Conecta tu propósito de vida con tu camino profesional

Hacía meses que no escribía y una voz de dentro ya me estaba diciendo: -coge el teclado que toca volver a escribir-. Cuando algo forma parte de ti no puede estar dormido durante mucho tiempo.

Me siento afortunada porque todo lo que hago en mi campo laboral me apasiona pero la escritura es algo que no puedo olvidar o dejar a un lado. Cuando algo de dentro de ti te llama y no le haces caso, la vida te da mensajes sutiles por todos lados si realmente quieres verlos y escucharlos. Por poner un ejemplo, algo que me he dado cuenta es que la mayoría de películas que miro en un porcentaje muy alto los protagonistas son escritores, y de verdad que no las elijo a propósito.

Empiezo así el artículo porque me gustaría hablar del propósito de vida que cada persona tiene en relación a los estudios o campo profesional y para ello es importante escuchar nuestro interior y esos mensajes sutiles que nos envía la vida.

El viernes pasado Neus y yo hicimos un curso para adolescentes y jóvenes: “Conecta tu propósito de vida con tu camino profesional”. Desde aquí agradecer a todos los participantes por la experiencia tan grata que vivimos. Ver cómo se les ilumina la cara cuando entienden algo que les está afectando y no habían sido conscientes hasta entonces; o cuando entienden que cualidades o talentos forman parte de ellos de forma innata, no tiene precio.

Según mi sentir y mis creencias en la vida tenemos varios propósitos: unos tienen que ver con aprendizajes que tenemos que hacer para evolucionar como individuos y otros tienen que ver con esos talentos únicos con los que nacemos, y que no están ahí por casualidad. Estas cualidades están para algo, tienen que ver con nuestro propósito en el campo profesional. Y muchas veces estos dos propósitos, el de evolución como individuo y el profesional, están unidos. Mi opinión y mi sentir tampoco es que tenemos solo un propósito profesional. Podemos tener varios porque de estos propósitos depende nuestra evolución. Y os voy a poner el caso tanto de Neus como el mío.

El caso de Neus por ejemplo es muy interesante por el contraste. Ella estuvo trabajando durante años en el campo de investigación en laboratorios. Su campo era totalmente científico hasta que una crisis personal la llevó a un campo totalmente diferente, el de la espiritualidad. Hay personas que piensan que la ciencia y la espiritualidad son totalmente diferentes y que por supuesto no se pueden unir. Pero esto no es cierto. Según mi opinión, uno necesita del otro.

La ciencia es un proceso de análisis. Existe una cuestión por resolver, y una hipótesis sobre ello que hay que verificar. La espiritualidad forma parte de lo que somos y no podemos dejarla a un lado. La espiritualidad en una definición simple sería el conocimiento y aceptación de la esencia inmaterial de uno mismo. Se podría decir que es algo invisible que también se podría describir como energía y que la ciencia también está estudiando, más concretamente la física cuántica. Por lo tanto, ciencia y espiritualidad o energía, si quieres llamarlo así van de la mano. Se necesitan para poder comprender lo que somos y cómo funcionamos. Sin un autoconocimiento real de lo que somos no podemos evolucionar y dar solución a las cosas que nos suceden.

Tenemos diferentes sentidos: olfato, vista, tacto, oído, gusto pero también un sexto sentido que muchas veces olvidamos: la intuición. La intuición forma parte de nuestra biología, es algo esencial en los animales para su supervivencia. Pero entonces, ¿porqué no la tenemos en cuenta, llegando incluso al olvido en algunas personas?

La intuición es esa voz sutil de la que hablaba al principio, cuando te escuchas y quizá estás sintiendo que tu realidad no es coherente a lo que sientes.

En el taller Neus a través de su intuición pudo conectar con esas voces interiores de cada uno para expresar lo que ellos no se atreven a decir o no acaban de creer de sí mismos. Conectó con parte de sus talentos únicos, con los que nacieron y tiene que ver con su propósito en su campo laboral. Mi papel en el taller era unir esa parte intuitiva con su propio autodescubrimiento y autoconocimiento, llevando ese propósito a lo real para poder materializarlo. Para ello utilicé el coaching con playmobil. Con los playmobil unimos los dos hemisferios cerebrales: el derecho a través de la simbología y las emociones que nos producen los muñecos y el izquierdo cuando a través de unas preguntas y un acompañamiento nos damos cuenta de las cosas y buscamos recursos o acciones para poder llevar a término nuestro propósito.

En el taller salieron temas muy interesantes. Os explico algunos de ellos pero salieron muchos más.

Un adolescente no acababa de aceptar una de sus cualidades innatas que es la conexión y la facilidad que tiene en entender la música. Su bloqueo estaba en creer que solo se puede conseguir a través de una exigencia elevada. Esto es un tema muy recurrente: el creer que solo hay una forma de conseguir las cosas y es en base al esfuerzo y el sacrificio. Aquí está el error. Hay otras formas donde tú puedes equilibrar todas tus áreas de la vida sin sacrificar nada. De hecho en el equilibrio y en buscar tu forma de hacer las cosas es donde radica el éxito.

En el taller otro adolescente que está estudiando informática, se vio claramente que su propósito, sus cualidades innatas, tenían más que ver en guiar a las personas a través de un entrenamiento o coaching con la unión de cuerpo (entrenamiento en el gimnasio), alimentación sana y mente.

Cuando pensamos en una profesión pensamos de forma limitada. Por ejemplo, en el caso de este chico solo contemplaba el ser profesor en un gimnasio sin darse cuenta que puede unir diferentes cosas como las que se vio en el taller. A través del entrenamiento del cuerpo puede ayudarles a superar sus limitaciones y trabajar su autoestima con un acompañamiento tipo coaching (trabajando su mente, sus creencias) y un cuidado de salud (con la alimentación).

Según mi opinión nada es un error aunque estudies algo que no tenga que ver contigo, con tu propósito. Si esto sucede es porque algo tenías que aprender de esa experiencia. Sin embargo la vida es corta, ¿porqué desaprovechar el tiempo en algo que no tiene que ver contigo?

El que saques una buena nota en una asignatura no es garantía que tenga que ver contigo. Tampoco es una garantía a tener éxito elegir una profesión porque ahora está de moda y hay mucha demanda. Si no tiene que ver contigo, con tu propósito no te llevará al éxito. La única forma de sacar el máximo potencial y realmente destacar en ello es que realmente te apasione, que tenga que ver contigo. Ahí te puedes pasar horas y horas, y no será nunca un sacrificio sino un placer.

También puede suceder lo que me ocurrió a mí. Estudié diseño gráfico y cuando nacieron mis hijos, se despertó en mí una gran necesidad de dar soluciones a la parte emocional. Empecé hacer formaciones de desarrollo personal y me di cuenta que podía unir la parte creativa, de diseño con el desarrollo personal. Así que me reinventé, uniendo estás dos partes con la escritura y con proyectos educativos. Ahora me doy cuenta que para poder desarrollar mi propósito laboral fue muy importante el haber estudiado diseño gráfico. Así que todo tiene un para qué.

Desde aquí te invito a que conozcas nuestros talleres y puedas experimentar la magia de conectar tu propósito de vida con tu camino profesional.

Infórmate de las nuevas fechas del taller en: proyectosunmundomejor@gmail.com – Tel. 660 695 194

También puedes concertar sesiones individuales.

¿Cómo ser feliz y sacar mejor rendimiento en los estudios? Segunda parte.

Este mes os comparto la experiencia de otro adolescente en el taller que realicé estas pasadas navidades con el tema “¿Cómo ser feliz y sacar mejor rendimiento en los estudios?”.

Si vais al artículo anterior podréis leer la experiencia de uno de los participantes y en este tenéis la de otro. Al leer los dos podréis comprobar cómo siendo el mismo taller, trabajando el mismo tema, las experiencias son diferentes. El motivo es porque cada persona es diferente, le afectan cosas diferentes y la solución por lo tanto también es diferente.

Recuerdo que en el taller, simplemente guío y acompaño con una metodología de PNL y coaching basada en preguntas concretas aplicado a los muñecos de playmobil, conectando con mi propia sabiduría y despertando la sabiduría de la persona que trabaja su tema.

A través de la simbología de los muñecos se trabajan los dos hemisferios cerebrales: el derecho, a través de la emoción que les produce el muñeco y su simbología; y el izquierdo, cuando lo relacionan con algo referente a su vida y al concretizar los recursos y acciones que hay que realizar para alcanzar sus objetivos.

Las tomas de conciencia siempre son de ellos.

El objetivo que quería trabajar esta adolescente era sacar mejor nota de una asignatura que la habían aprobado muy justa pero sobretodo quería no tener tanta tensión y agobio con los exámenes sacando igualmente buenas notas. Se trataba de una adolescente que exceptuando el cinco en una asignatura todas las demás eran prácticamente notables y sobresalientes. Pero su autoexigencia y agobio la había llevado durante ese trimestre ha tener estados de ansiedad y las pulsaciones más altas de lo normal cosa que es peligroso para la salud.

Antes de explicaros su experiencia y sus tomas de conciencia con el ejercicio me gustaría comentar la importancia tanto de padres y profesores de entender que lo curricular nunca puede estar antes que la salud. Son muchas las cosas que se pueden hacer para controlar la parte emocional, pero desde mi experiencia y viendo los casos que me han venido muchas veces la exigencia del profesor o del padre es demasiado alta. A veces los adultos no somos conscientes de la presión por la que están sometidos.

A continuación explico la experiencia de la chica en el taller y sus tomas de conciencia.

Los muñecos que eligió la adolescente representándola actualmente con el problema o el objetivo no cumplido fue el número 78 y 59.

Las tomas de conciencia en la figura número 78 fue la siguiente:

Comentó que no prestaba atención. Estaba despistada, con la atención en el exterior, en lo que dicen los demás. Cuando le pregunté el porcentaje de lo que su cerebro estaba aprovechando su capacidad intelectual dijo que era de un 10 por ciento.

En la figura número 59 las tomas de conciencia fueron las siguientes:

Esta figura se protege con el paraguas. Al estar protegida se siente más tranquila. La protección era frente a lo que dicen los demás y aquí afecta tanto a profesores, familiares como amigos. El porcentaje en el que está aprovechando su capacidad intelectual era un 50 por ciento. En está había aumentado el porcentaje por estar protegida, aún así era baja.

En este ejercicio se vio claramente como la influencia externa estaba afectando en su rendimiento, concentración y su estado emocional. Esa presión le estaba haciendo daño.

Después tuvo que elegir un muñeco o varios que la representaran con su objetivo cumplido.

Los muñecos que eligió fueron el 10 y 11 juntos, el 73 y el 45.

Las tomas de conciencia con los números 10 y 11 fueron las siguientes:

Estás figuras hacen las cosas con ganas y se sienten muy felices. Las figuras se hacen buena compañía. Las figuras saben que lo hacen bien. Y el porcentaje en el que sentía que estaban aprovechando su capacidad intelectual era de un 99 por ciento. Por lo tanto algo muy importante para ella es la compañía, cuidar bien con quién se rodea y sentirse segura, saber que sabe hacerlo bien.

Las tomas de conciencia con el número 73 fue el siguiente:

Con esta figura se dio cuenta que el cambiar de espacios le ayuda, como viajar o ir a distintos lugares o paisajes. Esto le abre la mente. Esta figura aunque es un niño sabe conseguir lo que quiere, sabe cómo conseguirlo y cómo guiarse. Cree que puede hacer las cosas bien. Otra vez se repite al igual que la anterior figura, su forma de pensar con un enfoque positivo, sabiendo que puede hacer las cosas bien. El porcentaje de aprovechamiento de su capacidad intelectual en esta figura era del 90 por ciento.

Fijaros lo importante que es el diálogo interior, lo que creemos de nosotros afectará a la capacidad del rendimiento intelectual. Y con la elección del siguiente muñeco nos lo vuelve a confirmar.

La toma de conciencia con el número 45 fue el siguiente:

En este muñeco, su edad no le impide que sea capaz con todo lo que se le pone por delante, siendo capaz de afrontarlo todo. En esta figura sintió mucha valentía. Su capacidad intelectual estaba en el 100 por ciento.

Me fascina comprobar en estos ejercicios prácticos como todo lo que he estudiado en formaciones de neurociencia o neurodidáctica se comprueba; el cómo el estado emocional y mental, nuestro diálogo mental repercute en nuestro intelecto. Porque sabiendo lo que le afecta podemos corregirlo.

María José Llorach, terapeuta de PNL y Coaching Creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora. http://www.xunmundomejor.com.es

Enlace para más información sobre las sesiones y talleres de Coaching con muñecos de playmobil: https://xunmundomejorweb.wordpress.com/trabajo-terapeutico/coaching-con-playmobil/?preview_id=2937&preview_nonce=49c511b8fb&_thumbnail_id=-1&preview=true

También mentorías o sesiones individuales para adolescentes tanto online como presencial. Infórmate al tel. +34 660 695 194 o al email: proyectosunmundomejor@gmail.com

Érase una vez una navidad ecológica y con valores…

Érase una vez una niña que tuvo un sueño muy especial unos días antes de navidad. Un sueño donde los personajes de sus cuentos se le aparecían para darle unos mensajes importantes.

El primero que apareció fue Drago, uno de los protagonistas del cuento “Alma de cuento”. Drago le habló de la importancia de hacer regalos ecológicos y con valores para las navidades. Este, gran amante de los libros y con el conocimiento de saber por experiencia cómo realmente un cuento puede cambiar las vidas de las personas, le recordó la importancia en estas fechas de regalar libros y cuentos con valores. La niña lo sabía muy bien, sobre todo al haber leído el cuento donde Drago era protagonista.

La niña se observó y se maravilló al ver que llevaba un vestido de princesa muy original: con un gorro de lana hecho a mano, un jersey tipo corsé al estilo medieval y una falda de bailarina.

En el sueño paseaba por bellos paisajes en la edad media como en el cuento. Se le apareció la mariposa azul y el hada de este cuento recordándole la importancia de la imaginación para embellecer la vida. —¡Usa tu creatividad e imaginación para hacer regalos ecológicos donde el material de estos no sea causa del deterioro del medio ambiente! —le dijo el hada. Y le sugirió varias ideas:

—Usa papel de regalo reciclado donde puedas dibujar y realizar ornamentos para que sea más atractivo, y busca lazos para adornarlo.

Hay que hacer regalos útiles que en poco tiempo no vayan a parar a la papelera.

Regala objetos hechos a mano: como tu gorro, una tarjeta dibujada y escrita por ti con un mensaje donde reflejar el cariño hacia la otra persona, adornos para el árbol de navidad con materiales reciclados, etc.. Estos adornos para el árbol pueden ser personalizados para cada miembro de la familia. Se podrían hacer por ejemplo con hilo de cuerda y cartón. En el cartón haz la silueta de una estrella, corazón o el dibujo que desees, adornándolo y personalizándolo. Siempre usando material reciclado o natural. Detrás incluso puedes escribir qué es lo que más te gusta de esa persona.

Otras ideas serían también a quién le gusta coser hacerle un calcetín de Papá Noel, un cojín navideño con diseños creativos, una muñeca de tela y un largo etc.

Otros regalos válidos con materiales sostenibles para el planeta podrían ser joyas con materiales naturales como plumas, madera, hilo, piedras naturales… También valdrían cremas para la piel con esencias naturales, incienso hecho a mano, cajas de madera para guardar cosas especiales, tablas de madera con mensajes positivos para adornar la casa y mantener a la persona en un estado mental y emocional positivo…

Si lo piensas bien hay infinidad de regalos donde usar materiales reciclados o sostenibles para el planeta añadiendo los valores y expresando a través de ellos el cariño y el amor. Solo se necesita parar y usar un poco la imaginación.

La niña, en el sueño, continuó paseando por un valle y pronto se encontró a otro personaje que le resultó familiar. Era Gallo, del cuento en la selva de Yuma. ¡Cómo recordaba ese cuento! Se lo regaló su madre las pasadas navidades; un cuento con valores, ideal para regalar en navidad ya que su historia empieza en nochebuena. Gallo le recordó algo muy importante de su cuento.

—Las Navidades son días muy especiales donde compartir con los seres que más quieres y son momentos donde reflexionar sobre los personajes que estamos interpretando en la vida. Hay que sentir si estos personajes son coherentes a quién realmente somos o nos estamos influenciando por una parte social que nos aleja de nosotros y de lo que verdaderamente es importante en la vida.

La niña despertó del sueño. Se quedó un momento reflexionando sobre lo que le habían transmitido los personajes de sus cuentos en el sueño, se levantó de un saltó y fue corriendo a buscar a su madre.

—¡Mamá! Ya sé que regalo quiero que les traigan a mis primos estas navidades en nuestra casa: el cuento “En busca de héroes”. ¡Es el regalo perfecto! Siempre están jugando a héroes pero se golpean y me ponen de los nervios. ¡Eso no es ser un héroe! En este cuento descubrirán que es ser un verdadero héroe. Además les haré una felicitación dibujándolos como héroes y escribiendo todos los dones que sé que tienen en su interior.

Y yo me voy a convertir en la heroína de unas navidades ecológicas. Para ello necesitaré de gran valor para ser yo misma. Además quiero ser un ejemplo con mis amigas para que entiendan que hay regalos que mejoran el mundo y otros digamos que hacen lo contrario.

P.S. En el artículo se mencionan personajes y cuentos publicados y a la venta en Por un mundo mejor. También los puedes encontrar en Amazon.

Enlace de la tiendaonline de x un mundo mejor

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora. http://www.xunmundomejor.com.es

¡¡Pon voz a tu vida!!

Poner voz a tu vida es la única forma de ser feliz, de vivir en coherencia, de tener paz y éxito, de relacionarte bien con los demás, de seguir tu propósito y de poner tu granito o montaña de arena para alcanzar un mundo mejor.

Poner voz a tu vida es conocerte, saber que tus emociones siempre son correctas: no importa si estás enfadado, triste o frustrado… Todo es correcto y hay que dejar que las emociones se expresen. Estas te están dando información, solo tienes que escucharlas para saber qué mensaje te están dando y qué acciones necesitas tomar, siempre desde su escucha, la escucha profunda de tu corazón. Y, a veces, solo podrás acceder a esta escucha atravesando la emoción; no siempre es fácil, pero la recompensa es inmensa.

Poner voz a tu vida es escuchar a tu corazón auténtico fuera de toda creencia a la que hayas cedido tu personalidad y para ello hay que tener mucha valentía. A veces, es necesario perderse para poder encontrarse.

Poner voz a tu vida es también decir que NO cuando sea necesario; es quererse, es expresar lo que uno siente sin querer convencer a nadie, simplemente con el derecho con el que hemos nacido de poder expresarnos. También es decir adiós a lo que ya no sirve en nuestra vida y dar la bienvenida a lo nuevo. Poner voz a tu vida es expresar, pero también es escuchar: a ti y a los demás, fuera de toda creencia y sintiendo la esencia de cada persona.

Poner voz a tu vida es saber que eres perfecto sin ser perfecto y es estar desnudo frente a tu verdad, que no tiene que ser la misma que la de los demás. Es tener la suficiente valentía para saber quién eres en realidad y mostrarte en tu autenticidad. También es conocerte y conocer tus talentos únicos, con los que has nacido y que tienes el deber de compartir con el mundo, pues este necesita de ti, de tu valentía.

Todos tenemos una forma diferente de contribuir al mundo, desde pequeñas a grandes acciones teniendo la misma importancia, y esta forma de contribuir al mundo es tu voz. Esta voz puedes expresarla de muy diferentes formas: hablando, escribiendo, cocinando, siendo madre o padre, panadero, médico, conductor, profesor… Todos tenemos una forma determinada de expresar esta voz, haciendo que sea única y aportando un algo esencial al mundo.

Desde estas palabras, te invito a que descubras y uses tu voz, aquella que el mundo necesita de ti.

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora. Con 14 entre cuentos y libros publicados. (Los puedes conseguir en amazon) http://www.xunmundomejor.com.es

Invertir en uno mismo

Los beneficios de invertir en uno mismo son infinitos. Cuando hablo de invertir, me refiero al abanico inmenso de posibilidades disponibles que existen. Creo que la gente no es consciente de cómo esta acción puede cambiar su vida. Por este motivo quiero hablar de ello en este artículo.

Podemos cambiar el rumbo de nuestra vida y crear aquello que está en resonancia con nuestra alma; un paso importante para ello es invertir en uno mismo. Esta inversión puede darse de diferentes formas:

– Dándonos un espacio, un tiempo para ir hacia dentro y sentir todo aquello que no está alineado con nosotros, lo que nos hace bien y lo que no. Este ir hacia dentro nos ayuda a conectar con quiénes somos y con nuestros talentos únicos; y a saber cómo estamos y en qué punto de partida nos encontramos para, después, tomar las acciones que sean necesarias para cambiar aquello que sea importante cambiar. Esta inversión en espacio y tiempo es fundamental porque, muchas veces, organizamos la agenda para cumplir todas nuestras obligaciones, tanto en el hogar o en una rutina de estudiante como dentro del trabajo; pero nos olvidamos de dejar un tiempo para reflexionar si vamos bien o si hay algo que mejorar o pulir, o para poder solucionar problemas que puedan aparecer. A menudo ocurre que no conseguimos el éxito, sin importar el área que sea, porque, simplemente, no nos hemos dado ese tiempo. De excusas podemos darnos infinitas: no puedo quitarle tiempo a otra cosa, no dispongo del suficiente… Lo cierto es que siempre existe la forma si le ponemos intención. De hecho, nuestro cerebro funciona así: si creemos que algo es imposible, será imposible y no veremos más allá; pero, si ponemos la intención de resolver algo, más pronto o más tarde nuestro cerebro nos dará una solución. Esta solución puede venir desde dentro, desde una fuente exterior o en forma de inspiración.

– Invertir en aprendizaje, formación, cursos, libros, etc., es algo que siempre hay que hacer.

Alguien podría poner como excusa el dinero pero, precisamente en la época en la que vivimos, tenemos muchísimos recursos gratuitos. Y, si es una formación específica que sientes que necesitas y no tienes el dinero, te puedo asegurar que, si pones la intención de hacerlo, la vida te sorprenderá y te lo facilitará de un modo u otro. Como una amiga que tengo, que quería hacer una formación pero su precio era altísimo y no tenía el dinero para poder pagarlo. En su mente, le parecía imposible poder disponer de ese dinero para poder realizarlo pero, aun así, no se rindió, y finalmente llegó a un acuerdo con los de la formación e hizo un trueque mediante el cual ambos se beneficiaron mutuamente. Este curso cambió el rumbo de su vida.

A veces sentimos que tenemos que hacer ciertas acciones en nuestras vidas: es como si nuestra intuición nos hablase pero la lógica nos dijera que es imposible. Os puedo asegurar que, si os guiáis por la brújula de vuestro corazón, nunca os equivocaréis y siempre encontraréis una forma de poder hacerle caso.

En este apartado también entra la inversión en el desarrollo personal y aquí hablo en mayúsculas. Porque cualquier cosa que invirtáis en este sector puede acelerar vuestro proceso y su resultado. Cada vez se le está dando más valor e importancia, pero aún considero que estamos a años luz. Desde mi punto de vista y sentir es urgente potenciar el desarrollo personal en todos los sectores: personal, familiar, laboral, en la educación… Cómo se trabaje no importa; ya sea de forma autodidáctica, en sesiones terapéuticas, en cursos de autoconocimiento o desarrollo personal, PNL, coaching, gestalt, constelaciones familiares… Lo importante es invertir en ello, porque es ahí cuando verdaderamente inviertes en ti. Este campo te ayuda a conseguir tus metas más fácil y rápidamente, pero lo más importante que consigues es tu evolución personal. Ahí es donde se encuentra la máxima felicidad.

– Y no quiero terminar sin antes comentar la inversión en la alegría, el ocio, el humor, los placeres de la vida, el equilibrio, el descanso… Nos olvidamos muchas veces todo esto poniendo como lo único importante el deber, las obligaciones y las responsabilidades. Sin embargo, sin este apartado nunca alcanzaremos el éxito y bienestar en nuestras vidas, además algo se perderá por el camino: la salud, la felicidad, alguna relación personal… El equilibrio es sumamente importante en nuestras vidas, también lo es invertir en el placer.

Cuando hablamos del ocio y los placeres se puede malinterpretar, pues algunas personas, para huir de sus problemas, se refugian ahí, incluso en placeres destructivos. Se trata de una vía de supervivencia emocional, pero tiene una consecuencia negativa porque, cuando vuelven al día a día, no solo no les ha ayudado a mejorar sus problemas sino que se han agravado. Cuando yo hablo de ocio y placeres no me refiero a ese tipo de “placeres”, me refiero a permitirnos a nosotros mismos nutrirnos de todo aquello que nos eleva el alma y nos recarga de energía, que nos equilibra y armoniza, para después estar fuertes ante cualquier obstáculo que nos encontremos. A veces, es importante para ello incluso permitirnos ciertos deseos banales. Es mucha la gente que esto no se lo permite lo suficiente, ya que detrás hay muchas creencias negativas equivocadas; pero es algo muy necesario y un ingrediente básico si queremos tener éxito y felicidad en nuestras vidas.

Me despido incitándote a invertir en ti, ¡sé un ejemplo para los demás!

Sesiones de PNL y coaching creativo. Más información en este enlace: https://xunmundomejorweb.wordpress.com/trabajo-terapeutico/

Tomas de conciencia sobre mi maternidad y mi campo laboral con lego

A través de un acompañamiento a modo de PNL y coaching con dos construcciones de lego podemos hacer unas tomas de conciencia que nos sorprenderán y nos pueden ayudar frente a cualquier obstáculo que se nos puede presentar hacia los objetivos que nos planteemos. Este objetivo puede ser en cualquier campo: laboral, estudios, de relaciones y también en el campo de maternidad o paternidad.

En este artículo os compartiré una sesión realizada en tema de maternidad y sus tomas de conciencia con construcciones de lego.

Como herramienta me encanta, al igual que los playmobil, ya que conectamos con nuestro niño/a interior y siendo padres es ideal para trabajar temas relacionados con nuestros hijos. A veces tenemos que dejar la seriedad y tomarnos las cosas como un juego. Como dice Carlos González Pérez “el arte de jugar la vida”. Si seguiríamos sus consejos quitaríamos muchos dramas y sufrimientos en nuestra vida.

La sesión era con una madre y el tema a trabajar: la vivencia de no poder disfrutar lo suficiente de sus hijas por el hecho de que sentía que la maternidad le impedía desarrollarse en el campo laboral. La experiencia resumida fue la siguiente:

La primera construcción era una losa gris al suelo con sus dos hijas y al lado una figura que representaba su energía, otro obstáculo frente a su objetivo, ya que muchas veces sentía que le faltaba.

Lo primero fue felicitarla por su sinceridad a la hora de expresar lo que sentía, si no se es sincero con lo que sentimos y lo que nos pasa es imposible transformarlo. Mucha gente no hace nada por creer que no hay más, que no se puede hacer nada o que es normal. Las emociones nos dan información de la incoherencia con la que vivimos y hay que escucharlas.

Le hice sentir a sus hijas. A veces pensamos que somos malas madres o pensamos que nuestros hijos no están bien y cuando los sentimos de verdad nos damos cuenta que no están sufriendo tanto como pensábamos, simplemente hay que corregir algunas cosas para estar mejor.

La segunda construcción representaba su campo laboral realizado, una construcción que aunque tenía muchas piezas con un camino no perfecto le producía una sensación de belleza, alegría y realización. Con un acompañamiento en base a preguntas e indagación interior llegó a la conclusión que esa construcción tenía una llave, sus hijas y la misma construcción formaba parte de su proceso con ellas. A veces lo que vemos como obstáculo es en realidad lo que nos da los recursos para alcanzar lo que deseamos. Sus hijas iban a formar parte de un proceso interior que sería el que le llevaría a esa realización en el campo laboral.

Representó lo que impedía ir de una construcción a otra con dos figuras: una representaba la feminidad, el concepto que tenía equivocado o impuesto por el exterior de cómo hay que ser como madre y qué es ser una mujer, y la otra figura representaba el estrés. El estrés es un factor también que nos impide disfrutar de la vida, que nos quita mucha energía y nos puede ocasionar muchos problemas en diferentes campos: salud, relaciones con los demás, etc… Es muy importante equilibrarnos, escuchar nuestro cuerpo y sentir qué es importante y lo que no es. Incluso en ese afán de ser alguien en el campo laboral muchas veces hacemos sobre-esfuerzos que ni son necesarios para conseguir nuestra meta (todo lo contrario) y además nos ocasionan secuelas en nosotros y en nuestra familia. Hay una forma natural y sin esfuerzos de hacer las cosas que es precisamente la que nos acerca a lo que deseamos y no al contrario.

Y el recurso que necesitaba para llegar a la segunda construcción lo representó con un superhéroe, la valentía. La valentía para tomar decisiones.

Así de mágico es una sesión con lego. Y cada construcción es una historia diferente que nos va llevando a unas tomas de conciencia diferentes, a una coherencia interna y un hacer desde nuestra conexión a nuestro corazón auténtico.

Si quieres información sobre una sesión presencial u online de PNL y coaching creativo pulsa este enlace: Enlace

Para información sobre los proyectos educativos el siguiente enlace: Enlace

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora. http://www.xunmundomejor.com.es

En busca de héroes. Un cuento sobre la verdadera valentía.

En un mundo lleno de estímulos por todos lados, a veces con informaciones positivas y otras no tanto, el cuento pretende recordarnos cuáles son los verdaderos valores. Usar el cuento como herramienta para reconectarnos con nuestro corazón y alejarnos de la idea de qué es ser un verdadero héroe: es alejarse de los estereotipos de los héroes de cómics y películas, donde para ayudar a los demás tienes que luchar y pelear. Eso en realidad sólo esconde una gran inseguridad donde hay que demostrar ser el más fuerte.

Hoy en día se puede observar cómo muchos de los juegos de los niños son a base de peleas, en las que muchas veces acaban haciéndose daño. Este es el motivo por el que escribí este cuento, para prevenir estas situaciones y mostrar otra forma de ver la figura del héroe, donde la fuerza queda en la prehistoria y evoluciona hacia otro lugar.

El cuento expone cuál es la verdadera valentía. Habla de que un verdadero héroe es aquel que no necesita pelear para ganar, es aquel que usa su inteligencia y el corazón para afrontar las cosas, que ve más allá de las apariencias y que reconoce sus errores y los enmienda…

El cuento es una invitación a buscar al héroe que se esconde en cada uno de nosotros, así como a encontrar nuestros talentos únicos; porque todos sin excepción los tenemos y, a veces, nos pasamos la vida sin saber cuáles son.

Aquí entra el trabajo del adulto para ayudar al niño a descubrirlos y potenciarlos; pero esto no se puede hacer sin haber descubierto los nuestros propios. Como padres, nuestra primera misión es estar en conexión con nuestra esencia, con quién realmente somos, cumpliendo nuestros propios sueños para dejar libres a nuestros hijos de elegir su propio camino y no desear que sean lo que nosotros no pudimos ser o no pudimos hacer. Con este enfoque es con el que estoy realizando parte de algunos de mis talleres y cursos para padres.

Nuestras creencias son también algo muy importante a tener en cuenta, ya que pueden ayudar o pueden impedir tener una buena conexión con nuestros hijos: el tener una buena conexión con ellos es una llave muy importante para su bienestar.

Después de la lectura del cuento se invita a hacer una reflexión. El adulto, a través de las imágenes a modo de metáfora, puede ayudar al niño a reflexionar sobre ellas explicando qué le parece lo que nos quieren mostrar o enseñar.

A través de la historia niños y padres pueden identificarse con alguno de los protagonistas para inspirarse en una mejor versión de ellos mismos y sacar la valentía para ser uno mismo, más allá de lo que cultural y socialmente está aceptado.

A veces es necesario ser un héroe por el bienestar de nuestros hijos y el nuestro propio y poder garantizar el tener una vida abundante; porque solo con una coherencia interna podemos vivir realmente en la abundancia, y se necesita de mucho valor para vivir desde esa coherencia.

Cinco niños son los protagonistas del cuento, con personalidades muy diferentes entre ellos, con talentos interiores muy especiales, desarrollando sensibilidades intuitivas muy interesantes que pueden ayudar a salvar el mundo y cuya misión es recordar esos otros talentos únicos que tienen y cuál es la parte que nos toca a cada uno para reconstruir un nuevo mundo.

Hace ya varios años que escribí el cuento y, ahora que lo vuelvo a leer después del Covid-19, me pregunto si realmente todo lo vivido por esta situación tendría que hacernos replantear, como en el cuento, qué mundo queremos, sentir quiénes somos, si estamos viviendo con una coherencia interna y si en nuestras manos está la capacidad de cambiar las cosas, siendo más humanos y conectándonos con una sabiduría interna que quizá nos pueda dar muchas respuestas a los obstáculos con los que nos cruzamos en el arte de caminar por la vida.

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora. http://www.xunmundomejor.com.es

Si quieres comprar el cuento a través de la tiendaonline de x un mundo mejor pulsa el enlace: https://tiendaonlinexunmundomejor3.webnode.es/p/en-busca-de-heroes/

En este enlace para comprarlo a través de amazon: https://www.amazon.es/En-busca-h%C3%A9roes-verdadera-encontrar/dp/B08R689TR2/ref=sr_1_3?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&dchild=1&keywords=en+busca+de+h%C3%A9roes&qid=1628271103&sr=8-3

Blog x un mundo mejor

Artículos publicados

Pulsa las imágenes para ver los artículos.

julio 2022

conecta-tu-proposito

marzo 2022

caratula-educar-para-ser

febrero 2022

caratula-ser-feliz-y-sacar2

enero 2022

caratula-ser-feliz-y-sacar...

diciembre 2021

navidades-ecologicas

noviembre 2021

caratula-pon-voz

octubre 2021

invertir-en-uno-mismo

septiembre 2021

maternidad-y-lego

agosto 2021

carta-al-covid-1

julio 2021

en-busca-de-heroes-caratula

junio 2021

caratula-resolviendo

mayo 2021

atrevete-a-ser-el-padre-y-madre

abril 2021

alma-de-cuento

marzo 2021

caratula-curso-23-maestros

febrero 2021

enero 2021

diciembre 2020

noviembre 2020

octubre 2020

septiembre 2020

julio 2020

junio 2020

Mayo 2020

marzo 2020

abril 2020

enero 2020

noviembre 2019

SEPTIEMBRE 2019

julio 2019

Mayo 2019

marzo 2019

noviembre 2018

¡¡Despierta!!, un cuento para trabajar el tema de la muerte en los niños.

JUNIO 2018

¡¡DESPIERTA TU PODER PERSONAL!!

MAYO 2018

LA VISUALIZACIÓN CREATIVA

ENERO 2018

¿CÓMO APRENDER A SER UNA DETECTIVE DE EMOCIONES?

El coronavida

Mientras estoy escribiendo estas palabras estoy en lo que se llama la cuarentena, una situación un tanto rara y excepcional que parece más bien sacada del guión de una película. Nunca me hubiese imaginado tener que vivir una situación como ésta.

Pero no voy hablar desde el lado de la tragedia y del drama, con todo mi respeto y cariño por todas las personas que realmente lo han sufrido de primera mano.

Mis palabras son desde mi vivencia personal y dándole un giro de 360ª al asunto, de ahí que el título de este artículo sea “Coronavida”.

Como terapeuta quién viene a mi es por un problema, un obstáculo, incluso cuando realizo talleres para manifestar un objetivo, siempre se trabaja el obstáculo que impide llegar a éste. También últimamente he estado escribiendo sobre la magia de los obstáculos; incluso el proyecto editorial del libro “Coaching creativo para estudiantes”, que ya he terminado y que en breve va a salir, tiene una parte muy importante en su contenido de ejercicios para trascender los obstáculos y tomar conciencia que éstos y los problemas no vienen para hacernos daño sino para evolucionar. De ellos obtenemos muchos recursos que en un futuro nos van a servir y sin ellos no conseguiríamos muchas cosas importantes para nuestra vida.

Supongo que mi foco en estos temas es precisamente por mi resistencia a ellos durante tanto tiempo. Siempre he sido esa clase de personas que nunca he aceptado las cosas malas de la vida, no entendía el sufrimiento, creyendo que tenía derecho a esa vida perfecta en la que soñaba, donde todas las cosas tenían que estar en su sitio. Pero la vida no para de enseñarme que la perfección está también en lo que puede parecer un caos o oscuridad.

La suerte cuando te estás formando como terapeuta es que además de aprender herramientas para ayudar a los demás te estás trabajando también a ti misma y los cambios interiores que realizas en el camino son enormes, además de capacitarte con muchos recursos para situaciones que te puedes encontrar.

Y volviendo a la situación actual tengo que confesar que por muy terapeuta que sea y sabiendo la importancia en estos momentos que tiene la inteligencia emocional, los primeros días fueron muy malos para mí porque, aunque intentaba disimularlo para que mis hijos puedan vivirlo de la mejor forma, interiormente en algunos momentos me ahogaba a nivel emocional. Más que miedo por el contagio y enfermar mi ansiedad era más bien a la privación de la libertad.

No significa que en algún momento no haya tenido miedo de la enfermedad. Creo que es de ser humano tener miedo en esta situación y en ciertos momentos es normal que te invadan pensamientos no muy favorables. Lo que hacía cuando me sucedía ésto era buscar información para que mis pensamientos pudieran ir a un lugar más favorable y el miedo pudiera desaparecer; además buscando información que me diera soluciones. Me he nutrido de mucha información, alguna de ella que ya sabía pero necesita reforzar y otra nueva. Desde el campo donde trabajo, la inteligencia emocional es algo fundamental y en esta situación es algo muy importante y que no se contempla. Para no enfermar y contagiarnos es fundamental que nuestro sistema inmune esté fuerte y aquí las emociones tienen un papel muy importante, ya que cuando tus emociones son altas el cuerpo expulsa toxinas de nuestro cuerpo y aumenta nuestro sistema inmune, como también nuestro cerebro tiene un funcionamiento mejor.

Así que la parte del miedo a la enfermedad me ha sido más fácil disolverla pero la de la ansiedad por la privación a la libertad me ha costado más. Para entender mis emociones hay que comprender que soy una persona que para mí es básico poder sentirme libre, pasear, ir a bailar (zumba) y el contacto con la gente es muy importante para mí. De hecho tiempo atrás incluso tenía cierta claustrofobia a los lugares cerrados, cosa que ya he ido superando. Además justo los últimos meses había pasado mucho tiempo encerrada en casa trabajando en el proyecto que os estaba comentando sobre el libro y, ahora que lo había terminado y estaba dispuesta a salir a la calle para hablar sobre él en los institutos y también con la idea de hacer charlas y cursos, resulta que todo se para y nos obligan a estar encerrados en casa. Así que no he tenido más remedio que sacar todos los recursos de los que predico en mis charlas y cursos y ponerlos a funcionar en mí. Me ha costado pero, en el día de hoy después de casi dos semanas, el cambio en mis emociones han sido como os decía de 360ª. El aprendizaje y la toma de conciencia que estoy teniendo es mucho más grande de lo que nunca me hubiese imaginado. Y estoy disfrutando el día a día de una forma mágica.

Tengo que decir también que soy una privilegiada por tener un jardín muy grande. Pero el tener cosas buenas en tu vida no es sinónimo de bienestar y a veces no puedes agradecer las cosas buenas que sabes que tienes porque hay algo en tu interior que no está en su sitio.

Al día de hoy estando encerrada en casa me siento con más libertad, amor y bienestar que desde hacía muchísimo tiempo.

El tiempo y la presencia han hecho milagros en mi familia. No significa que ahora todos los momentos sean perfectos. Claro que hay veces que mis hijos se pelean o se produce alguna pequeña tensión, pero los momentos que estamos disfrutando son realmente especiales. Antes de esta situación mi marido realmente lo estaba pasando mal en el trabajo por toda la carga y tensión que estaba teniendo. Hacía dos fines de semana a mi hija adolescente tuve que darle flores de bach para que se relajará y le bajaran las pulsaciones del corazón producidas por el estrés y el agobio de los exámenes, y eso que ella saca buenas notas y tiene facilidad; con mi hijo tanteando siempre el terreno, buscando su motivación en los estudios y agobiado también aunque de forma totalmente diferente que su hermana. Y de repente, se para el tiempo, el estrés desaparece y empiezo a tomar conciencia de lo que nos está realmente privando de la felicidad y de la calidad de vida y no es precisamente esta situación por la que estamos pasando todos.

En lo referente a mi persona, aún haciendo y trabajando en lo que amo, siempre hay una tendencia en mí al esfuerzo y sobrecarga, y a veces me olvido de parar, escuchar mi cuerpo y disfrutar. Me he dado cuenta en estos días que para conseguir éxito en el sector que sea no se trata tanto de hacer sino más bien de ser y de disfrutar. La felicidad está en los pequeños detalles y la presencia.

Me expongo de esta forma al contar algo de mi vida personal porque la mejor forma de ayudar es con el ejemplo, desde la sinceridad y la autenticidad, porque todos tenemos cosas que resolver. Aquí no se escapa nadie, ni siquiera los que nos dedicamos a ésto. Pero en los peores momentos es donde se puede encontrar más luz.

Una pregunta muy importante que deberíamos hacernos todos los días al levantarnos sería: ¿Qué puedo hacer hoy para sentirme mejor? Una pregunta poderosa que te aseguro puede cambiarte la vida.

En estos días estoy sintiendo mucha más paz, bienestar y felicidad en mi vida que antes que apareciera el coronavida.Y me atrevo a llamarlo así porque cada uno de nosotros tenemos la elección de cómo vivir cada situación que se nos presenta en la vida. Sólo hay que ver cómo está bajando el grado de contaminación en la tierra para darnos cuenta que algo bueno trae y quizá es una oportunidad única para replantearnos cómo estábamos viviendo, qué cambios hay que hacer y cómo hay que vivir a partir de ahora.

Enlace para la campaña verkami del libro «Coaching creativo para estudiantes». Guía para crear la realidad que deseas vivir. Enlace

Video youtubeEnlace

Curso para profesores, pedagogos, terapeutas… verano 2020 – Benicarló “EDUCA PARA LOS CAMBIOS, EL ÉXITO REAL Y LA FELICIDAD”: Enlace para más información

Curso para adolescentes y jóvenes verano 2020 – Benicarló en base al libro: Enlace para más información

Más información: mj.llorach@gmail.com

La magia de los obstáculos

La navidad se va terminando y estrenamos otro año con la esperanza de nuevos sucesos en nuestra vida, con el deseo de dejar atrás lo que no nos ha gustado.

Estas vacaciones son un tiempo mágico de ilusión, de estar en familia y regalos.

Tengo que admitir que la navidad me encanta, me conecta con mi niña interior, aquella que creía en la magia y pensaba que el amor lo transformaba todo, y cuando digo todo es todo literalmente.

Esa niña que era fue creciendo y hubo un tiempo que esa creencia desapareció. Creo que algo en mí se rompió en el momento que me dijeron quiénes eran realmente los reyes magos y después los problemas de la vida ayudaron un poco más.

Yo había sido ese tipo de niña que defendía la magia con arco, flecha y espada. Pero la vida ha hecho que regrese a ella. Mi búsqueda de soluciones y el entender un poco más la vida, mis formaciones, mis investigaciones y mi propia experiencia, me han llevado de vuelta a las creencias que tenía de pequeña: el amor lo transforma todo. A veces cuesta creerlo pero sé que es así.

Es fácil sentir amor cuando las cosas son fáciles y nos pasan cosas buenas. Pero, ¿qué ocurre cuándo todo está al revés, nos hacen daño, vienen los problemas y los obstáculos?

Os puedo asegurar que yo soy la primera que siempre me he rebelado frente a los obstáculos, los problemas, el sufrimiento… Nunca lo he aceptado y siempre he pensado que la vida no podía ser esto; la vida tenía que ser algo más.

Y en mi camino de autoconocimiento y desarrollo personal me di cuenta que mi error era no aceptar, que es diferente a resignarse. Resignarse es saber que no hay más, que la vida tiene esos obstáculos y no se puede hacer nada, pero aceptar significa que ese obstáculo tiene un sentido y no viene exclusivamente para hacernos sufrir.

Así que en este artículo me gustaría regalaros la conciencia de la magia tras los obstáculos y lo que yo he aprendido sobre ellos.

Empezamos un nuevo año, y creer que este año será perfecto y que no habrá ningún problema, ningún obstáculo, es totalmente una fantasía, no es real. Pero ¿y si nos hacemos amigos de los obstáculos?. ¿Y si cambiamos nuestra percepción de ellos y nos damos cuenta que en realidad vienen a ser nuestro trampolín hacia nuestros sueños y nuestras metas?

Siempre que voy hacer una formación o escucho una conferencia me gusta saber la historia personal de esa persona. Es ahí donde aprendo más, de su experiencia personal de qué ha tenido que pasar para llegar a donde está. Me encanta también investigar sobre el proceso que han pasado ciertas personas a las que admiro por sus logros profesionales y humanos. Hasta el día de hoy no he encontrado ninguna historia donde su camino ha sido un camino de rosas. Y algo que me ha sorprendido enormemente: cuanto más éxito ha conseguido una persona, a más calamidades y problemas ha tenido que hacer frente. De alguna forma esos problemas son los que les han hecho adquirir recursos que, sin éstos, no hubieran podido conseguir nunca un éxito tan grande a nivel profesional además de convertirles en una persona más humana.

Los problemas, los obstáculos, vienen para evolucionar, no vienen para hacernos sufrir e impedirnos nuestros sueños, ni siquiera vienen para que los superemos y nos quedemos como antes; siempre vienen para mejorar, para estar mejor que antes, para evolucionar. Y cuanto más grande es tu sueño más grande podría presentarse tu obstáculo. No puede aparecer un problema en tu vida si no tienes la capacidad de trascenderlo, es imposible. La duración de éste dependerá de tu capacidad de aceptarlo, no resignarse y de contestar estas preguntas: ¿Qué me quiere enseñar, para qué está este obstáculo en mi vida?

Desde mi visión de la vida dentro de la educación, dentro del sistema educativo, los obstáculos deberían ser como asignatura obligatoria; aprender a equivocarse, aprender de las equivocaciones, aprender qué nos quieren enseñar, encontrar recursos para trascender los obstáculos.

Y para ilustrar este tema me gustaría explicar una historia real que justo esta semana escuché en un conferencia que me hizo emocionar y comprender la gran capacidad que tenemos de transformar las cosas, el poder que tiene nuestra mente y la fuerza que podemos llegar a tener si tenemos determinación y fe en nosotros mismos.

Esta historia es la de un niño de 8 años que asistía todos los días a una escuela rural. Tenía asignada la tarea de encender una vieja estufa que había en el aula antes de empezar la clase. Había realizado esta tarea durante un tiempo, pero un día encontraron el colegio en llamas y, con horror, se dieron cuenta que el niño estaba dentro. Lo sacaron como pudieron y lo llevaron inmediatamente al hospital más cercano. Tenía más de medio cuerpo casi totalmente quemado, sobretodo de cintura para abajo. Los médicos le dijeron a su madre que no creían que sobreviviera. Su madre se agarraba a su fe y no paraba de rezar. El niño sobrevivió pero les dijeron a los padres que nunca iba a caminar. Cuando el niño salió del hospital le dijo a su madre que caminaría. Ésta, aunque quería creerlo, le dijo que los médicos habían dicho que nunca caminaría. El niño le respondió que los médicos sólo habían visto sus piernas, pero no sabían lo que su corazón le estaba diciendo. Y él iba a caminar. Pasaron muchos días donde Glenn, el pequeño niño, se intentaba levantar, se caía y como podía se apoyaba en algún sitio; volvía a intentar levantarse y volvía a caerse. Su madre tenía que recogerlo una y otra vez. Así pasó mucho tiempo hasta que un día pudo sostenerse y dar un paso, otro día dio dos pasos y otro día dio tres pasos. Su madre estaba muy emocionada; su hijo iba a caminar. Pero éste le dijo que no sólo iba a caminar, sino que iba a correr. Y corrió tanto que, en 1934, Glenn Cunningham rompió el récord de velocidad convirtiéndose en el hombre más rápido del mundo.

Nunca hubiera alcanzado este récord si no le hubiera pasado lo que le pasó. Porque el suceso trágico que vivió le equipó de un recurso mental y emocional que, años más tarde, fueron las claves para su récord. La determinación y la fe en sí mismo fueron claves para su éxito.

Siendo ya adulta y madre, cuando mis hijos ya tenían cierta edad les dije que la historia de papá noel y los reyes magos se creó en cierta medida para repartir alegría e ilusión entre los niños, pero la verdadera magia es el espíritu y acciones de amor que envuelve estas fechas y que existe una magia real y que es tangible; aquella en la que construimos nuestra realidad con la coherencia de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras acciones. En esta coherencia está el verdadero amor y es cuando la magia aparece de una forma que sorprende y a la que podríamos llamar incluso milagro.