Tomas de conciencia sobre mi maternidad y mi campo laboral con lego

A través de un acompañamiento a modo de PNL y coaching con dos construcciones de lego podemos hacer unas tomas de conciencia que nos sorprenderán y nos pueden ayudar frente a cualquier obstáculo que se nos puede presentar hacia los objetivos que nos planteemos. Este objetivo puede ser en cualquier campo: laboral, estudios, de relaciones y también en el campo de maternidad o paternidad.

En este artículo os compartiré una sesión realizada en tema de maternidad y sus tomas de conciencia con construcciones de lego.

Como herramienta me encanta, al igual que los playmobil, ya que conectamos con nuestro niño/a interior y siendo padres es ideal para trabajar temas relacionados con nuestros hijos. A veces tenemos que dejar la seriedad y tomarnos las cosas como un juego. Como dice Carlos González Pérez “el arte de jugar la vida”. Si seguiríamos sus consejos quitaríamos muchos dramas y sufrimientos en nuestra vida.

La sesión era con una madre y el tema a trabajar: la vivencia de no poder disfrutar lo suficiente de sus hijas por el hecho de que sentía que la maternidad le impedía desarrollarse en el campo laboral. La experiencia resumida fue la siguiente:

La primera construcción era una losa gris al suelo con sus dos hijas y al lado una figura que representaba su energía, otro obstáculo frente a su objetivo, ya que muchas veces sentía que le faltaba.

Lo primero fue felicitarla por su sinceridad a la hora de expresar lo que sentía, si no se es sincero con lo que sentimos y lo que nos pasa es imposible transformarlo. Mucha gente no hace nada por creer que no hay más, que no se puede hacer nada o que es normal. Las emociones nos dan información de la incoherencia con la que vivimos y hay que escucharlas.

Le hice sentir a sus hijas. A veces pensamos que somos malas madres o pensamos que nuestros hijos no están bien y cuando los sentimos de verdad nos damos cuenta que no están sufriendo tanto como pensábamos, simplemente hay que corregir algunas cosas para estar mejor.

La segunda construcción representaba su campo laboral realizado, una construcción que aunque tenía muchas piezas con un camino no perfecto le producía una sensación de belleza, alegría y realización. Con un acompañamiento en base a preguntas e indagación interior llegó a la conclusión que esa construcción tenía una llave, sus hijas y la misma construcción formaba parte de su proceso con ellas. A veces lo que vemos como obstáculo es en realidad lo que nos da los recursos para alcanzar lo que deseamos. Sus hijas iban a formar parte de un proceso interior que sería el que le llevaría a esa realización en el campo laboral.

Representó lo que impedía ir de una construcción a otra con dos figuras: una representaba la feminidad, el concepto que tenía equivocado o impuesto por el exterior de cómo hay que ser como madre y qué es ser una mujer, y la otra figura representaba el estrés. El estrés es un factor también que nos impide disfrutar de la vida, que nos quita mucha energía y nos puede ocasionar muchos problemas en diferentes campos: salud, relaciones con los demás, etc… Es muy importante equilibrarnos, escuchar nuestro cuerpo y sentir qué es importante y lo que no es. Incluso en ese afán de ser alguien en el campo laboral muchas veces hacemos sobre-esfuerzos que ni son necesarios para conseguir nuestra meta (todo lo contrario) y además nos ocasionan secuelas en nosotros y en nuestra familia. Hay una forma natural y sin esfuerzos de hacer las cosas que es precisamente la que nos acerca a lo que deseamos y no al contrario.

Y el recurso que necesitaba para llegar a la segunda construcción lo representó con un superhéroe, la valentía. La valentía para tomar decisiones.

Así de mágico es una sesión con lego. Y cada construcción es una historia diferente que nos va llevando a unas tomas de conciencia diferentes, a una coherencia interna y un hacer desde nuestra conexión a nuestro corazón auténtico.

Si quieres información sobre una sesión presencial u online de PNL y coaching creativo pulsa este enlace: Enlace

Para información sobre los proyectos educativos el siguiente enlace: Enlace

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora. http://www.xunmundomejor.com.es

En busca de héroes. Un cuento sobre la verdadera valentía.

En un mundo lleno de estímulos por todos lados, a veces con informaciones positivas y otras no tanto, el cuento pretende recordarnos cuáles son los verdaderos valores. Usar el cuento como herramienta para reconectarnos con nuestro corazón y alejarnos de la idea de qué es ser un verdadero héroe: es alejarse de los estereotipos de los héroes de cómics y películas, donde para ayudar a los demás tienes que luchar y pelear. Eso en realidad sólo esconde una gran inseguridad donde hay que demostrar ser el más fuerte.

Hoy en día se puede observar cómo muchos de los juegos de los niños son a base de peleas, en las que muchas veces acaban haciéndose daño. Este es el motivo por el que escribí este cuento, para prevenir estas situaciones y mostrar otra forma de ver la figura del héroe, donde la fuerza queda en la prehistoria y evoluciona hacia otro lugar.

El cuento expone cuál es la verdadera valentía. Habla de que un verdadero héroe es aquel que no necesita pelear para ganar, es aquel que usa su inteligencia y el corazón para afrontar las cosas, que ve más allá de las apariencias y que reconoce sus errores y los enmienda…

El cuento es una invitación a buscar al héroe que se esconde en cada uno de nosotros, así como a encontrar nuestros talentos únicos; porque todos sin excepción los tenemos y, a veces, nos pasamos la vida sin saber cuáles son.

Aquí entra el trabajo del adulto para ayudar al niño a descubrirlos y potenciarlos; pero esto no se puede hacer sin haber descubierto los nuestros propios. Como padres, nuestra primera misión es estar en conexión con nuestra esencia, con quién realmente somos, cumpliendo nuestros propios sueños para dejar libres a nuestros hijos de elegir su propio camino y no desear que sean lo que nosotros no pudimos ser o no pudimos hacer. Con este enfoque es con el que estoy realizando parte de algunos de mis talleres y cursos para padres.

Nuestras creencias son también algo muy importante a tener en cuenta, ya que pueden ayudar o pueden impedir tener una buena conexión con nuestros hijos: el tener una buena conexión con ellos es una llave muy importante para su bienestar.

Después de la lectura del cuento se invita a hacer una reflexión. El adulto, a través de las imágenes a modo de metáfora, puede ayudar al niño a reflexionar sobre ellas explicando qué le parece lo que nos quieren mostrar o enseñar.

A través de la historia niños y padres pueden identificarse con alguno de los protagonistas para inspirarse en una mejor versión de ellos mismos y sacar la valentía para ser uno mismo, más allá de lo que cultural y socialmente está aceptado.

A veces es necesario ser un héroe por el bienestar de nuestros hijos y el nuestro propio y poder garantizar el tener una vida abundante; porque solo con una coherencia interna podemos vivir realmente en la abundancia, y se necesita de mucho valor para vivir desde esa coherencia.

Cinco niños son los protagonistas del cuento, con personalidades muy diferentes entre ellos, con talentos interiores muy especiales, desarrollando sensibilidades intuitivas muy interesantes que pueden ayudar a salvar el mundo y cuya misión es recordar esos otros talentos únicos que tienen y cuál es la parte que nos toca a cada uno para reconstruir un nuevo mundo.

Hace ya varios años que escribí el cuento y, ahora que lo vuelvo a leer después del Covid-19, me pregunto si realmente todo lo vivido por esta situación tendría que hacernos replantear, como en el cuento, qué mundo queremos, sentir quiénes somos, si estamos viviendo con una coherencia interna y si en nuestras manos está la capacidad de cambiar las cosas, siendo más humanos y conectándonos con una sabiduría interna que quizá nos pueda dar muchas respuestas a los obstáculos con los que nos cruzamos en el arte de caminar por la vida.

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora. http://www.xunmundomejor.com.es

Si quieres comprar el cuento a través de la tiendaonline de x un mundo mejor pulsa el enlace: https://tiendaonlinexunmundomejor3.webnode.es/p/en-busca-de-heroes/

En este enlace para comprarlo a través de amazon: https://www.amazon.es/En-busca-h%C3%A9roes-verdadera-encontrar/dp/B08R689TR2/ref=sr_1_3?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&dchild=1&keywords=en+busca+de+h%C3%A9roes&qid=1628271103&sr=8-3

Blog x un mundo mejor

Artículos publicados

Pulsa las imágenes para ver los artículos.

septiembre 2021

maternidad-y-lego

agosto 2021

carta-al-covid-1

julio 2021

en-busca-de-heroes-caratula

junio 2021

caratula-resolviendo

mayo 2021

atrevete-a-ser-el-padre-y-madre

abril 2021

alma-de-cuento

marzo 2021

caratula-curso-23-maestros

febrero 2021

enero 2021

diciembre 2020

noviembre 2020

octubre 2020

septiembre 2020

julio 2020

junio 2020

Mayo 2020

marzo 2020

abril 2020

enero 2020

noviembre 2019

SEPTIEMBRE 2019

julio 2019

Mayo 2019

marzo 2019

noviembre 2018

¡¡Despierta!!, un cuento para trabajar el tema de la muerte en los niños.

JUNIO 2018

¡¡DESPIERTA TU PODER PERSONAL!!

MAYO 2018

LA VISUALIZACIÓN CREATIVA

ENERO 2018

¿CÓMO APRENDER A SER UNA DETECTIVE DE EMOCIONES?

El coronavida

Mientras estoy escribiendo estas palabras estoy en lo que se llama la cuarentena, una situación un tanto rara y excepcional que parece más bien sacada del guión de una película. Nunca me hubiese imaginado tener que vivir una situación como ésta.

Pero no voy hablar desde el lado de la tragedia y del drama, con todo mi respeto y cariño por todas las personas que realmente lo han sufrido de primera mano.

Mis palabras son desde mi vivencia personal y dándole un giro de 360ª al asunto, de ahí que el título de este artículo sea “Coronavida”.

Como terapeuta quién viene a mi es por un problema, un obstáculo, incluso cuando realizo talleres para manifestar un objetivo, siempre se trabaja el obstáculo que impide llegar a éste. También últimamente he estado escribiendo sobre la magia de los obstáculos; incluso el proyecto editorial del libro “Coaching creativo para estudiantes”, que ya he terminado y que en breve va a salir, tiene una parte muy importante en su contenido de ejercicios para trascender los obstáculos y tomar conciencia que éstos y los problemas no vienen para hacernos daño sino para evolucionar. De ellos obtenemos muchos recursos que en un futuro nos van a servir y sin ellos no conseguiríamos muchas cosas importantes para nuestra vida.

Supongo que mi foco en estos temas es precisamente por mi resistencia a ellos durante tanto tiempo. Siempre he sido esa clase de personas que nunca he aceptado las cosas malas de la vida, no entendía el sufrimiento, creyendo que tenía derecho a esa vida perfecta en la que soñaba, donde todas las cosas tenían que estar en su sitio. Pero la vida no para de enseñarme que la perfección está también en lo que puede parecer un caos o oscuridad.

La suerte cuando te estás formando como terapeuta es que además de aprender herramientas para ayudar a los demás te estás trabajando también a ti misma y los cambios interiores que realizas en el camino son enormes, además de capacitarte con muchos recursos para situaciones que te puedes encontrar.

Y volviendo a la situación actual tengo que confesar que por muy terapeuta que sea y sabiendo la importancia en estos momentos que tiene la inteligencia emocional, los primeros días fueron muy malos para mí porque, aunque intentaba disimularlo para que mis hijos puedan vivirlo de la mejor forma, interiormente en algunos momentos me ahogaba a nivel emocional. Más que miedo por el contagio y enfermar mi ansiedad era más bien a la privación de la libertad.

No significa que en algún momento no haya tenido miedo de la enfermedad. Creo que es de ser humano tener miedo en esta situación y en ciertos momentos es normal que te invadan pensamientos no muy favorables. Lo que hacía cuando me sucedía ésto era buscar información para que mis pensamientos pudieran ir a un lugar más favorable y el miedo pudiera desaparecer; además buscando información que me diera soluciones. Me he nutrido de mucha información, alguna de ella que ya sabía pero necesita reforzar y otra nueva. Desde el campo donde trabajo, la inteligencia emocional es algo fundamental y en esta situación es algo muy importante y que no se contempla. Para no enfermar y contagiarnos es fundamental que nuestro sistema inmune esté fuerte y aquí las emociones tienen un papel muy importante, ya que cuando tus emociones son altas el cuerpo expulsa toxinas de nuestro cuerpo y aumenta nuestro sistema inmune, como también nuestro cerebro tiene un funcionamiento mejor.

Así que la parte del miedo a la enfermedad me ha sido más fácil disolverla pero la de la ansiedad por la privación a la libertad me ha costado más. Para entender mis emociones hay que comprender que soy una persona que para mí es básico poder sentirme libre, pasear, ir a bailar (zumba) y el contacto con la gente es muy importante para mí. De hecho tiempo atrás incluso tenía cierta claustrofobia a los lugares cerrados, cosa que ya he ido superando. Además justo los últimos meses había pasado mucho tiempo encerrada en casa trabajando en el proyecto que os estaba comentando sobre el libro y, ahora que lo había terminado y estaba dispuesta a salir a la calle para hablar sobre él en los institutos y también con la idea de hacer charlas y cursos, resulta que todo se para y nos obligan a estar encerrados en casa. Así que no he tenido más remedio que sacar todos los recursos de los que predico en mis charlas y cursos y ponerlos a funcionar en mí. Me ha costado pero, en el día de hoy después de casi dos semanas, el cambio en mis emociones han sido como os decía de 360ª. El aprendizaje y la toma de conciencia que estoy teniendo es mucho más grande de lo que nunca me hubiese imaginado. Y estoy disfrutando el día a día de una forma mágica.

Tengo que decir también que soy una privilegiada por tener un jardín muy grande. Pero el tener cosas buenas en tu vida no es sinónimo de bienestar y a veces no puedes agradecer las cosas buenas que sabes que tienes porque hay algo en tu interior que no está en su sitio.

Al día de hoy estando encerrada en casa me siento con más libertad, amor y bienestar que desde hacía muchísimo tiempo.

El tiempo y la presencia han hecho milagros en mi familia. No significa que ahora todos los momentos sean perfectos. Claro que hay veces que mis hijos se pelean o se produce alguna pequeña tensión, pero los momentos que estamos disfrutando son realmente especiales. Antes de esta situación mi marido realmente lo estaba pasando mal en el trabajo por toda la carga y tensión que estaba teniendo. Hacía dos fines de semana a mi hija adolescente tuve que darle flores de bach para que se relajará y le bajaran las pulsaciones del corazón producidas por el estrés y el agobio de los exámenes, y eso que ella saca buenas notas y tiene facilidad; con mi hijo tanteando siempre el terreno, buscando su motivación en los estudios y agobiado también aunque de forma totalmente diferente que su hermana. Y de repente, se para el tiempo, el estrés desaparece y empiezo a tomar conciencia de lo que nos está realmente privando de la felicidad y de la calidad de vida y no es precisamente esta situación por la que estamos pasando todos.

En lo referente a mi persona, aún haciendo y trabajando en lo que amo, siempre hay una tendencia en mí al esfuerzo y sobrecarga, y a veces me olvido de parar, escuchar mi cuerpo y disfrutar. Me he dado cuenta en estos días que para conseguir éxito en el sector que sea no se trata tanto de hacer sino más bien de ser y de disfrutar. La felicidad está en los pequeños detalles y la presencia.

Me expongo de esta forma al contar algo de mi vida personal porque la mejor forma de ayudar es con el ejemplo, desde la sinceridad y la autenticidad, porque todos tenemos cosas que resolver. Aquí no se escapa nadie, ni siquiera los que nos dedicamos a ésto. Pero en los peores momentos es donde se puede encontrar más luz.

Una pregunta muy importante que deberíamos hacernos todos los días al levantarnos sería: ¿Qué puedo hacer hoy para sentirme mejor? Una pregunta poderosa que te aseguro puede cambiarte la vida.

En estos días estoy sintiendo mucha más paz, bienestar y felicidad en mi vida que antes que apareciera el coronavida.Y me atrevo a llamarlo así porque cada uno de nosotros tenemos la elección de cómo vivir cada situación que se nos presenta en la vida. Sólo hay que ver cómo está bajando el grado de contaminación en la tierra para darnos cuenta que algo bueno trae y quizá es una oportunidad única para replantearnos cómo estábamos viviendo, qué cambios hay que hacer y cómo hay que vivir a partir de ahora.

Enlace para la campaña verkami del libro “Coaching creativo para estudiantes”. Guía para crear la realidad que deseas vivir. Enlace

Video youtubeEnlace

Curso para profesores, pedagogos, terapeutas… verano 2020 – Benicarló “EDUCA PARA LOS CAMBIOS, EL ÉXITO REAL Y LA FELICIDAD”: Enlace para más información

Curso para adolescentes y jóvenes verano 2020 – Benicarló en base al libro: Enlace para más información

Más información: mj.llorach@gmail.com

La magia de los obstáculos

La navidad se va terminando y estrenamos otro año con la esperanza de nuevos sucesos en nuestra vida, con el deseo de dejar atrás lo que no nos ha gustado.

Estas vacaciones son un tiempo mágico de ilusión, de estar en familia y regalos.

Tengo que admitir que la navidad me encanta, me conecta con mi niña interior, aquella que creía en la magia y pensaba que el amor lo transformaba todo, y cuando digo todo es todo literalmente.

Esa niña que era fue creciendo y hubo un tiempo que esa creencia desapareció. Creo que algo en mí se rompió en el momento que me dijeron quiénes eran realmente los reyes magos y después los problemas de la vida ayudaron un poco más.

Yo había sido ese tipo de niña que defendía la magia con arco, flecha y espada. Pero la vida ha hecho que regrese a ella. Mi búsqueda de soluciones y el entender un poco más la vida, mis formaciones, mis investigaciones y mi propia experiencia, me han llevado de vuelta a las creencias que tenía de pequeña: el amor lo transforma todo. A veces cuesta creerlo pero sé que es así.

Es fácil sentir amor cuando las cosas son fáciles y nos pasan cosas buenas. Pero, ¿qué ocurre cuándo todo está al revés, nos hacen daño, vienen los problemas y los obstáculos?

Os puedo asegurar que yo soy la primera que siempre me he rebelado frente a los obstáculos, los problemas, el sufrimiento… Nunca lo he aceptado y siempre he pensado que la vida no podía ser esto; la vida tenía que ser algo más.

Y en mi camino de autoconocimiento y desarrollo personal me di cuenta que mi error era no aceptar, que es diferente a resignarse. Resignarse es saber que no hay más, que la vida tiene esos obstáculos y no se puede hacer nada, pero aceptar significa que ese obstáculo tiene un sentido y no viene exclusivamente para hacernos sufrir.

Así que en este artículo me gustaría regalaros la conciencia de la magia tras los obstáculos y lo que yo he aprendido sobre ellos.

Empezamos un nuevo año, y creer que este año será perfecto y que no habrá ningún problema, ningún obstáculo, es totalmente una fantasía, no es real. Pero ¿y si nos hacemos amigos de los obstáculos?. ¿Y si cambiamos nuestra percepción de ellos y nos damos cuenta que en realidad vienen a ser nuestro trampolín hacia nuestros sueños y nuestras metas?

Siempre que voy hacer una formación o escucho una conferencia me gusta saber la historia personal de esa persona. Es ahí donde aprendo más, de su experiencia personal de qué ha tenido que pasar para llegar a donde está. Me encanta también investigar sobre el proceso que han pasado ciertas personas a las que admiro por sus logros profesionales y humanos. Hasta el día de hoy no he encontrado ninguna historia donde su camino ha sido un camino de rosas. Y algo que me ha sorprendido enormemente: cuanto más éxito ha conseguido una persona, a más calamidades y problemas ha tenido que hacer frente. De alguna forma esos problemas son los que les han hecho adquirir recursos que, sin éstos, no hubieran podido conseguir nunca un éxito tan grande a nivel profesional además de convertirles en una persona más humana.

Los problemas, los obstáculos, vienen para evolucionar, no vienen para hacernos sufrir e impedirnos nuestros sueños, ni siquiera vienen para que los superemos y nos quedemos como antes; siempre vienen para mejorar, para estar mejor que antes, para evolucionar. Y cuanto más grande es tu sueño más grande podría presentarse tu obstáculo. No puede aparecer un problema en tu vida si no tienes la capacidad de trascenderlo, es imposible. La duración de éste dependerá de tu capacidad de aceptarlo, no resignarse y de contestar estas preguntas: ¿Qué me quiere enseñar, para qué está este obstáculo en mi vida?

Desde mi visión de la vida dentro de la educación, dentro del sistema educativo, los obstáculos deberían ser como asignatura obligatoria; aprender a equivocarse, aprender de las equivocaciones, aprender qué nos quieren enseñar, encontrar recursos para trascender los obstáculos.

Y para ilustrar este tema me gustaría explicar una historia real que justo esta semana escuché en un conferencia que me hizo emocionar y comprender la gran capacidad que tenemos de transformar las cosas, el poder que tiene nuestra mente y la fuerza que podemos llegar a tener si tenemos determinación y fe en nosotros mismos.

Esta historia es la de un niño de 8 años que asistía todos los días a una escuela rural. Tenía asignada la tarea de encender una vieja estufa que había en el aula antes de empezar la clase. Había realizado esta tarea durante un tiempo, pero un día encontraron el colegio en llamas y, con horror, se dieron cuenta que el niño estaba dentro. Lo sacaron como pudieron y lo llevaron inmediatamente al hospital más cercano. Tenía más de medio cuerpo casi totalmente quemado, sobretodo de cintura para abajo. Los médicos le dijeron a su madre que no creían que sobreviviera. Su madre se agarraba a su fe y no paraba de rezar. El niño sobrevivió pero les dijeron a los padres que nunca iba a caminar. Cuando el niño salió del hospital le dijo a su madre que caminaría. Ésta, aunque quería creerlo, le dijo que los médicos habían dicho que nunca caminaría. El niño le respondió que los médicos sólo habían visto sus piernas, pero no sabían lo que su corazón le estaba diciendo. Y él iba a caminar. Pasaron muchos días donde Glenn, el pequeño niño, se intentaba levantar, se caía y como podía se apoyaba en algún sitio; volvía a intentar levantarse y volvía a caerse. Su madre tenía que recogerlo una y otra vez. Así pasó mucho tiempo hasta que un día pudo sostenerse y dar un paso, otro día dio dos pasos y otro día dio tres pasos. Su madre estaba muy emocionada; su hijo iba a caminar. Pero éste le dijo que no sólo iba a caminar, sino que iba a correr. Y corrió tanto que, en 1934, Glenn Cunningham rompió el récord de velocidad convirtiéndose en el hombre más rápido del mundo.

Nunca hubiera alcanzado este récord si no le hubiera pasado lo que le pasó. Porque el suceso trágico que vivió le equipó de un recurso mental y emocional que, años más tarde, fueron las claves para su récord. La determinación y la fe en sí mismo fueron claves para su éxito.

Siendo ya adulta y madre, cuando mis hijos ya tenían cierta edad les dije que la historia de papá noel y los reyes magos se creó en cierta medida para repartir alegría e ilusión entre los niños, pero la verdadera magia es el espíritu y acciones de amor que envuelve estas fechas y que existe una magia real y que es tangible; aquella en la que construimos nuestra realidad con la coherencia de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras acciones. En esta coherencia está el verdadero amor y es cuando la magia aparece de una forma que sorprende y a la que podríamos llamar incluso milagro.

Comportamientos agresivos en niños o adolescentes

COMPORTAMIENTOS AGRESIVOS EN NIÑOS O ADOLESCENTES

Por María José Llorach, diseñadora gráfica, escritora, ilustradora e investigadora de desarrollo personal. Con una metodología propia que une creatividad, educación y desarrollo personal.

Primero que nada me gustaría diferenciar lo que son reacciones agresivas o violetas inofensivas de las que no hay que dar mucha importancia ni poner mucho foco sólo un acompañamiento adecuado y de los comportamientos agresivos que si pueden ser graves y tienen consecuencias muy negativas.

Cuando los niños son muy pequeños muchas muchas veces frente a situaciones molestas para ellos y que no les gustan suelen reaccionar impulsivamente pegando, son reacciones que la acción violenta no es exagerada y no causa realmente daño. En realidad en una acción-reacción de defensa sin demasiada importancia. En estas circunstancias no hay que dar más importancia de la que tiene, no hay que poner más foco al tema y sobre todo no enseñarles a que no hay que hacerlo pegando.

En nuestro cerebro tenemos lo que llamamos neuronas espejos y éstas lo que nos dicen es que aprendemos por imitación por eso es tan importante nuestro ejemplo y la forma en cómo solucionamos el conflicto. Si lo hacemos con violencia el niño va aprender violencia, aunque nuestra intención sea lo opuesto. La forma correcta sería explicarle al niño que hay otras formas de poder expresar nuestra opinión o de solucionar las cosas. Y hacerle ver las consecuencias en el otro, enseñándole a ser también empático con el otro. Por eso sería también importante como adultos educarnos en inteligencia emocional y preguntarnos si dentro de nosotros hay rabia. Si hay rabia sea por el motivo que sea o incluso sin ser conscientes de cuál es el motivo aconsejo solucionarlo o incluso hacer sesiones donde poder comprender de donde viene y transformarla porque todo lo que no solucionemos se lo reflejaremos a nuestro hijo y lo repetirá por imitación. Muchas veces también expresan lo que nosotros no expresamos. Yo me di cuenta gracias a mi hijo que tenía creencias equivocadas donde yo no podía expresar el enfado porque creía que estaba mal y mi hijo durante mucho tiempo estuvo dibujando el enfado en todos los rostros de sus personajes que dibujaba. En la medida que me di cuenta hice un trabajo en mi sobre el enfado y empecé a permitírmelo por supuesto sin hacer daño al otro, sólo expresándolo, comprendiendo que es importante enfadarse porque es cuando tu dices NO a algo, que tenía derecho a enfadarme y sobre todo comprendiendo porque estaba enfadaba en realidad. Esto también me permitió acompañar a mi hijo con más presencia y de repente mi hijo empezó ha dibujar sonrisas en sus personajes.

Por eso cuando yo hago sesiones terapéuticas con padres de niños el trabajo lo hago básicamente en los padres, cambiando ellos cambia el niño.

Siguiendo con el tema si nosotros nos preocupamos mucho y ponemos mucho foco en ese comportamiento agresivo es muy posible que las situaciones se repitan. Donde tu pones foco es donde se multiplica. También algo que he comprobado es que a veces los niños pequeños se comportan mal porque a nivel inconsciente necesitan atención. Si mi madre o padre no me hace caso al comportarme mal estoy recibiendo atención por parte de ellos aunque después tenga consecuencias. ¡Ojo!, que de esto no son conscientes, no lo hacen de forma voluntaria. Nuestra mente inconsciente son nuestras acciones o reacciones que no controlamos y no hacemos de forma voluntaria. Esta parte de nuestra mente no es inteligente pero si busca la supervivencia, y el placer, el amor y la atención es supervivencia. Esto no significa que no hay que prestarles atención cuando se porten mal sino que hay que hacer una toma de conciencia de entender que necesita mi hijo para que haya tenido este comportamiento y prestarle atención no sólo en los conflictos.

Es muy importante aceptar cuando el comportamiento ya se ha realizado incluso si ha sido agresivo. Importante aceptarlo porque lo que no se acepta se repite y con más fuerza. Al aceptarlo podremos dar una oportunidad a comprenderlo y darle otra forma la próxima vez. Una forma de enseñarles a manejar estas situaciones sería jugando con los peluches recreando el conflicto, cada peluche representa un niño o adulto que ha formado parte del conflicto y vemos y sentimos las consecuencias con el comportamiento agresivo y lo volvemos a recrear de otra forma preguntándole a nuestro hijo como podría actuar para que el resultado o las consecuencias sean mejores.

El comportamiento agresivo que si sería preocupante y con consecuencias graves sería esas reacciones realmente violentas que podría tener un niño ya más grande o un adolescente. Aquí hablaríamos de dos tipos de reacciones las que son conscientes lo hace de forma voluntaria porque cree que es la forma de defenderse y de actuar. Y además cree que es correcto. Esta agresividad es la más difícil de corregir porque es voluntaria y no se es consciente que no está bien y optendrá consecuencias negativas para él y para el otro.

El segundo tipo de agresividad es la que está movida por la mente inconsciente en la que reacciona de forma involuntaria y normalmente después la persona se arrepiente de sus acciones, pero no ha podido hacer nada. Es muy peligrosa y se puede hacer mucho daño al otro con sus consecuencias después en ellos. Aquí también entraría incluso las reacciones que como padres cuando en alguna ocasión se nos ha escapado la mano. Puedes estar en contra de pegar y quizá en un momento dado les has pegado porque no has sabido gestionar tus emociones y ha sido un impulso involuntario. Esto normalmente requiere un trabajo más profundo, ir a la raíz de la emoción clave que está generando esto. Sanándola en su raíz estos impulsos desaparecen. Cuando hay algo emocional no resuelto si vivimos una situación parecida o una situación diferente pero la emoción que nos general es la misma es cuando podemos reaccionar de forma exagerada incluso cuando la situación no tiene aparentemente ninguna importancia.

Ahora hablemos de un comportamiento agresivo involuntario por ejemplo en un adolescente. Primero habría que ver como se le ha acompañado desde que era niño en sus conflictos, que presencia ha recibido, que necesidades no cubiertas tiene, que grado de agresividad ha vivido en el exterior, en qué grado se le ha dejado expresar sus emociones y sentimientos, etc…

Voy a poner un ejemplo de cómo ha podido implantarse un programa agresivo en él en la mente inconsciente y ahora tiene comportamientos agresivos no voluntarios. Imaginemos un niño pequeño con la autoestima baja, muy sensible que no suele expresar lo que siente y con muchas reglas autoritarias en su alrededor que no le han dejado moverse, y ser como realmente es él en realidad. Imaginemos este niño en el colegio y algunos niños empiezan a burlarse de él o a meterse con él. Con el grado de sensibilidad tan grande que tiene no puede soportarlo y reacciona la primera vez de forma involuntaria, de forma agresiva golpeando a esos niños. A nivel emocional ha sentido un alivio, porque ahora esas emociones de estar ahí abajo de sentirse tan mal han desaparecido. Su mente inconsciente coge ahora un programa el golpear yo hace que no me sienta así. La mente inconsciente como he dicho antes no es inteligente pero si busca la supervivencia y esas emociones no puede soportarlas, en golpear ha encontrado la salida. Este niño va creciendo y cada vez que se va a encontrar en situaciones donde no va a poder gestionar sus emociones va a reaccionar de forma violenta y es muy posible incluso que el no quiera golpear a los demás, pero cuando lo hace no es dueño de sus actos. Todas estas reacciones tienen solución sanando la raíz de la emoción base no resuelta, comprendiendo porque reacciona así y aprendiendo como gestionar sus emociones. Si estamos hablando de adolescentes el papel de los padres también va a ser muy importante.

Cuando hablemos de personas agresivas hay que comprender que también son víctimas, quién peor se comporte es quién necesita más ayuda. Cuando estamos llenos de lo que realmente importa, cuando estamos felicides es imposible hacer daño a otras personas. La agresividad es siempre una falta de amor.

Por último comentar que uno de mis cuentos lo cree precisamente para prevenir la violencia y que esta no se relacione como hacen en las películas y cómics en la forma de defenderse. Hay una valentía mucho mayor cuando se utiliza el intelecto unido al corazón. En mi cuento “En busca de héroes” hablo de este tipo de valentía. Pulsa el enlace para más información del cuento: Enlace para más información del cuento

¿CÓMO APRENDER A SER UNA DETECTIVE DE EMOCIONES?

Publicado en enero de 2018

Por María José Llorach, diseñadora gráfica, terapeuta, investigadora y formada con distintas técnicas en desarrollo personal.

Afortunadamente en la sociedad actual cada vez se está poniendo más de moda el trabajar y entender el papel tan importante que tienen las emociones en nuestras vidas, cosa que me alegro enormemente.

Desde estas líneas os propongo hacerlo a través del libro “Detective de Corazón”.

Un libro que he realizado junto a Emma, una amiga muy especial y gran ilustradora (http://www.artemm.com). Editado por Letrame.

Realmente es hermoso y un verdadero placer trabajar con personas donde conectas tan bien. La colaboración conjunta combinando el estilo de las dos ha dado fruto a un libro visualmente muy atractivo con un estilo característico trabajado en todos los detalles tanto de contenido como de diseño y lo más importante lleno de amor, mucha ilusión y unos toques de creatividad donde pretendemos aportar cosas en la vida de los niños, padres y profesores que lo lean y se atrevan a ser unos verdaderos detectives.

Es un libro diferente, mucho más que una simple historia de detectives. Con una primera parte donde la historia llena de valores nos invita a ser unos verdaderos detectives, averiguando quién es el culpable siguiendo nuestra intuición y aprendiendo a ser detectives de emociones, siendo así también protagonistas de esta historia.

La segunda parte incluye fichas para los niños donde desarrollar la inteligencia creativo-emocional y una visualización creativa; además también contiene una parte teórica para el adulto donde entender cosas importantes y también comprender como guiarlos en esta aventura de entender las emociones.

Para niños de 7 a 12 años aproximadamente, como también para padres, profesores, terapeutas o adultos que estén en contacto con niños. Aunque también serviría para niños un poco más mayores de 12 años por el aprendizaje interior que tiene.

La inteligencia creativa es una inteligencia que a mi parecer se trabaja poco en el campo educativo, sólo en alguna asignatura puntual. No somos conscientes de la importancia que tendría la incorporación de ésta en nuestras vidas, en todos los ámbitos. Cuando usamos nuestra creatividad, nuestra imaginación, estamos usando la misma parte del cerebro que se usa para resolver un problema, para buscar una solución. Un cocinero necesita la creatividad para inventar una nueva receta, un profesor para inventar nuevas formas de enseñanza que lleguen más a sus alumnos, un padre una nueva forma donde llegar más a su hijo, etc… Si deseamos un mundo mejor, necesitamos crear cosas nuevas. Si hacemos y enseñamos como siempre se ha hecho obtendremos la misma realidad. Tenemos que dejar que nuestros hijos, nuestros alumnos desarrollen su imaginación para crear un mundo mejor.

Y la gestión emocional ya en MAYÚSCULAS. Para que nuestro cerebro funcione al 100% y encontrar soluciones a cualquier cosa que surja, el cerebro tiene que estar en armonía.

Si tenemos algún bloqueo emocional o cualquier tipo de estrés, nuestro cerebro entra en estado de supervivencia, activando sólo algunas zonas y desactivando otras, lo que hace que éste no funcione correctamente o al máximo de lo que pueda dar. Lo que puede afectar incluso en el rendimiento académico.

En este libro se dan ideas de como incorporar la creatividad y la gestión y comprensión emocional en cualquier asignatura ya sea dibujo, castellano, valenciano, inglés, ciencias sociales, naturales, etc.

¡¡Os invito a que os atreváis a ser verdaderos detectives de emociones!!

Enlace donde podéis encontrar más información del cuento “Detective de corazón”:

Enlace para más información del cuento

¡¡Despierta!!, un cuento para trabajar el tema de la muerte en los niños.

Publicado en noviembre 2018

No es fácil hablar de la muerte, de todas las emociones que nos envuelven referente a este tema y aún menos hablando con los niños.

Si soy sincera siempre ha sido un tema que nunca me ha gustado y en algunas épocas de mi vida he sentido mucho miedo sólo de pensar en ello sobre todo cuando era pequeña y ahora de adulta sigo teniéndole mucho respeto.

Nunca se me pasó la idea de poder hacer algún proyecto referente al tema y menos un cuento. Todo esto cambió cuando realicé un taller “Vivir la muerte para vivir la vida”. Desde aquí agradecer a Yolanda y Katrin por el magnífico taller y a todos sus componentes. Un taller con vivencias que guardo en mi corazón y que me hizo comprender lo importante que es aprender a vivir. Porque cuando hablamos de la muerte estamos también hablando de la vida, de aprender a vivir, de disfrutar de la vida. En el taller Yolanda me sugirió la idea de realizar un cuento sobre el tema y lo que en un principio fue un rotundo NO acompañado de una revolución emocional en todo mi cuerpo, me di cuenta que esa revolución en mi cuerpo me estaba diciendo algo diferente al NO. Cuando algo no resuena en nosotros es algo que no nos interesa, sentimos indiferencia, lo tenemos claro y se va de nuestra mente. Pero si nuestro cuerpo se revoluciona nos esta indicando algo más. Todo lo vivido en el taller me hizo quitarme gran parte de mi miedo referente al tema y comprender esa conexión a la vida, a aprender a vivir. Así que al final sentí que quizá era más importante de lo que yo pensaba escribir e ilustrar un cuento sobre este tema y que además no tenía por que ser un cuento triste.

Ha sido un gran reto para mi. Es un tema aparentemente no agradable, un tema delicado y muchas veces lo tratamos como tabú, escondiéndolo, sobre todo a la hora de hablarlo con los niños. Sin embargo esto es un error. La muerte es parte de la vida, está en el día a día y los niños necesitan comprenderlo. Es necesario hablar de ello sobre todo expresar lo que se siente para que se pueda vivir como algo natural, sin miedo, con el menor sufrimiento. A veces el dolor es inevitable, pero el poder comprender, expresarlo ayuda a superar el duelo.

El cuento se ha creado para ayudar a tratar este tema de una forma original, natural y bella.

Cada cambio en la vida es una muerte, pero con la muerte hay un nuevo renacer.

La muerte tiene su lado oscuro pero también su lado de luz. Ya que su polo opuesto es la vida. Cuando el tema de la muerte se ha integrado correctamente, ésta nos enseña a vivir. Por eso el cuento habla sobretodo de despertar. De despertar a la vida, a las oportunidades, a los sueños, a la presencia, al amor. De ahí su nombre !!Despierta!! El cuento nos invita a vivir plenamente siendo conscientes de cada momento de la vida. Nos hace comprender que esa estrella que somos, a veces brilla y otras no tanto, y que la vida es muy corta para no dejar que brille.

En el cuento aparece un hilo violeta representando simbólicamente ese hilo invisible que nos une con todo y del que esta hecho nuestra estrella, ese hilo que tejemos que nos lleva a crear nuestra vida tal como la pensamos y sentimos.

Sus ilustraciones llenas de mensajes invitan también a que se sientan y se interpreten dentro y fuera de la lectura del texto.

Un cuento para niños, para adultos, para los que se van, pero sobre todo para los que nos quedamos. Un cuento que quiere rendir homenaje a los ciclos de la vida, a todo cambio, incluida la muerte. Nos acerca a este tema de una forma natural, dulce, hermosa, llena de imaginación, de fluidez. Pero sobretodo su intención es que despertemos a la vida, a las oportunidades, a los sueños, a la presencia, al amor.

La narración esta inspirada en la historia personal de mi amiga Olga quién acompañó a su abuelo en los últimos días de su vida. Desde aquí agradecerle que compartiera conmigo su vivencia tan hermosa. Por que en su historia esta la experiencia real de poder vivir el acompañar en los últimos días de la vida desde la pura inocencia, el amor incondicional, la paz y la alegría.

Para completar el cuento, en la última página he añadido cuatro ejercicios para desarrollar la inteligencia creativo-emocional en los niños: un ejercicio para que el niño pueda hacer un duelo, otro para trabajar los sueños, para trabajar los aspectos de nosotros que no nos favorecen y para trabajar las emociones positivas.

Y con el fuerte deseo de aportar paz y naturalidad referente a este tema en los niños, me despido hasta el próximo artículo.

Para más información del cuento pulsa el siguiente enlace: Enlace para más información del cuento

Taller en familia de emociones y creatividad

Un taller para padres e hijos basado en el cuento “Alma de cuento”, donde disfrutaremos de una aventura a través de la creatividad y las emociones.

La edad de los niños entre 6 y 12 años, para niños de primaria.

Duración: sobre 1 h. y 1,30 h.

Contenido:

  • Presentación. Los niños también se presentarán diciendo su nombre y su cuento favorito pero con valores.
  • El poder de los cuentos. Hablar sobre cómo un cuento puede cambiar la vida de las personas, lo que nos puede aportar un cuento.
  • Sobre el cuento “Alma de cuento”. Nuestra historia a la hora de realizar los cuentos.
  • Actividad de origami del dragón. Los niños y padres decorarán un dragón de papel ya realizado. Después compartiremos su poder mágico para cambiar el mundo. Cada niño le habrá otorgado un poder diferente.
  • El termómetro de las emociones. Charla sobre las emociones.
  • Visualización creativa en base al cuento dónde seremos protagonistas de esta historia y a través de ella cambiaremos las emociones negativas a positivas.

Foto galería de la librería Argot y el colegio “López de Vega” de Castellón:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entrevista en TV4 del taller que se hizo en la librería de Argot de Castellón:

Enlace para el vídeo sobre el taller que se realizó el la librería de Argot de Castellón:

Taller en familia en la librería Argot

Entrevista en C-56 sobre “El papel de las emociones en la educación”:

Si quieres más información sobre el cuento o te interesa comprarlo pulsa el siguiente enlace:

Más información sobre el cuento

Enlace sobre talleres en base al mismo cuento para primaria:

Pulsa este enlace para más información

Vamos a ser detectives de corazón

Un taller para padres e hijos basado en el cuento “Detective de corazón”, donde disfrutaremos de una aventura a través de la creatividad y donde aprenderemos a ser detectives de corazón y a conocer nuestros talentos.

La edad de los niños entre 6 y 12 años, para niños de primaria.

Duración: sobre 1 h. y 1,30 h.

Contenido:

  • Presentación.
  • Sobre el cuento “Detective de corazón”. Con pases en diapositivas de sus ilustraciones y con la lectura de la primera parte del cuento.
  • Breve explicación sobre la inteligencia creativo-emocional.
  • Aprender a través de las emociones. ¿Porqué a través las emociones el aprendizaje es más durarero según la neurociencia? (Con un lenguaje sencillo para niños).
  • La visualización creativa. Breve explicación.
  • Ejercicio de dibujo sobre nuestra huella de identidad. Primero escribiremos en una hoja todas las cosas que se nos dan bien, todos nuestros talentos después lo plasmaremos de forma simbólica a través de un dibujo que será nuestra huella del dedo pulgar. Finalmente compartiremos con los demás nuestro dibujo y nuestros talento.

Foto galería de la librería Argot y el colegio “López de Vega” de Castellón:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entrevista en TV4 del taller que se hizo en la librería de Argot de Castellón:

Entrevista en C-56 sobre “El papel de las emociones en la educación”:

Si quieres más información sobre el cuento o te interesa comprarlo pulsa el siguiente enlace: Enlace para más información del cuento

Otros talleres con el mismo cuento para niños de primaria:

Enlace para más información