ser famosa o conocida para poder serlo.

Reconozco que no soy ninguna experta al escribir, hay montones de personas que seguro escriben mejor que yo. Pero sé algo con total certeza interior y es que tengo una sabiduría interna donde mucha gente (no digo toda) pueden conectar y donde puedo aportar cosas a los demás.

He descubierto también en mi camino que el éxito no es lo que te convierte en escritor, cantante, ilustrador, orador o profesional de tal cosa. Cuando tú con esa actividad estás en total presencia, disfrutando como un niño; tú ya eres eso, no se necesita que nadie te lo confirme. Y es la constancia, el creer en uno mismo y el disfrutar de ello lo que va puliendo esa actividad.

Curiosamente a la edad de 43 años (aunque me siento como de “veinti poquitos”) he escrito y publicado entre cuentos y libros 13 ejemplares, además de colaborar desde hace tiempo en esta revista. ¿Quién me lo hubiera dicho a mi? Y ya he empezado con el número 14, una historia de amor preadolescente, un cuento sobre la dualidad y el funcionamiento de nuestro cerebro para sacar más rendimiento en los estudios y conocernos mejor.

En todas mis publicaciones incluyo dos cosas que me apasionan y forman parte de mí, la escritura y el desarrollo personal siempre junto a los valores. Además, la escritura es una forma de expresarme de sacar lo que tengo dentro, casi diría que es como una terapia en si.

Por el amor hacia la lectura y escritura escribí “Alma de cuento”. En esta historia uno mi sueño de transformar la vida de las personas, de aportar luz en momentos de oscuridad, a través de un cuento. En el cuento “Alma de cuento” también aparece ilustrado el castillo de Carcassonne, en Francia. Y aunque el cuento es para niños de primaria su contenido puede conectar con cualquier edad, pues más de un adulto con su lectura ha derramado más de una lágrima.

Me gustaría antes de acabar el artículo, compartir la historia real de una chica que asistió a uno de mis cursos donde realicé unas sesiones de coaching y pnl creativo para educadores y profesores. Antes de hacer el curso ella ya hacía un tiempo que me había comprado este cuento. Me explicaba que le encantaba y había conectado mucho con la historia. En el curso entendí porque había conectado tanto. Ella había nacido en una familia trabajadora donde la lectura y los estudios no tenían mucho valor y, por supuesto, ningún interés. De hecho comentó que no recuerda que hubiese ningún libro, o prácticamente ninguno, en su casa. Y a ella le encantaba estudiar. Si le hubiesen regalado enciclopedias alguna vez le hubiesen hecho la persona más feliz del mundo. Pero nadie de su familia le daba valor a sus gustos y a su interés por el estudio y la lectura. Incluso recordaba cómo a veces sentía vergüenza de leer en su casa como si fuese un bicho raro. Más de un padre que esté leyendo esto pensará: ojalá fuese mi hijo así. Pero ella creció sintiéndose diferente y con una sensación de no encajar o como si algo en ella no estuviese bien. Con protocolos de PNL podemos ir a recuerdos del pasado dando otra información a ese recuerdo, cambiando el programa inconsciente que no nos deja alcanzar ciertas metas y objetivos en nuestra vida. Esto hizo que al finalizar el curso sintiese una gran fuerza dentro de ella. Sentía que podía hacer cosas que nunca se había planteado ni pensado hacer. Hay algo muy importante que como padres, educadores o profesores tenemos que comprender. Un niño tiene que ser el centro de atención, tal cual lo digo. Necesita saber que es importante, que sus gustos, lo que hace, es válido, es importante y con esto le das la herramienta más importante para garantizar el éxito en su futuro, LA CONFIANZA PLENA EN ÉL.

Y me despido comentándote que el cuento “Alma de cuento” lo puedes encontrar en amazon, en la librería Raquel Papers de Benicarló o en la tienda online de x un mundo mejor.

Enlace para comprar el cuento en amazon ya sea en formato papel o ebook: https://www.amazon.es/Alma-cuento-puede-cambiar-personas/dp/B08GDKGHFZ/ref=tmm_pap_swatch_0?_encoding=UTF8&qid=1620147820&sr=1-3

Enlace para comprar el cuento en la tienda online de x un mundo mejor: https://tiendaonlinexunmundomejor3.webnode.es/p/alma-de-cuento/

Enlace para más información del taller en familias en base a este cuento:

https://xunmundomejorweb.wordpress.com/2016/07/12/taller-en-familia-de-emociones-y-creatividad/

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora

Green, tu coach creativo

¡Hola de nuevo a todos!

Este mes os quiero hablar de mi último libro.

Alguien puede pensar: “ ¡Mira, nos quiere vender su libro!”. Y os diré: “SI; os lo quiero vender”. Y me gustaría explicaros porqué.

Para quién no me conozca os cuento que a nivel laboral he realizado un cambio muy grande. En un momento dado me reinventé; tal cual. Estudié diseño gráfico y estuve trabajando de ello durante 14 años. Fui madre y mis intereses y motivaciones cambiaron, adentrándome en un nuevo mundo de desarrollo personal, con formaciones de la mano de diferentes profesionales, cursos e investigaciones propias. Aprendiendo herramientas al mismo tiempo que se iba produciendo una transformación muy grande en a nivel personal. Actualmente, he creado una metodología que une conceptos de diseño, creatividad, educación y desarrollo personal.

Lo comento porque a veces el emprendimiento no es fácil, y menos cuando estás creando algo nuevo y, además, no te gusta vender, eres tímida y tienes prejuicios y creencias erróneas sobre la idea de vender.

Aún recuerdo el primer cuenta-cuento que realicé en un evento, además de forma gratuita. Estaba tan nerviosa y tan preocupada por hacerlo bien y, tan sumergida en la experiencia (porque realmente me apasiona lo que hago), que me olvidé de decir que vendía los cuentos. Durante el camino me he encontrado con muchos obstáculos y bloqueos que no me dejaban avanzar de la forma que yo deseaba. Al día de hoy me doy cuenta de todo el aprendizaje y evolución que he tenido gracias a ellos. Y una de las cosas que he aprendido es la importancia de vender.

Vender es servir, vender es ayudar a las personas, vender es ayudar a cambiar la vida de las personas y vender, además, en mi caso, es también transformar la educación hacia la abundancia, la evolución como individuos y el éxito en todos los ámbitos de la vida. Por lo tanto: SI, os quiero vender porque quiero ser parte de este cambio.

Hace un par de años empecé a hacer cursos en verano intensivos de una semana, para adolescentes. Cuando vi la transformación que se iba produciendo en ellos y las tomas de conciencia por sí mismos, que iban haciendo, me pregunté: Si en 5 días hacen ese cambio ¿qué pasaría si estas herramientas se introdujeran y se realizarán en más o menos proporción durante un curso entero? Esta fue la pregunta que hizo nacer mi último libro “Coaching creativo para estudiantes”, Guía para crear el curso que deseas vivir.

Decir también que aunque va enfocado a adolescentes y jóvenes, y todo profesional (profesores, orientadores, terapeutas, etc.. que trabajen con ellos), también vale para profesores de primaria. Como también a cualquier persona que quiera conocer ciertos pasos a tener en cuenta a la hora de alcanzar un sueño o una meta.

Además he creado cursos en base al libro, tanto para adolescentes, jóvenes, como para padres, profesores, orientadores, etc…

Y sin más rodeos os dejo con Green, el personaje de mi libro que hace la introducción del libro.

Me presento: me llamo Green y soy un personaje inventado por la autora para acompañarte en esta aventura. Voy a ser tu coach creativo para ayudarte a crear el curso que deseas vivir. Y si te preguntas “¿es posible crear la realidad que deseo?”, te diré que es posible crear la realidad que necesitas, aunque a veces el problema es que no sabemos qué es lo que realmente deseamos y necesitamos. A lo largo del libro entenderás mejor esto.

Green es verde en inglés. A la autora le costó encontrar un nombre para mí. Quería que fuese ¡¡guay!!, corto y a la vez que tuviera un significado profundo. Al final le llegó la inspiración. ¡Green! Suena bien, es corto, es en inglés, el idioma por excelencia en todo el mundo, y representa el color verde con toda su simbología implícita. El verde es un color relajante y refrescante que induce a quién lo contempla sensaciones de serenidad y armonía. Está íntimamente relacionado con todo lo natural, simbolizando también la vida, la fertilidad y la buena salud. Representa también la ecología. Si buscamos el significado en el diccionario de ecología dice: parte de la biología que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con el medio en el que viven (en este caso hablaríamos del instituto); su finalidad es la armonía y la abundancia. Y todo esto es lo que perseguimos.

¿Alguna vez te has planteado buscar el significado profundo de las palabras? Te invito a que busques en el diccionario el significado de las palabras y te enamores de ellas y su simbología. Las palabras tienen mucho más poder de lo crees y el usar una palabra u otra, la forma en cómo dices las cosas junto al sonido, en cómo lo expresas, puede cambiar tu realidad y ponerla más a tu favor.

La autora del libro también es ilustradora y necesitaba una imagen para mí. Soy un adolescente igual que tú, solo que de otra dimensión, con una conciencia algo más elevada, más sabia que la conciencia normal. Por eso mi aspecto físico tiene aspectos diferentes, asemejándome a un elfo con un tatuaje en la piel representando el 8 del infinito, la sabiduría infinita. Mi pelo tiene la textura de las hojas, potenciando el significado de mi nombre, y llevo rastas. Tengo un aspecto atrevido, moderno, rebelde pero también intelectual. En la vida lo solemos etiquetar casi todo de bueno o malo, o eres responsable o eres rebelde, divertido o un empollón aburrido, etc… pero esto no es real. No existe en realidad la dualidad; podemos ser inteligentes, responsables pero a la vez divertidos, modernos e incluso rebeldes en los aspectos de nuestra vida que hay que serlo para defender los verdaderos valores. Por eso mi aspecto tiene las dos dualidades: la de rebelde y moderno, y la de intelectual y responsable.

Como estarás comprobando este libro no es nada usual; consta de diferentes partes muy distintas entre ellas, en la que siempre te acompañaré. Desde una historia que te hará comprender mejor en qué consiste el coaching creativo, cómo aplicarlo a tu vida y cómo potenciar tu creatividad, clave para resolver cualquier desafío, como también partes donde te iré explicando temas que te pueden ayudar. Los temas que trataré en este libro son el bullying, inteligencia emocional, los sueños, los mapas mentales como herramienta que te puede facilitar un estudio más eficaz y divertido, la visualización creativa, la neurociencia, la mente consciente e inconsciente etc… Todo esto acompañado de ejercicios prácticos didácticos, originales y creativos, con unas indicaciones de unos pasos a seguir para crear el curso que deseas vivir, conocerte mejor y, lo más importante, disfrutar durante el camino.

También se incluye unos tips para ser más creativo y un ejercicio que te ayudará cuando aparezcan obstáculos en tu camino.

Así que si te parece empezamos la aventura…

Enlace para comprar el libro en amazon: 

A color: Enlace

En B/N y en ebook: Enlace

Enlace para comprar el libro en la tiendaonline de x un mundo mejor:

En papel: Enlace

En ebook: Enlace

Enlace del curso presencial para profesores en base al libro: Enlace

Enlace del curso online para profesores en base al libro: Enlace

Enlace del curso presencial para adolescentes en base al libro: Enlace

Enlace para el curso presencial para padres en base al libro: Enlace

El coronavida

Mientras estoy escribiendo estas palabras estoy en lo que se llama la cuarentena, una situación un tanto rara y excepcional que parece más bien sacada del guión de una película. Nunca me hubiese imaginado tener que vivir una situación como ésta.

Pero no voy hablar desde el lado de la tragedia y del drama, con todo mi respeto y cariño por todas las personas que realmente lo han sufrido de primera mano.

Mis palabras son desde mi vivencia personal y dándole un giro de 360ª al asunto, de ahí que el título de este artículo sea “Coronavida”.

Como terapeuta quién viene a mi es por un problema, un obstáculo, incluso cuando realizo talleres para manifestar un objetivo, siempre se trabaja el obstáculo que impide llegar a éste. También últimamente he estado escribiendo sobre la magia de los obstáculos; incluso el proyecto editorial del libro “Coaching creativo para estudiantes”, que ya he terminado y que en breve va a salir, tiene una parte muy importante en su contenido de ejercicios para trascender los obstáculos y tomar conciencia que éstos y los problemas no vienen para hacernos daño sino para evolucionar. De ellos obtenemos muchos recursos que en un futuro nos van a servir y sin ellos no conseguiríamos muchas cosas importantes para nuestra vida.

Supongo que mi foco en estos temas es precisamente por mi resistencia a ellos durante tanto tiempo. Siempre he sido esa clase de personas que nunca he aceptado las cosas malas de la vida, no entendía el sufrimiento, creyendo que tenía derecho a esa vida perfecta en la que soñaba, donde todas las cosas tenían que estar en su sitio. Pero la vida no para de enseñarme que la perfección está también en lo que puede parecer un caos o oscuridad.

La suerte cuando te estás formando como terapeuta es que además de aprender herramientas para ayudar a los demás te estás trabajando también a ti misma y los cambios interiores que realizas en el camino son enormes, además de capacitarte con muchos recursos para situaciones que te puedes encontrar.

Y volviendo a la situación actual tengo que confesar que por muy terapeuta que sea y sabiendo la importancia en estos momentos que tiene la inteligencia emocional, los primeros días fueron muy malos para mí porque, aunque intentaba disimularlo para que mis hijos puedan vivirlo de la mejor forma, interiormente en algunos momentos me ahogaba a nivel emocional. Más que miedo por el contagio y enfermar mi ansiedad era más bien a la privación de la libertad.

No significa que en algún momento no haya tenido miedo de la enfermedad. Creo que es de ser humano tener miedo en esta situación y en ciertos momentos es normal que te invadan pensamientos no muy favorables. Lo que hacía cuando me sucedía ésto era buscar información para que mis pensamientos pudieran ir a un lugar más favorable y el miedo pudiera desaparecer; además buscando información que me diera soluciones. Me he nutrido de mucha información, alguna de ella que ya sabía pero necesita reforzar y otra nueva. Desde el campo donde trabajo, la inteligencia emocional es algo fundamental y en esta situación es algo muy importante y que no se contempla. Para no enfermar y contagiarnos es fundamental que nuestro sistema inmune esté fuerte y aquí las emociones tienen un papel muy importante, ya que cuando tus emociones son altas el cuerpo expulsa toxinas de nuestro cuerpo y aumenta nuestro sistema inmune, como también nuestro cerebro tiene un funcionamiento mejor.

Así que la parte del miedo a la enfermedad me ha sido más fácil disolverla pero la de la ansiedad por la privación a la libertad me ha costado más. Para entender mis emociones hay que comprender que soy una persona que para mí es básico poder sentirme libre, pasear, ir a bailar (zumba) y el contacto con la gente es muy importante para mí. De hecho tiempo atrás incluso tenía cierta claustrofobia a los lugares cerrados, cosa que ya he ido superando. Además justo los últimos meses había pasado mucho tiempo encerrada en casa trabajando en el proyecto que os estaba comentando sobre el libro y, ahora que lo había terminado y estaba dispuesta a salir a la calle para hablar sobre él en los institutos y también con la idea de hacer charlas y cursos, resulta que todo se para y nos obligan a estar encerrados en casa. Así que no he tenido más remedio que sacar todos los recursos de los que predico en mis charlas y cursos y ponerlos a funcionar en mí. Me ha costado pero, en el día de hoy después de casi dos semanas, el cambio en mis emociones han sido como os decía de 360ª. El aprendizaje y la toma de conciencia que estoy teniendo es mucho más grande de lo que nunca me hubiese imaginado. Y estoy disfrutando el día a día de una forma mágica.

Tengo que decir también que soy una privilegiada por tener un jardín muy grande. Pero el tener cosas buenas en tu vida no es sinónimo de bienestar y a veces no puedes agradecer las cosas buenas que sabes que tienes porque hay algo en tu interior que no está en su sitio.

Al día de hoy estando encerrada en casa me siento con más libertad, amor y bienestar que desde hacía muchísimo tiempo.

El tiempo y la presencia han hecho milagros en mi familia. No significa que ahora todos los momentos sean perfectos. Claro que hay veces que mis hijos se pelean o se produce alguna pequeña tensión, pero los momentos que estamos disfrutando son realmente especiales. Antes de esta situación mi marido realmente lo estaba pasando mal en el trabajo por toda la carga y tensión que estaba teniendo. Hacía dos fines de semana a mi hija adolescente tuve que darle flores de bach para que se relajará y le bajaran las pulsaciones del corazón producidas por el estrés y el agobio de los exámenes, y eso que ella saca buenas notas y tiene facilidad; con mi hijo tanteando siempre el terreno, buscando su motivación en los estudios y agobiado también aunque de forma totalmente diferente que su hermana. Y de repente, se para el tiempo, el estrés desaparece y empiezo a tomar conciencia de lo que nos está realmente privando de la felicidad y de la calidad de vida y no es precisamente esta situación por la que estamos pasando todos.

En lo referente a mi persona, aún haciendo y trabajando en lo que amo, siempre hay una tendencia en mí al esfuerzo y sobrecarga, y a veces me olvido de parar, escuchar mi cuerpo y disfrutar. Me he dado cuenta en estos días que para conseguir éxito en el sector que sea no se trata tanto de hacer sino más bien de ser y de disfrutar. La felicidad está en los pequeños detalles y la presencia.

Me expongo de esta forma al contar algo de mi vida personal porque la mejor forma de ayudar es con el ejemplo, desde la sinceridad y la autenticidad, porque todos tenemos cosas que resolver. Aquí no se escapa nadie, ni siquiera los que nos dedicamos a ésto. Pero en los peores momentos es donde se puede encontrar más luz.

Una pregunta muy importante que deberíamos hacernos todos los días al levantarnos sería: ¿Qué puedo hacer hoy para sentirme mejor? Una pregunta poderosa que te aseguro puede cambiarte la vida.

En estos días estoy sintiendo mucha más paz, bienestar y felicidad en mi vida que antes que apareciera el coronavida.Y me atrevo a llamarlo así porque cada uno de nosotros tenemos la elección de cómo vivir cada situación que se nos presenta en la vida. Sólo hay que ver cómo está bajando el grado de contaminación en la tierra para darnos cuenta que algo bueno trae y quizá es una oportunidad única para replantearnos cómo estábamos viviendo, qué cambios hay que hacer y cómo hay que vivir a partir de ahora.

Enlace para la campaña verkami del libro “Coaching creativo para estudiantes”. Guía para crear la realidad que deseas vivir. Enlace

Video youtubeEnlace

Curso para profesores, pedagogos, terapeutas… verano 2020 – Benicarló “EDUCA PARA LOS CAMBIOS, EL ÉXITO REAL Y LA FELICIDAD”: Enlace para más información

Curso para adolescentes y jóvenes verano 2020 – Benicarló en base al libro: Enlace para más información

Más información: mj.llorach@gmail.com

La magia de los obstáculos

La navidad se va terminando y estrenamos otro año con la esperanza de nuevos sucesos en nuestra vida, con el deseo de dejar atrás lo que no nos ha gustado.

Estas vacaciones son un tiempo mágico de ilusión, de estar en familia y regalos.

Tengo que admitir que la navidad me encanta, me conecta con mi niña interior, aquella que creía en la magia y pensaba que el amor lo transformaba todo, y cuando digo todo es todo literalmente.

Esa niña que era fue creciendo y hubo un tiempo que esa creencia desapareció. Creo que algo en mí se rompió en el momento que me dijeron quiénes eran realmente los reyes magos y después los problemas de la vida ayudaron un poco más.

Yo había sido ese tipo de niña que defendía la magia con arco, flecha y espada. Pero la vida ha hecho que regrese a ella. Mi búsqueda de soluciones y el entender un poco más la vida, mis formaciones, mis investigaciones y mi propia experiencia, me han llevado de vuelta a las creencias que tenía de pequeña: el amor lo transforma todo. A veces cuesta creerlo pero sé que es así.

Es fácil sentir amor cuando las cosas son fáciles y nos pasan cosas buenas. Pero, ¿qué ocurre cuándo todo está al revés, nos hacen daño, vienen los problemas y los obstáculos?

Os puedo asegurar que yo soy la primera que siempre me he rebelado frente a los obstáculos, los problemas, el sufrimiento… Nunca lo he aceptado y siempre he pensado que la vida no podía ser esto; la vida tenía que ser algo más.

Y en mi camino de autoconocimiento y desarrollo personal me di cuenta que mi error era no aceptar, que es diferente a resignarse. Resignarse es saber que no hay más, que la vida tiene esos obstáculos y no se puede hacer nada, pero aceptar significa que ese obstáculo tiene un sentido y no viene exclusivamente para hacernos sufrir.

Así que en este artículo me gustaría regalaros la conciencia de la magia tras los obstáculos y lo que yo he aprendido sobre ellos.

Empezamos un nuevo año, y creer que este año será perfecto y que no habrá ningún problema, ningún obstáculo, es totalmente una fantasía, no es real. Pero ¿y si nos hacemos amigos de los obstáculos?. ¿Y si cambiamos nuestra percepción de ellos y nos damos cuenta que en realidad vienen a ser nuestro trampolín hacia nuestros sueños y nuestras metas?

Siempre que voy hacer una formación o escucho una conferencia me gusta saber la historia personal de esa persona. Es ahí donde aprendo más, de su experiencia personal de qué ha tenido que pasar para llegar a donde está. Me encanta también investigar sobre el proceso que han pasado ciertas personas a las que admiro por sus logros profesionales y humanos. Hasta el día de hoy no he encontrado ninguna historia donde su camino ha sido un camino de rosas. Y algo que me ha sorprendido enormemente: cuanto más éxito ha conseguido una persona, a más calamidades y problemas ha tenido que hacer frente. De alguna forma esos problemas son los que les han hecho adquirir recursos que, sin éstos, no hubieran podido conseguir nunca un éxito tan grande a nivel profesional además de convertirles en una persona más humana.

Los problemas, los obstáculos, vienen para evolucionar, no vienen para hacernos sufrir e impedirnos nuestros sueños, ni siquiera vienen para que los superemos y nos quedemos como antes; siempre vienen para mejorar, para estar mejor que antes, para evolucionar. Y cuanto más grande es tu sueño más grande podría presentarse tu obstáculo. No puede aparecer un problema en tu vida si no tienes la capacidad de trascenderlo, es imposible. La duración de éste dependerá de tu capacidad de aceptarlo, no resignarse y de contestar estas preguntas: ¿Qué me quiere enseñar, para qué está este obstáculo en mi vida?

Desde mi visión de la vida dentro de la educación, dentro del sistema educativo, los obstáculos deberían ser como asignatura obligatoria; aprender a equivocarse, aprender de las equivocaciones, aprender qué nos quieren enseñar, encontrar recursos para trascender los obstáculos.

Y para ilustrar este tema me gustaría explicar una historia real que justo esta semana escuché en un conferencia que me hizo emocionar y comprender la gran capacidad que tenemos de transformar las cosas, el poder que tiene nuestra mente y la fuerza que podemos llegar a tener si tenemos determinación y fe en nosotros mismos.

Esta historia es la de un niño de 8 años que asistía todos los días a una escuela rural. Tenía asignada la tarea de encender una vieja estufa que había en el aula antes de empezar la clase. Había realizado esta tarea durante un tiempo, pero un día encontraron el colegio en llamas y, con horror, se dieron cuenta que el niño estaba dentro. Lo sacaron como pudieron y lo llevaron inmediatamente al hospital más cercano. Tenía más de medio cuerpo casi totalmente quemado, sobretodo de cintura para abajo. Los médicos le dijeron a su madre que no creían que sobreviviera. Su madre se agarraba a su fe y no paraba de rezar. El niño sobrevivió pero les dijeron a los padres que nunca iba a caminar. Cuando el niño salió del hospital le dijo a su madre que caminaría. Ésta, aunque quería creerlo, le dijo que los médicos habían dicho que nunca caminaría. El niño le respondió que los médicos sólo habían visto sus piernas, pero no sabían lo que su corazón le estaba diciendo. Y él iba a caminar. Pasaron muchos días donde Glenn, el pequeño niño, se intentaba levantar, se caía y como podía se apoyaba en algún sitio; volvía a intentar levantarse y volvía a caerse. Su madre tenía que recogerlo una y otra vez. Así pasó mucho tiempo hasta que un día pudo sostenerse y dar un paso, otro día dio dos pasos y otro día dio tres pasos. Su madre estaba muy emocionada; su hijo iba a caminar. Pero éste le dijo que no sólo iba a caminar, sino que iba a correr. Y corrió tanto que, en 1934, Glenn Cunningham rompió el récord de velocidad convirtiéndose en el hombre más rápido del mundo.

Nunca hubiera alcanzado este récord si no le hubiera pasado lo que le pasó. Porque el suceso trágico que vivió le equipó de un recurso mental y emocional que, años más tarde, fueron las claves para su récord. La determinación y la fe en sí mismo fueron claves para su éxito.

Siendo ya adulta y madre, cuando mis hijos ya tenían cierta edad les dije que la historia de papá noel y los reyes magos se creó en cierta medida para repartir alegría e ilusión entre los niños, pero la verdadera magia es el espíritu y acciones de amor que envuelve estas fechas y que existe una magia real y que es tangible; aquella en la que construimos nuestra realidad con la coherencia de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras acciones. En esta coherencia está el verdadero amor y es cuando la magia aparece de una forma que sorprende y a la que podríamos llamar incluso milagro.

La raíz emocional del bullying

En este artículo os comparto una parte del contenido de mi último libro publicado “Coaching creativo para adolescentes”. Guía para crear el curso que deseas vivir donde hablo sobre el bullying.

Ahí va el texto:

Mientras dentro del bullying hablemos de buenos y malos no solucionaremos el problema. Sé que es difícil para alguien que lo padece como víctima. Puede resultar duro oír esto. Pero si realmente se quiere salir de ahí hay que comprender que la raíz emocional del acosador y de la víctima es la misma. Hay una falta emocional muy grande y los motivos pueden ser varios. Solo que aquí para sobrevivir cada uno ha cogido un papel diferente, pero las dos conductas son la misma: sobrevivencia. Y aquí me dirás que para sobrevivir yo no necesito que me golpeen o me traten mal. Déjame explicarte un poco más.

Para empezar, los adolescentes con comportamientos agresivos, y recuerdo que no hay personas agresivas sino que son sus comportamientos agresivos, no ellos en esencia, pueden tener esas acciones de forma consciente o inconsciente.

Los que tienen esas reacciones conscientes, sus actos para ellos son correctos; según sus creencias es la forma de defenderse frente al mundo, no han conocido otra forma de actuar y es la forma en como su autoestima puede elevarse y no sentirse por los suelos, porque no hay que engañarse. Alguien feliz y con la autoestima alta nunca agrediría a nadie; es imposible. Además, es posible que hayan sido educados o envueltos en un ambiente agresivo. Es la única forma que conocen de estar en el mundo. Por supuesto siempre hay distintos grados. Estos comportamientos son los más difíciles de solucionar porque si el adolescente cree que lo está haciendo bien difícilmente podrá cambiar.

Después estarían los adolescentes con reacciones violentas involuntarias (y aquí podrían entrar incluso los catalogados con tdah). Son adolescentes que tienen reacciones agresivas pero cuando su enfado desaparece se suelen arrepentir de sus acciones. En estos casos frente a lo que esté pasando está actuando la mente inconsciente con sus registros emocionales. Esto significa que pueden haber memorias, de las que quizá ni se acuerden, donde eso que les está pasando en el presente, esa emoción que sienten es la misma donde tienen registrados situaciones pasadas no resueltas y ese suceso está activando esa memoria reaccionando de una forma exagerada.

Los nuevos descubrimientos de la ciencia hablan que estas memorias emocionales podemos heredarlas también de antepasados nuestros, lo que quiere decir que en nuestro ADN no solo heredamos enfermedades sino bloqueos emocionales. Esto tiene también solución aunque, si es algo muy profundo, necesitaremos la ayuda de un profesional.

A veces, no es tanto la memoria pasada sino la acumulación de emociones negativas que estamos viviendo en el presente. Cuando a nivel emocional no estamos cubiertos, no expresamos nuestras emociones, con un exceso de estrés y unido a estar viviendo una realidad que no es coherente a nuestra estructura emocional ni a nuestra forma de ser, se producen estas reacciones. Y esto en mayor o menor grado nos sucede a todos, y no solo a los adolescentes.

Me gustaría hablarte de una historia que me contó una chica de unos 15 años; que durante varios años estuvo padeciendo acoso escolar principalmente de un niño. Al cabo de un tiempo este niño se convirtió en su mejor amigo. El niño se burlaba de ella tratándola muy mal. Su comportamiento no se dirigió únicamente a ella sino también a otros niños aunque con ella fue más fuerte. Llegando a quedarse sin amigos. El niño comprendió que no podía continuar con esa actitud, que no estaba haciendo las cosas bien. Y, en una celebración, ante todo el mundo, se subió al escenario pidiéndole perdón a la chica.

A partir de entonces se hicieron amigos y reconoció que su conducta se debía a su estado emocional; los problemas con sus padres le estaban afectando. Mi deseo es que todas las historias semejantes tuvieran este final. Los problemas nos pueden dar una oportunidad para evolucionar y ser mejores.

Y ahora voy hablar del adolescente etiquetado como víctima quién padece esas agresiones físicas o emocionales.

Hay que comprender que hay un programa dentro del adolescente que está creando estas situaciones y mientras no cambie este programa, puede cambiar de instituto o de ciudad, pero volverá a repetir lo mismo, a no ser que algo dentro de él haya cambiado. Al igual que el acosador, hay una falta emocional importante de la que se puede ser consciente o no.

En algunas ocasiones, es la única forma donde el adolescente es visto, se le presta atención. Por supuesto esto es totalmente inconsciente; la persona no se da cuenta de esta necesidad de atención.

Otras veces es por una sensibilidad muy elevada donde tendríamos que ver su raíz y trabajarla.

Al igual que el agresor, su autoestima no es muy alta, lo que le hace presa fácil para el agresor. Si la persona tuviese la autoestima alta para empezar no le afectaría, le sería indiferente y el agresor perdería su interés en él. Además sus emociones no le afectarían, no sería presa de sus propias emociones lo que haría que a nivel cerebral sus conexiones funcionaran mejor para buscar soluciones y ayudas frente a ese ataque.

Mi intención con este texto es que se entienda que para solucionar las cosas siempre hay que ir a la raíz emocional y solucionarlo desde ahí. Y que se entienda que bajo toda situación da igual que estés en el papel de víctima o agresor hay una necesidad base que no está cubierta.

Curso ¡¡Adelante!! para adolescentes y jóvenes: Más información en este enlace: Enlace

Si te interesa una sesión de PNL y coaching creativo (También la opción de coaching con playmobil) ya sea presencial o online (zoom) llama al tel. 660 695 194

Enlaces para comprar el libro “Coaching creativo para estudiantes” Guía para crear el curso que deseas vivir.

Amazon a todo color en papel y ebook: Enlace

Amazon interior en b/n: Enlace

Si lo quieres a través de la tiendaonline de x un mundo mejor:

A todo color: Enlace

Interior en B/N: Enlace

En ebook (pdf): Enlace

También se realizarán charlas y cursos para profesores, padres, adolescentes y jóvenes en base al libro.

Puedes pedir información a través del email: proyectosunmundomejor@gmail.com web: http://www.xunmundomejor.com.es

Los tres cerditos en bioeducación y educación financiera

Pensando en qué tema realizar el artículo de este mes, mes donde empiezan ya las clases, me ha parecido perfecto seguir con mi línea dentro de la educación pero sumando el tema de la abundancia, del que he estado hablando en otros números.

Así que he pensado reflejar en este artículo todo esto: educación + educación financiera y sumarle la bioeducación. Bio de vida, enfocándolo hacia una educación por la vida, sostenibilidad, ecología… y sumarle además una herramienta muy eficaz para introducir en el campo educativo el visual thinking. 

Uff!!!! ¡Cuántas cosas!, ¿verdad?

¿Y cómo hacerlo de forma muy simple? Pues a través de un cuento, en este caso “Los tres cerditos”, pero con una versión algo diferente. Además os lo voy a narrar acompañado de ilustraciones y conceptos explicados a través de imágenes (visual thinking).

Y antes de empezar con el cuento os explico, aunque sea brevemente, qué es esto del visual thinking, por si hay alguien que no ha oído hablar de esta metodología.

El visual thinking es una variación de los mapas mentales que he explicado en algún artículo anterior. Y aunque al principio solo se usaba en los campos que tiene más que ver con la creatividad, al igual que los mapas mentales se puede aplicar a todos los campos, de hecho cada vez son más los campos en los que se está utilizando desde el diseño, las empresas, el educativo, en la realización de proyectos, para diseñar cursos online, en publicidad, etc.. 

Es una metodología que sirve para organizar y representar ideas y pensamientos a través de dibujos.

Por lo tanto, es ideal para aplicar en el aula ya que beneficiará a todos los alumnos teniendo más atención, más concentración y más memorización a largo plazo. Desarrollando en ellos la parte creativa, con un papel activo protagonista, ayudando a ordenar los conceptos y promoviendo la reflexión del aprendizaje.

Si queremos que nuestros alumnos nos presten más atención y el contenido de lo que se explique se retenga más en la memoria, la representación a través de imágenes será un factor muy importante. 

Y ahí vamos con el cuento…

En esta historia los protagonistas son tres cerditos: Oliver, Sara y Erik. Tres cerditos con personalidades y talentos muy diferentes y con algo común en ellos: ¡las ganas de divertirse!

También comparten el mismo problema. Hay un lobo que los amenaza y les quiere hacer daño.

Así que un día se les ocurrió, como solución, construir una casa para poderse esconder en ella y protegerse del lobo.

Tenían tres opciones para construir su casa. A través del dibujo veréis reflejadas las tres opciones. 

La primera opción es una casa de paja que, como veis reflejado, solo tiene un reloj de arena ya que el tiempo que invertirían es muy poco, lo que significaría que tendrían más tiempo para divertirse, reflejado en 2 sonrisas, y además solo tiene una moneda porque el coste del material sería muy poco.

La segunda opción es una casa de madera y, como veis, tiene dos relojes de arena, ya que en esta construcción necesitarían más tiempo que en la de paja, solo tiene una sonrisa ya que al necesitar más tiempo para su realización tendrían menos tiempo para jugar y divertirse y tiene dos monedas pues el material es más caro que la anterior.

Y la tercera y última opción es una casa de paja con barro, siendo una construcción más fuerte. En esta se necesitaría mucho más tiempo invertido para la construcción y por eso se refleja en el dibujo con tres relojes de arena. Se supone que la diversión se tendría que aplazar por el tiempo invertido en su construcción y hay tres monedas, porque costaría más dinero que las anteriores.

¿Qué opción creéis que eligieron los tres cerditos? Pues como estos cerditos eran un poco holgazanes y solo pensaban en jugar y divertirse eligieron la primera casa, la de paja. 

La construyeron muy rápido y con pocas ganas. Un día vino el lobo y corrieron en seguida a esconderse en la casa de paja. El lobo con un soplido hizo desaparecer la casa y los tres cerditos corrieron todo lo que pudieron para esconderse. Menos mal que el lobo no vio donde se escondieron y no les pasó nada.

Después decidieron construir la segunda casa, la de madera. Pensaron que con esta sería suficiente para protegerse del lobo. Pero también la hicieron con muy pocas ganas. Y cuando volvió a aparecer el lobo, los cerditos se escondieron en ella. El lobo sopló y la casa quedó intacta pero entonces el lobo con todo su mal genio empezó a golpearla con sus enormes patas y consiguió destrozarla. Los cerditos volvieron a correr y afortunadamente consiguieron escapar, pero por muy poco.

Finalmente decidieron construir la tercera casa de paja, combinada con otros materiales y barro.

Oliver decidió antes de construir la casa ir a la biblioteca y consultar algunos libros de construcciones de casas con paja y barro. 

Descubrió que una casa de paja y barro podía ser tan fuerte y duradera como una de ladrillos, además sus materiales eran más respetuosos para el planeta y estos materiales aportaban un aislamiento térmico y acústico muy bueno en la casa. Estudió todo lo relacionado para su construcción y descubrió que este campo le encantaba y además se le daba bien. Entre los tres la construyeron. 

Sara que tenía talentos relacionados con la decoración se le ocurrió la idea de que, ya que estaban construyendo una casa tan fuerte, podían decorarla por dentro de forma que fuese más agradable vivir en ella. A sus compañeros les entusiasmó la idea. Así que empezó dibujando los planos para la distribución interior y después buscaron muebles y cortinas que combinaron con mucho gusto.

Erik se preguntaba en qué podía contribuir él con la casa. Le gustaba mucho dibujar y pintar y se le ocurrió que podían acabar de decorar la casa con algunos cuadros que pudiera realizar. Sus cuadros quedaron preciosos y le dieron un toque especial a la casa.

Ya tenían terminada la casa y no pasó mucho tiempo cuando el lobo volvió. Sopló y dio golpes y golpes a la casa, pero esta quedó intacta. Después de pasar horas y horas dando golpes y viendo que era inútil el lobo se fue. Decidió jubilarse; ya era demasiado mayor para perseguir a los cerditos.

Los tres cerditos estaban muy alegres y disfrutaron muchísimo de su casa. En esta aventura, además, descubrieron talentos que no sabían que tenían.

Si os dais cuenta, los tres cerditos eligieron como primera opción la casa de paja porque era en la que invertían menos tiempo, lo que suponía más tiempo para jugar y divertirse y además en la que invertían menos dinero. Pero finalmente, como no les sirvió, tuvieron que pasar más tiempo al tener que construir las tres y se gastaron más dinero. Si desde el primer momento hubieran elegido la tercera opción hubieran invertido menos tiempo en su construcción y menos dinero se hubiesen gastado. A veces lo que aparentemente parece más barato al final resulta más caro. Al igual que el tiempo invertido. Esta última casa aparentemente suponía también menos diversión, pero lo que descubrieron también estos tres cerditos que, cuando haces algo con ganas y, si además estás usando tus talentos naturales, lo que parece trabajo no lo es porque lo estás disfrutando como si estuvieses jugando. Hay que educar en este sentido y para que piensen más allá de lo aparente. Antes de elegir una opción que la estudien bien porque quizá hay opciones mejores que a simple vista no lo parecen.

Por último comentar que hoy en día se están haciendo unas construcciones de paja y barro fantásticas que realmente no tienen nada que envidiar a las de ladrillo, con todas las cualidades mencionadas en el cuento y con un coste muchísimo menor que una construcción de ladrillo. 

A veces nos complicamos la vida con hipotecas habiendo otras opciones donde disfrutaríamos más la vida a la vez que respetamos más el planeta.

Inscríbete al canal de youtube en el siguiente enlace, en él podrás ver el vídeo de este cuento y muchos recursos gratuitos educativos: Enlace

Visita también la tiendaonline de x un mundo mejor donde podrás encontrar cuentos, manuales, libros, audios y cursos online: Enlace

¿CÓMO APRENDER A SER UNA DETECTIVE DE EMOCIONES?

Publicado en enero de 2018

Por María José Llorach, diseñadora gráfica, terapeuta, investigadora y formada con distintas técnicas en desarrollo personal.

Afortunadamente en la sociedad actual cada vez se está poniendo más de moda el trabajar y entender el papel tan importante que tienen las emociones en nuestras vidas, cosa que me alegro enormemente.

Desde estas líneas os propongo hacerlo a través del libro “Detective de Corazón”.

Un libro que he realizado junto a Emma, una amiga muy especial y gran ilustradora (http://www.artemm.com). Editado por Letrame.

Realmente es hermoso y un verdadero placer trabajar con personas donde conectas tan bien. La colaboración conjunta combinando el estilo de las dos ha dado fruto a un libro visualmente muy atractivo con un estilo característico trabajado en todos los detalles tanto de contenido como de diseño y lo más importante lleno de amor, mucha ilusión y unos toques de creatividad donde pretendemos aportar cosas en la vida de los niños, padres y profesores que lo lean y se atrevan a ser unos verdaderos detectives.

Es un libro diferente, mucho más que una simple historia de detectives. Con una primera parte donde la historia llena de valores nos invita a ser unos verdaderos detectives, averiguando quién es el culpable siguiendo nuestra intuición y aprendiendo a ser detectives de emociones, siendo así también protagonistas de esta historia.

La segunda parte incluye fichas para los niños donde desarrollar la inteligencia creativo-emocional y una visualización creativa; además también contiene una parte teórica para el adulto donde entender cosas importantes y también comprender como guiarlos en esta aventura de entender las emociones.

Para niños de 7 a 12 años aproximadamente, como también para padres, profesores, terapeutas o adultos que estén en contacto con niños. Aunque también serviría para niños un poco más mayores de 12 años por el aprendizaje interior que tiene.

La inteligencia creativa es una inteligencia que a mi parecer se trabaja poco en el campo educativo, sólo en alguna asignatura puntual. No somos conscientes de la importancia que tendría la incorporación de ésta en nuestras vidas, en todos los ámbitos. Cuando usamos nuestra creatividad, nuestra imaginación, estamos usando la misma parte del cerebro que se usa para resolver un problema, para buscar una solución. Un cocinero necesita la creatividad para inventar una nueva receta, un profesor para inventar nuevas formas de enseñanza que lleguen más a sus alumnos, un padre una nueva forma donde llegar más a su hijo, etc… Si deseamos un mundo mejor, necesitamos crear cosas nuevas. Si hacemos y enseñamos como siempre se ha hecho obtendremos la misma realidad. Tenemos que dejar que nuestros hijos, nuestros alumnos desarrollen su imaginación para crear un mundo mejor.

Y la gestión emocional ya en MAYÚSCULAS. Para que nuestro cerebro funcione al 100% y encontrar soluciones a cualquier cosa que surja, el cerebro tiene que estar en armonía.

Si tenemos algún bloqueo emocional o cualquier tipo de estrés, nuestro cerebro entra en estado de supervivencia, activando sólo algunas zonas y desactivando otras, lo que hace que éste no funcione correctamente o al máximo de lo que pueda dar. Lo que puede afectar incluso en el rendimiento académico.

En este libro se dan ideas de como incorporar la creatividad y la gestión y comprensión emocional en cualquier asignatura ya sea dibujo, castellano, valenciano, inglés, ciencias sociales, naturales, etc.

¡¡Os invito a que os atreváis a ser verdaderos detectives de emociones!!

Enlace donde podéis encontrar más información del cuento “Detective de corazón”:

Enlace para más información del cuento

¡¡Despierta!!, un cuento para trabajar el tema de la muerte en los niños.

Publicado en noviembre 2018

No es fácil hablar de la muerte, de todas las emociones que nos envuelven referente a este tema y aún menos hablando con los niños.

Si soy sincera siempre ha sido un tema que nunca me ha gustado y en algunas épocas de mi vida he sentido mucho miedo sólo de pensar en ello sobre todo cuando era pequeña y ahora de adulta sigo teniéndole mucho respeto.

Nunca se me pasó la idea de poder hacer algún proyecto referente al tema y menos un cuento. Todo esto cambió cuando realicé un taller “Vivir la muerte para vivir la vida”. Desde aquí agradecer a Yolanda y Katrin por el magnífico taller y a todos sus componentes. Un taller con vivencias que guardo en mi corazón y que me hizo comprender lo importante que es aprender a vivir. Porque cuando hablamos de la muerte estamos también hablando de la vida, de aprender a vivir, de disfrutar de la vida. En el taller Yolanda me sugirió la idea de realizar un cuento sobre el tema y lo que en un principio fue un rotundo NO acompañado de una revolución emocional en todo mi cuerpo, me di cuenta que esa revolución en mi cuerpo me estaba diciendo algo diferente al NO. Cuando algo no resuena en nosotros es algo que no nos interesa, sentimos indiferencia, lo tenemos claro y se va de nuestra mente. Pero si nuestro cuerpo se revoluciona nos esta indicando algo más. Todo lo vivido en el taller me hizo quitarme gran parte de mi miedo referente al tema y comprender esa conexión a la vida, a aprender a vivir. Así que al final sentí que quizá era más importante de lo que yo pensaba escribir e ilustrar un cuento sobre este tema y que además no tenía por que ser un cuento triste.

Ha sido un gran reto para mi. Es un tema aparentemente no agradable, un tema delicado y muchas veces lo tratamos como tabú, escondiéndolo, sobre todo a la hora de hablarlo con los niños. Sin embargo esto es un error. La muerte es parte de la vida, está en el día a día y los niños necesitan comprenderlo. Es necesario hablar de ello sobre todo expresar lo que se siente para que se pueda vivir como algo natural, sin miedo, con el menor sufrimiento. A veces el dolor es inevitable, pero el poder comprender, expresarlo ayuda a superar el duelo.

El cuento se ha creado para ayudar a tratar este tema de una forma original, natural y bella.

Cada cambio en la vida es una muerte, pero con la muerte hay un nuevo renacer.

La muerte tiene su lado oscuro pero también su lado de luz. Ya que su polo opuesto es la vida. Cuando el tema de la muerte se ha integrado correctamente, ésta nos enseña a vivir. Por eso el cuento habla sobretodo de despertar. De despertar a la vida, a las oportunidades, a los sueños, a la presencia, al amor. De ahí su nombre !!Despierta!! El cuento nos invita a vivir plenamente siendo conscientes de cada momento de la vida. Nos hace comprender que esa estrella que somos, a veces brilla y otras no tanto, y que la vida es muy corta para no dejar que brille.

En el cuento aparece un hilo violeta representando simbólicamente ese hilo invisible que nos une con todo y del que esta hecho nuestra estrella, ese hilo que tejemos que nos lleva a crear nuestra vida tal como la pensamos y sentimos.

Sus ilustraciones llenas de mensajes invitan también a que se sientan y se interpreten dentro y fuera de la lectura del texto.

Un cuento para niños, para adultos, para los que se van, pero sobre todo para los que nos quedamos. Un cuento que quiere rendir homenaje a los ciclos de la vida, a todo cambio, incluida la muerte. Nos acerca a este tema de una forma natural, dulce, hermosa, llena de imaginación, de fluidez. Pero sobretodo su intención es que despertemos a la vida, a las oportunidades, a los sueños, a la presencia, al amor.

La narración esta inspirada en la historia personal de mi amiga Olga quién acompañó a su abuelo en los últimos días de su vida. Desde aquí agradecerle que compartiera conmigo su vivencia tan hermosa. Por que en su historia esta la experiencia real de poder vivir el acompañar en los últimos días de la vida desde la pura inocencia, el amor incondicional, la paz y la alegría.

Para completar el cuento, en la última página he añadido cuatro ejercicios para desarrollar la inteligencia creativo-emocional en los niños: un ejercicio para que el niño pueda hacer un duelo, otro para trabajar los sueños, para trabajar los aspectos de nosotros que no nos favorecen y para trabajar las emociones positivas.

Y con el fuerte deseo de aportar paz y naturalidad referente a este tema en los niños, me despido hasta el próximo artículo.

Para más información del cuento pulsa el siguiente enlace: Enlace para más información del cuento