Blog x un mundo mejor

Artículos publicados

en la revista cultural “El Fortí”

Pulsa las imágenes para ver el artículos.

octubre 2020

septiembre 2020

julio 2020

junio 2020

Mayo 2020

marzo 2020

abril 2020

enero 2020

noviembre 2019

SEPTIEMBRE 2019

julio 2019

Mayo 2019

marzo 2019

noviembre 2018

¡¡Despierta!!, un cuento para trabajar el tema de la muerte en los niños.

JUNIO 2018

¡¡DESPIERTA TU PODER PERSONAL!!

MAYO 2018

LA VISUALIZACIÓN CREATIVA

ENERO 2018

¿CÓMO APRENDER A SER UNA DETECTIVE DE EMOCIONES?

Proceso de coaching creativo de 5 pasos para vivir el curso que deseas

¡¡En septiembre empieza el nuevo curso!! Cada uno siente emociones diferentes al respecto y todas son válidas. Alegría por encontrarse con los amigos de nuevo, curiosidad por saber qué profesores me han tocado, entusiasmo por aprender cosas nuevas, enfado por haberse terminado el verano, tristeza por despedirme de alguien especial que he conocido este verano, quizá miedo (si el curso anterior no ha sido bueno), agobio sin ni siquiera haber empezado…

Todas las emociones sobre el nuevo curso dependen de nuestras vivencias anteriores y de nuestras creencias referentes a nosotros mismos, a la vida y a la educación.

Así que se me ha ocurrido escribir sobre un proceso de 5 pasos que a todos les podría ir bien realizar antes de iniciar el curso para crear y vivir este nuevo curso como se desea. Nuestra intención sobre el curso va a ser un factor muy importante que determinará cómo será para ti. No sólo sirve para los que no les gustan los estudios, o lo han pasado mal en cursos anteriores ya sea por amistades, presión en exámenes, dificultad de aprender, desmotivación, etc.., sino también para mejorar lo que ya has vivido hasta ahora.

Es una metodología o proceso, al que llamo “Coaching creativo”, y en ella fusiono algunas técnicas de desarrollo personal con una parte creativa.

Este proceso lo he desglosado en 5 pasos:

1- Objetivo para el nuevo curso. En este primer paso cojo un folio y en una cara escribo lo que desearía vivir en este nuevo curso: desde las notas que me gustaría sacar, la descripción de cómo me gustaría que fuesen las clases y cómo vivirlas dentro del aula, la relación con mis padres referente a mis estudios, mi capacidad de aprender las lecciones y aprender, cómo quiero que sea el curso referente a las amistades,… todos los detalles de cómo quiero vivir el curso sin pararme a pensar si es posible o no.

En la descripción tiene que haber una parte de viabilidad que pueda ser posible pero una parte mayor donde voy más allá de lo que yo creo que es posible para mí o no. Por ejemplo, no voy a poner que deseo que las clases sean en un avión privado con todo lujo porque sería un poco caro y en realidad no es algo de lo que realmente sería importante para mí pero si puedo poner que la evaluación de mis notas aumentan de una forma que realmente me sorprende y realizo algunas clases al exterior. Quizá creas que no es posible pero no es imposible tampoco. Aconsejo poner foco a un objetivo en concreto aunque comentes distintos aspectos. Por ejemplo, el objetivo más importante a cumplir es conseguir más amigos, o que la tensión con mi madre en relación con los estudios desaparezca, o sacar un sobresaliente en matemáticas. Es también muy importante describir cómo te quieres sentir con ese objetivo concreto y ,en general, durante todo el curso en todos los ámbitos. Hay que escribirlo y detallarlo de forma positiva; el no se tiene que convertir en si. No hay que escribir, por ejemplo, no suspender; hay que escribir la nota que quiero, siempre enfocado al objetivo no al problema. Después cerraremos los ojos, haremos varias respiraciones profundas y visualizaremos este objetivo deseado, sintiendo como si fuese ahora las emociones que deseas vivir. Mantenemos esta visualización y emoción durante unos momentos para constatar que realmente es lo que deseamos y pedimos que nuestra mente nos traiga una imagen simbólica representando este objetivo. No pensamos en la imagen ni la ponemos nosotros sino que dejamos que la imagen aparezca sola. Cuando la tengamos la dibujamos detrás del folio donde hemos descrito nuestro objetivo. En este ejercicio le damos la orden de lo que deseamos a nuestra mente consciente al hacerlo escrito y a nuestra mente inconsciente a través del símbolo y la emoción. Recuerdo que nuestra mente inconsciente rige nuestra realidad de un 80 a 95 %.

2 – Evaluar y definir el problema. En otro folio evaluamos lo que hemos vivido hasta ahora y apuntamos de lo que deseamos deshacernos, lo que mantenemos y lo que queremos transformar.

Hablando desde emociones, amistades, comportamientos, acciones, hábitos, creencias, etc..

Y definimos realmente cuál es el problema o obstáculo que nos impide llegar a nuestro objetivo definido. Después nos respondemos a las preguntas: ¿Qué recurso necesito para transformar el obstáculo? ¿Qué necesito para sentirme bien y disfrutar del curso? ¿Si tuviera otras creencias sobre mí o sobre la situación cambiaría algo mi realidad?

3 – Defino el recurso que necesito para alcanzar mi objetivo. Y aquí podríamos hablar de: Recursos externos: expresando cómo me siento o pidiendo ayuda a mis padres, profesores o a un especialista, porque hay bloqueos, creencias o heridas muy profundas o inconscientes y necesitamos la ayuda de alguien que nos ayude a verlos y a deshacerlos. Esta ayuda siempre nos tiene que empoderar obteniendo también herramientas donde podamos solucionarlo nosotros mismos o nos ayuden a conseguir nuestros propios recursos internos, nuestras propias tomas de conciencia. Como terapeuta o coach creativa el empoderar a la persona y darle recursos internos es para mí un factor básico.

Y nuestros propios recursos internos: donde nos damos cuenta qué factores necesitamos: seguridad, más responsabilidad, menos distracciones, un hábito diferente, etc… Aquí decido como quiero ver el problema: como un obstáculo donde no puedo hacer nada o como un trampolín que me lanza a mi objetivo.

4 – Tomar acción según las tomas de conciencia para alcanzar el objetivo. Cada persona tendrá que tomar una acción diferente. Un estudiante con una excesiva exigencia en sí mismo quizá tiene que tomar la acción de tomarse más momentos de ocio y descanso y otro quizá la acción que debe tomar es la contraria, estableciendo unos nuevos hábitos y horarios de estudio, o buscar una nueva metodología donde poder disfrutar mejor de los estudios (por ejemplo a través de mapas mentales), etc… Si hacemos las mismas acciones tendremos la misma realidad y con acciones diferentes tendremos una realidad distinta.

5 – Visualización creativa. Volvemos a visualizarnos con el objetivo ya cumplido. Sintiéndonos como deseamos sentirnos durante este curso, habiendo introducido en nuestra vida nuestro recurso (ya sea seguridad en nosotros mismos, una nueva herramienta para estudiar, etc…) y ampliaremos la emoción. Cada vez que flaqueemos frente a nuestro objetivo, pensemos que no lo podemos conseguir; si estamos desanimados, nos visualizaremos habiéndolo conseguido y también visualizaremos nuestro símbolo del objetivo, pero sobre todo con la emoción de estar viviendo esa realidad. Esto nos ayudará a cambiar nuestras emociones negativas a las que deseamos, con lo que nuestros pensamientos y creencias volverán a alinearse con lo deseado y nuestras acciones podrán continuar a favor de nuestro objetivo.

Enlace para ver las actividades de x un mundo mejor: Enlace actividades

Pide tu sesión de PNL y coaching creativo: Enlace más información

 

LA IMPORTANCIA DEL OCIO CREATIVO Y CON VALORES PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES

A veces nos olvidamos en el día a día del ocio y de la diversión. Vivimos en un constante no parar exigiéndonos al máximo y a nuestros hijos. Nos preocupamos de su futuro y eso hace muchas veces olvidarnos del presente viviéndolo de forma estresante, con sacrificios y trabajo, trabajo y más trabajo. Aquí es donde hay que preguntarse ¿disfruto de mi hijo/a?, ¿disfruto de mi vida?, ¿estamos manteniendo un equilibrio saludable en nuestras vidas?, ¿realmente este ritmo es bueno para ellos o para nosotros?, ¿Nos está aportando algo bueno esta forma de vida? ¿Les asegura un buen futuro?

Y para mantener esta forma de vida podemos dar miles de razones (escusas o creencias).

¿Y si pudieramos vivir el día a día de otra forma.., y si el ocio, la diversión y la creatividad formase parte de nuestra vida y no sólo en pequeños porcentajes? ¿Y si en realidad estas fuesen las claves de asegurar el futuro?

Con esta última pregunta desmonto todas las creencias que nos impiden vivir de una forma abundante y cuando hablo de abundancia hablo de éxito personal, económico, laboral, de vivir en plenitud, salud, felicidad verdadera.

Estamos educando a niños y adolescentes para el futuro que no conocemos y que aparentemente la tecnología formará parte de ella. Si es así las máquinas podrán sustituir muchos trabajos del hombre ¿y qué podemos aportar nosotros que las máquinas no puedan? Además es tan grande la evolución que se está dando que los estudios se están quedando atrás. Para cuando acaben sus estudios ya habrán tantos avances que lo estudiado estará en la prehistoria. Pero entonces ¿qué podemos hacer?

Lo que siempre nos diferenciará de las máquinas es la CREATIVIDAD, y lo pongo en mayúscula por su importancia pues va más allá de las profesiones donde aparentemente se necesita como artísta, escritor, ilustrador, publicista, etc… La capacidad creadora es la capacidad que tenemos como personas de solucionar las cosas, de proponer ideas nuevas, de generar soluciones y esto es básico desarrollarlo en nuestras aulas y algo fundamental para todas las profesiones.

Hace unas semanas hice de jurado en el concurso de cuentos de Carmen Segura en Benicarló para niños de primaria y ESO. Había que realizar un cuento sobre el tema “Las emociones”.

Lo que vi en los cuentos refleja la educación que están recibiendo nuestros hijos. La imaginación y creatividad en los cuentos de los adolescentes era mínima, con algunas excepciones los de primaria les ganaban pero no de poco. Y referente al tema “las emociones” quitando algunos casos vi claramente un analfabetismo emocional. La inteligencia emocional no es solo diferenciar si estoy triste, enfadado o contento. Hay que preguntarse ¿Porqué siento esta emoción? ¿Cuál es su causa, su raíz? ¿Qué me está diciendo esta emoción? ¿Cuál debería ser la acción que me está diciendo que realice esta emoción? Si no tuviéramos emociones todo nos sería indiferente y no habría evolución en el ser humano, no podríamos tomar decisiones, las emociones nos hacen movernos, nos están diciendo que algo está pasando y quizá debamos tomar acción sobre todo cuando hablamos de las que nos hacen sentir mal, pero en realidad no hay emociones ni buenas ni malas todas nos quieren ayudar y algo nos están diciendo.

Además algo muy importante de entender es que nuestro cerebro no puede funcionar de forma correcta ni en lo curricular ni en la creatividad para crear soluciones nuevas si nuestras emociones no están resueltas. Esto es algo de lo que siempre suelo comentar en mis conferencias con su explicación neurocientífica.

Mantener una vida en equilibrio es fundamental para nuestras emociones y creatividad. Cuando nos lo estamos pasando bien, cuando disfrutamos y reímos es cuando nuestro cerebro funciona mejor y es cuando surge toda nuestra creatividad. Pensar ¿en qué momentos se nos ocurrieron ideas creativas o soluciones frente algún problema? Si lo pensáis bien eran en momentos de relax y diversión. En mi trabajo profesional fusiono la creatividad con el desarrollo personal y el autoconocimiento y mis mejores ideas son cuando estoy de vacaciones, cuando escucho música, en la playa, cuando entro en una librería que me encanta y veo miles de ideas ojeando los libros, etc… Y cuando hay algo en mi vida personal que no encuentro solución cuando suelto el problema, me relajo y me permito disfrutar es cuando muchas veces surge la respuesta.

En los casos que acompaño como terapeuta un porcentaje muy elevado de la solución frente al conflicto (problema del hijo/a) es que los padres se permitan disfrutar, desconectar del problema, confiar más en sus hijos, a veces tomarse unas minis vacaciones… El efecto es impresionante y no paro de verlo. Y ¿por qué sucede esto? Porque en este estado de relax, de disfrutar, mi capacidad de creatividad para ver el problema es diferente y después puedo acompañar y solucionar las cosas de una mejor forma. Ya he visto en varias ocasiones como los padres al permitirse esto el resultado sin trabajar con el hijo ha sido también una mayor motivación en él frente a los estudios. Y lo he vivido en primera persona también con mi hijo. A veces se necesita de otras herramientas y un trabajo más profundo, pero el tomarte unas vacaciones, el permitirte disfrutar ayuda muchísimo a la hora de solucionar las cosas y ser más eficaz.

Por esto es que dentro de los estudios hay que poner la diversión, la creatividad. He realizado varios cuentos, manuales y otras herramientas donde introducir todo esto en la educación tanto en casa como en el aula. Además se puede introducir en cualquier asignatura en matemáticas, como en plástica, inglés, etc.

Y cuando ya tocan las vacaciones, el descanso ¿por qué no poner un ocio con valores y creatividad? ¡¡¡Aquí es donde vuestros hijos van a crecer y enriquecerse!!! Por eso también es un punto importante en mi trabajo. He creado unos cursos para adolescentes donde trabajar la diversión, la creatividad, el autoconocimiento y el desarrollo personal de una forma original.

Podéis informaros en mi página web. Www.xunmundomejor.com.es

Green, tu coach creativo

¡Hola de nuevo a todos!

Este mes os quiero hablar de mi último libro.

Alguien puede pensar: “ ¡Mira, nos quiere vender su libro!”. Y os diré: “SI; os lo quiero vender”. Y me gustaría explicaros porqué.

Para quién no me conozca os cuento que a nivel laboral he realizado un cambio muy grande. En un momento dado me reinventé; tal cual. Estudié diseño gráfico y estuve trabajando de ello durante 14 años. Fui madre y mis intereses y motivaciones cambiaron, adentrándome en un nuevo mundo de desarrollo personal, con formaciones de la mano de diferentes profesionales, cursos e investigaciones propias. Aprendiendo herramientas al mismo tiempo que se iba produciendo una transformación muy grande en a nivel personal. Actualmente, he creado una metodología que une conceptos de diseño, creatividad, educación y desarrollo personal.

Lo comento porque a veces el emprendimiento no es fácil, y menos cuando estás creando algo nuevo y, además, no te gusta vender, eres tímida y tienes prejuicios y creencias erróneas sobre la idea de vender.

Aún recuerdo el primer cuenta-cuento que realicé en un evento, además de forma gratuita. Estaba tan nerviosa y tan preocupada por hacerlo bien y, tan sumergida en la experiencia (porque realmente me apasiona lo que hago), que me olvidé de decir que vendía los cuentos. Durante el camino me he encontrado con muchos obstáculos y bloqueos que no me dejaban avanzar de la forma que yo deseaba. Al día de hoy me doy cuenta de todo el aprendizaje y evolución que he tenido gracias a ellos. Y una de las cosas que he aprendido es la importancia de vender.

Vender es servir, vender es ayudar a las personas, vender es ayudar a cambiar la vida de las personas y vender, además, en mi caso, es también transformar la educación hacia la abundancia, la evolución como individuos y el éxito en todos los ámbitos de la vida. Por lo tanto: SI, os quiero vender porque quiero ser parte de este cambio.

Hace un par de años empecé a hacer cursos en verano intensivos de una semana, para adolescentes. Cuando vi la transformación que se iba produciendo en ellos y las tomas de conciencia por sí mismos, que iban haciendo, me pregunté: Si en 5 días hacen ese cambio ¿qué pasaría si estas herramientas se introdujeran y se realizarán en más o menos proporción durante un curso entero? Esta fue la pregunta que hizo nacer mi último libro “Coaching creativo para estudiantes”, Guía para crear el curso que deseas vivir.

Decir también que aunque va enfocado a adolescentes y jóvenes, y todo profesional (profesores, orientadores, terapeutas, etc.. que trabajen con ellos), también vale para profesores de primaria. Como también a cualquier persona que quiera conocer ciertos pasos a tener en cuenta a la hora de alcanzar un sueño o una meta.

Además he creado cursos en base al libro, tanto para adolescentes, jóvenes, como para padres, profesores, orientadores, etc…

Y sin más rodeos os dejo con Green, el personaje de mi libro que hace la introducción del libro.

Me presento: me llamo Green y soy un personaje inventado por la autora para acompañarte en esta aventura. Voy a ser tu coach creativo para ayudarte a crear el curso que deseas vivir. Y si te preguntas “¿es posible crear la realidad que deseo?”, te diré que es posible crear la realidad que necesitas, aunque a veces el problema es que no sabemos qué es lo que realmente deseamos y necesitamos. A lo largo del libro entenderás mejor esto.

Green es verde en inglés. A la autora le costó encontrar un nombre para mí. Quería que fuese ¡¡guay!!, corto y a la vez que tuviera un significado profundo. Al final le llegó la inspiración. ¡Green! Suena bien, es corto, es en inglés, el idioma por excelencia en todo el mundo, y representa el color verde con toda su simbología implícita. El verde es un color relajante y refrescante que induce a quién lo contempla sensaciones de serenidad y armonía. Está íntimamente relacionado con todo lo natural, simbolizando también la vida, la fertilidad y la buena salud. Representa también la ecología. Si buscamos el significado en el diccionario de ecología dice: parte de la biología que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con el medio en el que viven (en este caso hablaríamos del instituto); su finalidad es la armonía y la abundancia. Y todo esto es lo que perseguimos.

¿Alguna vez te has planteado buscar el significado profundo de las palabras? Te invito a que busques en el diccionario el significado de las palabras y te enamores de ellas y su simbología. Las palabras tienen mucho más poder de lo crees y el usar una palabra u otra, la forma en cómo dices las cosas junto al sonido, en cómo lo expresas, puede cambiar tu realidad y ponerla más a tu favor.

La autora del libro también es ilustradora y necesitaba una imagen para mí. Soy un adolescente igual que tú, solo que de otra dimensión, con una conciencia algo más elevada, más sabia que la conciencia normal. Por eso mi aspecto físico tiene aspectos diferentes, asemejándome a un elfo con un tatuaje en la piel representando el 8 del infinito, la sabiduría infinita. Mi pelo tiene la textura de las hojas, potenciando el significado de mi nombre, y llevo rastas. Tengo un aspecto atrevido, moderno, rebelde pero también intelectual. En la vida lo solemos etiquetar casi todo de bueno o malo, o eres responsable o eres rebelde, divertido o un empollón aburrido, etc… pero esto no es real. No existe en realidad la dualidad; podemos ser inteligentes, responsables pero a la vez divertidos, modernos e incluso rebeldes en los aspectos de nuestra vida que hay que serlo para defender los verdaderos valores. Por eso mi aspecto tiene las dos dualidades: la de rebelde y moderno, y la de intelectual y responsable.

Como estarás comprobando este libro no es nada usual; consta de diferentes partes muy distintas entre ellas, en la que siempre te acompañaré. Desde una historia que te hará comprender mejor en qué consiste el coaching creativo, cómo aplicarlo a tu vida y cómo potenciar tu creatividad, clave para resolver cualquier desafío, como también partes donde te iré explicando temas que te pueden ayudar. Los temas que trataré en este libro son el bullying, inteligencia emocional, los sueños, los mapas mentales como herramienta que te puede facilitar un estudio más eficaz y divertido, la visualización creativa, la neurociencia, la mente consciente e inconsciente etc… Todo esto acompañado de ejercicios prácticos didácticos, originales y creativos, con unas indicaciones de unos pasos a seguir para crear el curso que deseas vivir, conocerte mejor y, lo más importante, disfrutar durante el camino.

También se incluye unos tips para ser más creativo y un ejercicio que te ayudará cuando aparezcan obstáculos en tu camino.

Así que si te parece empezamos la aventura…

Enlace para comprar el libro en amazon: 

A color: Enlace

En B/N y en ebook: Enlace

Enlace para comprar el libro en la tiendaonline de x un mundo mejor:

En papel: Enlace

En ebook: Enlace

Enlace del curso presencial para profesores en base al libro: Enlace

Enlace del curso online para profesores en base al libro: Enlace

Enlace del curso presencial para adolescentes en base al libro: Enlace

Enlace para el curso presencial para padres en base al libro: Enlace

¿Cómo generar abundancia en mi familia?

Mientras escribo este artículo estoy aún dentro de la cuarentena en mi terraza con el canto de los pájaros como fondo. Reflexiono sobre la abundancia y veo que es un tema clave a trabajar en estos tiempos que vivimos y que nos esperan. Así que este va a ser el tema en este artículo. Cuando hablo de abundancia en la familia me refiero a la abundancia económica, a la abundancia de calidad de relaciones entre todos los miembros de la familia, al ambiente familiar, a la abundancia de buena salud física y emocional y a la calidad de educación que, como padre, puedo aportar a mis hijos. Aquí abarcaríamos muchas cosas. Mi mente ya está pensando en la creación de charlas y cursos para trabajar más profundamente esto, donde los cambios puedan ser palpables, reales.

De momento en este artículo me voy a centrar en los pensamientos y cómo estos pueden generar abundancia y transformar nuestra realidad. Algo muy importante a tener en cuenta es que, cuando nuestras emociones, pensamientos, palabras y acciones no están en coherencia a nosotros, generamos un desorden interno que se refleja en el exterior.

Cuando lo ordenamos y somos coherentes se refleja en el exterior, siendo capaces de vivir incluso en situaciones que podríamos catalogar de negativas o dolorosas de forma armoniosa, con paz, incluso con cierta alegría interna.

Alguien me podría decir: ¿cómo puedo vivir la pérdida de una persona amada con alegría? No es fácil, pero es posible. Se puede sentir tristeza y alegría al mismo tiempo. Escuché una conferencia de un hombre que se dedica a ayudar a las personas y explicó cómo acompañó los últimos días a su padre, siendo una experiencia que iba a guardar en su corazón para siempre, y cómo pudo sentir tristeza por la pérdida de su padre y al mismo tiempo una alegría interior muy grande por lo que habían compartido en los últimos momentos.

A veces cuando la forma de morir ha sido sin avisar o, cómo está sucediendo ahora de forma solitaria, sin poder estar presente, acompañando, aún así se puede hacer un trabajo interno aunque quizá se necesite la ayuda de un profesional, pero se puede llegar a estar en paz, y cuando se está en paz es cuando viene esa alegría interna.

En uno de mis cuentos publicados,Despierta”, hablo de la muerte de una forma dulce para trabajarla con los niños. En él incluyo un ejercicio creativo-práctico para que los niños puedan hacer un duelo.

Siempre hay una forma de elegir cómo quiero vivir las circunstancias con las que me encuentro. Y esa coherencia de la que hablaba me puede ayudar a veces incluso a transformar esas circunstancias exteriores pero sobre todo me ayudará a vivirlas de otra forma.

Con lo que está ocurriendo actualmente también se están generando muchos pensamientos y creencias que nos pueden generar ansiedades y miedos referente a nuestra economía, entre otras cosas.

Es muy importante trabajarnos estos pensamientos porque son lo que generarán la realidad no deseada. Si estos pensamientos y emociones nos controlan a nivel cerebral entraremos en estado de supervivencia. Esto se traduce a que nuestro cerebro hará conexiones de algunas partes que tienen que ver con esta supervivencia, creando un gran desorden en su funcionamiento y desconectando muchas otras partes que nos podrían ayudar a encontrar soluciones. Además cuando generamos continuamente emociones negativas nuestro cuerpo genera hormonas y toxinas que nos perjudican en nuestra salud física, bajando también nuestro sistema inmune. Si nuestra capacidad neuronal y salud bajan difícilmente encontraremos soluciones y acciones que nos ayuden a transformar las cosas.

La diferencia que marcaría la realidad en tu vida y familia sería la siguiente:

Soy consciente de mi pensamiento negativo, de mis emociones negativas, lo observo, lo acepto. Soy humano/a, no soy perfecto pero vuelvo a elegir otro pensamiento, elijo otra realidad.

Si las circunstancias que estoy viviendo realmente son muy fuertes, muy negativas quizá no voy a poder cambiarlas con tanta facilidad o rapidez. Aconsejo empezar a hacer pequeñas acciones que nos ayuden y nos hagan sentir por lo menos algo mejor de lo que estábamos. Estas acciones pueden ser: hacer algún deporte, comprarme una planta, ver una película que me haga sentir bien, cocinar, etc… Después empezar a observar qué cosas en nuestra vida nos hacen sentir gratitud. Enfocarnos en ellas y ampliar estas emociones. A continuación preguntarnos: ¿qué podría hacer hoy para sentirme mejor o algo mejor de lo que estoy? Y cuando empiece a generar pensamientos más positivos y emociones más positivas, empezaré a reflexionar sobre mis creencias y cambiarlas por otras nuevas que me generen una nueva realidad más deseada. Mi capacidad intelectual aumentará y aquí la creatividad será clave para generar nuevas ideas, soluciones que nos llevarán a la abundancia.

Si estudias e investigas sobre personas exitosas te darás cuenta que su éxito se generó gracias a recursos que generaron en momentos críticos en sus vidas. Sin los obstáculos que tuvieron que atravesar posiblemente no tendrían la abundancia y el éxito que ahora están disfrutando. Pero para obtenerlo hay que sentirse bien en el ahora. La trampa es esperar a alcanzar tu objetivo para ser feliz. Es al revés; para alcanzar tu objetivo, para tener abundancia, hay que ser feliz ahora y eso se puede aprender.

Como padres hay que educar en esa dirección. En otro de mis cuentos, (que realicé en colaboración de mi amiga Emma),Detective de corazón”, tenéis muchos ejercicios prácticos para ir educando a vuestros hijos en inteligencia creativo-emocional. También podéis buscar por internet que seguro encontraréis, de forma gratuita, ideas para desarrollar estas habilidades en vuestros hijos. Pensar que la vida es muy cambiante y te puedes encontrar con muchas cosas y la única forma de obtener éxito y felicidad en la vida es desarrollando estas habilidades.

En los próximos artículos os iré contando más…

Enlace de mi tiendaonline por si quieres comprar los cuentos en formato papel o ebook: Enlace

También disponible en amazon.

 

 

El coronavida

Mientras estoy escribiendo estas palabras estoy en lo que se llama la cuarentena, una situación un tanto rara y excepcional que parece más bien sacada del guión de una película. Nunca me hubiese imaginado tener que vivir una situación como ésta.

Pero no voy hablar desde el lado de la tragedia y del drama, con todo mi respeto y cariño por todas las personas que realmente lo han sufrido de primera mano.

Mis palabras son desde mi vivencia personal y dándole un giro de 360ª al asunto, de ahí que el título de este artículo sea “Coronavida”.

Como terapeuta quién viene a mi es por un problema, un obstáculo, incluso cuando realizo talleres para manifestar un objetivo, siempre se trabaja el obstáculo que impide llegar a éste. También últimamente he estado escribiendo sobre la magia de los obstáculos; incluso el proyecto editorial del libro “Coaching creativo para estudiantes”, que ya he terminado y que en breve va a salir, tiene una parte muy importante en su contenido de ejercicios para trascender los obstáculos y tomar conciencia que éstos y los problemas no vienen para hacernos daño sino para evolucionar. De ellos obtenemos muchos recursos que en un futuro nos van a servir y sin ellos no conseguiríamos muchas cosas importantes para nuestra vida.

Supongo que mi foco en estos temas es precisamente por mi resistencia a ellos durante tanto tiempo. Siempre he sido esa clase de personas que nunca he aceptado las cosas malas de la vida, no entendía el sufrimiento, creyendo que tenía derecho a esa vida perfecta en la que soñaba, donde todas las cosas tenían que estar en su sitio. Pero la vida no para de enseñarme que la perfección está también en lo que puede parecer un caos o oscuridad.

La suerte cuando te estás formando como terapeuta es que además de aprender herramientas para ayudar a los demás te estás trabajando también a ti misma y los cambios interiores que realizas en el camino son enormes, además de capacitarte con muchos recursos para situaciones que te puedes encontrar.

Y volviendo a la situación actual tengo que confesar que por muy terapeuta que sea y sabiendo la importancia en estos momentos que tiene la inteligencia emocional, los primeros días fueron muy malos para mí porque, aunque intentaba disimularlo para que mis hijos puedan vivirlo de la mejor forma, interiormente en algunos momentos me ahogaba a nivel emocional. Más que miedo por el contagio y enfermar mi ansiedad era más bien a la privación de la libertad.

No significa que en algún momento no haya tenido miedo de la enfermedad. Creo que es de ser humano tener miedo en esta situación y en ciertos momentos es normal que te invadan pensamientos no muy favorables. Lo que hacía cuando me sucedía ésto era buscar información para que mis pensamientos pudieran ir a un lugar más favorable y el miedo pudiera desaparecer; además buscando información que me diera soluciones. Me he nutrido de mucha información, alguna de ella que ya sabía pero necesita reforzar y otra nueva. Desde el campo donde trabajo, la inteligencia emocional es algo fundamental y en esta situación es algo muy importante y que no se contempla. Para no enfermar y contagiarnos es fundamental que nuestro sistema inmune esté fuerte y aquí las emociones tienen un papel muy importante, ya que cuando tus emociones son altas el cuerpo expulsa toxinas de nuestro cuerpo y aumenta nuestro sistema inmune, como también nuestro cerebro tiene un funcionamiento mejor.

Así que la parte del miedo a la enfermedad me ha sido más fácil disolverla pero la de la ansiedad por la privación a la libertad me ha costado más. Para entender mis emociones hay que comprender que soy una persona que para mí es básico poder sentirme libre, pasear, ir a bailar (zumba) y el contacto con la gente es muy importante para mí. De hecho tiempo atrás incluso tenía cierta claustrofobia a los lugares cerrados, cosa que ya he ido superando. Además justo los últimos meses había pasado mucho tiempo encerrada en casa trabajando en el proyecto que os estaba comentando sobre el libro y, ahora que lo había terminado y estaba dispuesta a salir a la calle para hablar sobre él en los institutos y también con la idea de hacer charlas y cursos, resulta que todo se para y nos obligan a estar encerrados en casa. Así que no he tenido más remedio que sacar todos los recursos de los que predico en mis charlas y cursos y ponerlos a funcionar en mí. Me ha costado pero, en el día de hoy después de casi dos semanas, el cambio en mis emociones han sido como os decía de 360ª. El aprendizaje y la toma de conciencia que estoy teniendo es mucho más grande de lo que nunca me hubiese imaginado. Y estoy disfrutando el día a día de una forma mágica.

Tengo que decir también que soy una privilegiada por tener un jardín muy grande. Pero el tener cosas buenas en tu vida no es sinónimo de bienestar y a veces no puedes agradecer las cosas buenas que sabes que tienes porque hay algo en tu interior que no está en su sitio.

Al día de hoy estando encerrada en casa me siento con más libertad, amor y bienestar que desde hacía muchísimo tiempo.

El tiempo y la presencia han hecho milagros en mi familia. No significa que ahora todos los momentos sean perfectos. Claro que hay veces que mis hijos se pelean o se produce alguna pequeña tensión, pero los momentos que estamos disfrutando son realmente especiales. Antes de esta situación mi marido realmente lo estaba pasando mal en el trabajo por toda la carga y tensión que estaba teniendo. Hacía dos fines de semana a mi hija adolescente tuve que darle flores de bach para que se relajará y le bajaran las pulsaciones del corazón producidas por el estrés y el agobio de los exámenes, y eso que ella saca buenas notas y tiene facilidad; con mi hijo tanteando siempre el terreno, buscando su motivación en los estudios y agobiado también aunque de forma totalmente diferente que su hermana. Y de repente, se para el tiempo, el estrés desaparece y empiezo a tomar conciencia de lo que nos está realmente privando de la felicidad y de la calidad de vida y no es precisamente esta situación por la que estamos pasando todos.

En lo referente a mi persona, aún haciendo y trabajando en lo que amo, siempre hay una tendencia en mí al esfuerzo y sobrecarga, y a veces me olvido de parar, escuchar mi cuerpo y disfrutar. Me he dado cuenta en estos días que para conseguir éxito en el sector que sea no se trata tanto de hacer sino más bien de ser y de disfrutar. La felicidad está en los pequeños detalles y la presencia.

Me expongo de esta forma al contar algo de mi vida personal porque la mejor forma de ayudar es con el ejemplo, desde la sinceridad y la autenticidad, porque todos tenemos cosas que resolver. Aquí no se escapa nadie, ni siquiera los que nos dedicamos a ésto. Pero en los peores momentos es donde se puede encontrar más luz.

Una pregunta muy importante que deberíamos hacernos todos los días al levantarnos sería: ¿Qué puedo hacer hoy para sentirme mejor? Una pregunta poderosa que te aseguro puede cambiarte la vida.

En estos días estoy sintiendo mucha más paz, bienestar y felicidad en mi vida que antes que apareciera el coronavida.Y me atrevo a llamarlo así porque cada uno de nosotros tenemos la elección de cómo vivir cada situación que se nos presenta en la vida. Sólo hay que ver cómo está bajando el grado de contaminación en la tierra para darnos cuenta que algo bueno trae y quizá es una oportunidad única para replantearnos cómo estábamos viviendo, qué cambios hay que hacer y cómo hay que vivir a partir de ahora.

Enlace para la campaña verkami del libro “Coaching creativo para estudiantes”. Guía para crear la realidad que deseas vivir. Enlace

Video youtubeEnlace

Curso para profesores, pedagogos, terapeutas… verano 2020 – Benicarló “EDUCA PARA LOS CAMBIOS, EL ÉXITO REAL Y LA FELICIDAD”: Enlace para más información

Curso para adolescentes y jóvenes verano 2020 – Benicarló en base al libro: Enlace para más información

Más información: mj.llorach@gmail.com

Las dependencias

Cuando mi hija de 14 años me explica que hoy han tenido una charla sobre dependencias (tabaco, alcohol, drogas, etc…) en el instituto, sus palabras son -¡Qué aburrimiento, siempre lo mismo, esas charlas no sirven para nada! La gente que toma esas sustancias no dejarán de tomarlas por escuchar esa charla.- Yo le pregunto qué han explicado y siempre suele decirme más o menos lo mismo. Son charlas donde se suelen enfocar en las consecuencias, que es malo para la salud, cómo te puede perjudicar y poco más. Según quién sea el ponente y la habilidad que tenga al hablar y, si viene acompañado con material gráfico o historias reales fuertes, puede ser más impactante o menos. Pero esto no es suficiente. Si realmente queremos hacer impacto en los adolescentes y jóvenes para que no se planteen el consumir estas sustancias hay que dar un paso más. Hay que explicarles el para qué de verdad toman esas sustancias, el origen, que siempre es emocional. Y aquí las emociones vuelven a ser importantes; la inteligencia emocional.

Hay que comprender algo muy importante: el que ellos consuman estas sustancias o no depende muchas veces de su programación inconsciente. Creemos que es una decisión consciente; la persona es quién decide o no consumir. Pero hay una parte que tiene más fuerza que es la inconsciente.

Primero que nada hay que comprender que nadie que se quiera realmente, que tenga la autoestima alta, consumiría algo que le pueda dañar. Claro que en esto de la autoestima todos más o menos flaqueamos, pero cuanto menos te quieras menos te vas a preocupar por tu bienestar.

Pero lo más importante la dependencia sea cual sea y hablamos también de las dependencias alimentarias, sexuales, afectivas, etc…, todas sin excepción vienen a satisfacer una necesidad. Es el medicamento para anestesiar una herida emocional.

Cuando eres joven empiezas a tener contacto con la sustancia creyendo que así eres más guay, a veces por querer ir en contra de las normas, por tener nuevas experiencias, a veces por formar parte de un grupo, para no ser apartado, porque todos lo hacen, para encajar; si hablarmos del alcohol para perder la vergüenza, si hablamos de droga ya sería una necesidad muy fuerte de escapar de tu realidad, etc… Y se hace pensando que no va a tener ninguna consecuencia hasta que años más tarde muchos cogen dependencia a esa sustancia sin poder prescindir de ella. Una dependencia que les encarcela y, que en algunos casos, les puede ocasionar muchos problemas, incluso la muerte.

Cada sustancia en la que se es dependiente tiene un equivalente de falta emocional. Cuanto mayor es la falta emocional más fuerte es la dependencia y más peligrosa es la sustancia para nuestra vida y salud. También es diferente el significado según el tipo de dependencia.

Voy hablar del tabaco. La persona que empieza a fumar y la que ya es dependiente del tabaco puede tener diferentes programaciones inconscientes. Una que me llama mucho la atención es la necesidad de sentirse libre, tener su espacio propio. Suelen ser adolescentes o jóvenes con la necesidad de sentirse libres, ya sea por tener padres con muchas normas o ser muy autoritarios o adolescentes con estructuras rebeldes con la necesidad de romper reglas, de ser ellos mismos. La rebeldía no es un problema; de hecho es una virtud, pero cuando usas su energía para algo que te beneficia o beneficia a los demás. Porque, ¿qué hay de rebeldía en algo que te encarcela? Cualquier dependencia te hace esclavo a esa sustancia y además, en este caso, puede dañar tu salud, incluso matarte. En realidad están perdiendo toda esa libertad que tanto necesitan. La rebeldía buena es cuando de forma correcta e inteligente usas su energía para decir que no frente a los abusos hacia a ti y hacía los demás. También cuando aprovechas su fuerza para alcanzar metas o sueños alineados a lo que tú eres en esencia. Los fumadores también de forma inconsciente buscan una familia (entre otros fumadores), un recogimiento (formar parte de un grupo). Y en algunos casos hay una relación con el miedo a la muerte aunque parezca ilógico porque precisamente con esta dependencia te puedes acercar más a ella.

Pueden ser muy variados las raíces emocionales de esa dependencia y para ello voy a explicar dos casos prácticos donde se vió dónde estaba su origen y qué venía a satisfacer esta dependencia.

El primer caso es de un hombre que llevaba 20 años con esta adicción habiendo probado de todo para poder quitársela. Se realizó un protocolo de PNL para ir en la línea del tiempo al momento activador y al momento programante, que es el origen de su adicción. Es diferente el momento que activó la adicción y el momento programante, que es en realidad el motivo o la raíz de la adicción. El activador es un suceso en nuestra vida que hizo que se generara o empezara la adicción y el programante es otro momento, que puede ser de nuestra vida o de la vida de nuestros padres, abuelos o incluso bisabuelos, que no se solucionó algo emocionalmente y hemos heredado de forma inconsciente. La dependencia viene a solucionar, sanar eso. La ciencia ya está empezando a demostrar la idea que no solo heredamos enfermedades sino que podemos heredar también, en nuestro ADN, conflictos emocionales no resueltos en algún miembro de nuestro árbol genealógico. En este caso el hombre empezó a fumar a los 14 años, pero lo que se pudo descubrir con este protocolo es que su padre se quedó sin padre a los 14 años y una de las últimas cosas que compartieron en sus últimos momentos de vida fue que le pidió un cigarro y su hijo (el padre de la persona dependiente) se lo dió, como muestra de regalo o última voluntad. Aquí se generó el programante inconsciente con un momento no resuelto a nivel emocional, por la pérdida de su padre, que heredó después su hijo a nivel inconsciente. El paciente, cuando pudo revivir y comprender esto, fue como quitarse un gran peso de encima y una sensación de paz enorme le invadió. Siempre le había acompañado una sensación de tristeza que no acababa de entender, pero esa tristeza no era de él sino de su padre. (Este caso se vió en el curso que realicé de PNL3 dependencias, de la mano del terapeuta Jean Guillaume, de la escuela “Le passag-ge”.

Y a continuación os relato otro caso donde yo acompañé también con el mismo protocolo de PNL a una mujer que, aunque no era exagerado la cantidad de cigarros que fumaba, si había una dependencia que no podía quitarse y, lo que me llamó la atención, es que ni siquiera le gustaba el sabor del tabaco incluso a veces tenía que comer un caramelo o una juanola para después coger el cigarrillo. Lo primero que hicimos es tomar conciencia de lo que venía a satisfacer el cigarro. Tomó conciencia que el cigarro era SU AGARRE en momentos de ansiedad y también le hacía compañía. En el ejercicio de la línea del tiempo nos dimos cuenta como el cigarro había estado presente en muchos momentos de su vida en celebraciones y ligados a su padre. Su padre había muerto cuando ella tenía 25 años y tenían un vínculo muy importante. Por lo que su ausencia había dejado un vacío en ella que de alguna forma quería llenar con el cigarro. El momento programante fue cuando era pequeña en una celebración donde su padre fumó y bebió demasiado. Después de la fiesta su padre se encontró muy mal y la vivencia de ella, de la niña fue de un miedo inmenso ya que SU AGARRE (su padre) se desvanecía, ya no lo tenía y no sabía donde agarrarse. Sanamos ese momento donde le dimos a la niña otro agarre en este caso ella mima como adulta dándole lo que necesitaba, ese agarre. Y lo que ocurrió es que visualizó esa escena diferente, es como darle nueva información a nuestra mente inconsciente y lo volvió a revivir sin ese miedo. Al volver a revivir también de nuevo todos los momentos donde el cigarro había formado parte de su vida como algo normal, incluso relacionado con las fiestas ella ya no lo veía igual. No le parecía normal que tuvieran que vivir las fiestas fumando y con la sensación de no necesitar ni querer el cigarro.

Son experiencias muy hermosas porque las personas se dan cuenta que es lo que los atrapa a nivel emocional a esa dependencia produciéndose una sensación de paz interior muy grande.

Enlace para información de la charla sobre dependencias para adolescentes y jóvenes: Enlace

Educando para la abundancia (en el aula y en casa)

En el artículo del mes pasado, cuando hablaba de la abundancia, lo relacionaba con la economía, con la calidad de relaciones entre todos los miembros de la familia, con el ambiente familiar, con la abundancia de buena salud física y emocional y con la calidad de educación que como padre/madre puedo aportar a mis hijos.

Así que recuerdo que la abundancia no es solo dinero. De hecho si la contemplamos solo con el dinero estamos empobreciendo su significado. La abundancia es muchos más; es calidad de vida, es disfrute, es felicidad y, por lo tanto, tiene que estar presente en la educación en nuestros hijos tanto en casa como en las aulas.

En la revista del mes pasado también mencioné como los pensamientos pueden generar abundancia y transformar nuestra realidad, al igual que la coherencia entre sentir, hablar y actuar. También hablaba de la importancia de tener nuestras emociones en armonía para que nuestro cerebro esté al 100% de su capacidad a la hora de buscar soluciones.

En las aulas y en casa es primordial la educación financiera y la educación emocional. Son dos inteligencias a sumar en cualquier profesión. No nos enseñan a vender o generar abundancia con la profesión que estudiamos, salvo que sean profesiones de economía, marketing, etc. Después de muchos años de estudio, sales a la calle con las titulaciones y es muy probable que no consigas trabajo, teniendo que conformarte con cualquier cosa, que nada tiene que ver con la profesión que estudiaste.

¿Qué hace que unos tengan éxito y otros no, teniendo incluso los mismos estudios o teniendo más? Una educación financiera nos ayudaría y tiene que estar relacionada con el autoconocimiento, desarrollo personal y la inteligencia emocional. No me cansaré de decirlo; la inteligencia emocional es algo básico para el éxito y la abundancia.

Y referente a los niños, el pilar más importante para la abundancia es su autoestima. Es esta lo que hace que las personas nos creamos que somos válidos, capaces de realizar una actividad y tomemos acciones. Sin autoestima muchas acciones que se necesitan para alcanzar el éxito ni siquiera se intentan. La autoestima también es el motor que hace que no te rindas a la primera y te da capacidades para encontrar soluciones frente a los obstáculos. El creer en uno mismo y el creer que merecemos vivir en abundancia es el ingrediente básico para conseguirla.

Desde casa y desde el aula son muchas cosas las que podemos hacer. Empezando sobre todo desde casa con la presencia, la calidad de nuestra relación con nuestros hijos, el disfrutar jugando y estando en presencia con ellos. La forma en como les hablamos como padres o profesores les puede marcar mucho, el tono y lo que se les dice. Quizá nuestra intención no es mala pero a nivel inconsciente puede quedar una huella negativa en ellos. Comentarios como: ¡Estás tonto! ¡Calabaza! ¡Eres un desastre! ¡Nunca harás nada solo! ¡Eres malo en matemáticas! Sobretodo si se repiten pueden quedar en el inconsciente como programa y, si tiene la creencia que es tonto, actuará en referencia a esa creencia. Tampoco se trata de sentirnos culpables si en un momento dado se nos ha escapado algo indebido. No sirve de nada sentirse culpable. De hecho la culpabilidad no sirve de nada salvo generar más de lo mismo. No ayudamos a nuestros hijos sintiéndonos culpables; les ayudamos cuando les pedimos perdón por la forma o actuación que hemos tenido con ellos y cuando tomamos otras acciones diferentes para solucionarlo. El orgullo en estos casos tampoco ayuda. Da igual que seamos padres o profesores, hay que reconocer las cosas. -Hoy he tenido un mal día, lo siento porque no he reaccionado de la mejor forma con vosotros.- Y a continuación tomo otra acción donde reparo, pero no me quedo atrapado en la culpa. El ejemplo es la mejor forma de educar. Nuestros hijos/alumnos tienen que saber que no pasa nada por no ser perfectos pero siempre hay algo que podemos hacer para corregir y mejorar. De hecho una clave muy importante para la autoestima y la abundancia sería una cultura frente a las equivocaciones y los obstáculos. No hay que pegarles la bronca cuando hacen algo mal o castigarles. Si les castigamos generarán más rabia pero no habrán aprendido nada. La mejor opción sería ayudarles a corregir. Motivarles a que saquen sus habilidades y a ver el valor cuando corrigen algo. No olvidemos que todo aprendizaje viene de prueba-error, prueba-error.

Sería importante, tanto en ellos como en nosotros, sobretodo en actuaciones donde hemos dañado a los demás, hacer un reset. Primero veo lo que ha pasado, aprendo de ello, pero después hago un reset. Lo borro para no sumergirme en el drama y elijo otro pensamiento, otro sentimiento y una acción nueva.

Hace poco he descubierto unas herramientas para mi profesión de terapeuta y coach creativa que son fantásticas para trabajar con todos, pero en especial con niños y adolescentes, donde ellos mismos pueden darse cuenta de las consecuencias de sus actos y cómo solucionarlo. Creando unas soluciones que nos pueden sorprender. Estas herramientas son el coaching a través del lego y playmobil. Desde que lo descubrí parezco una niña jugando con los muñecos. He recuperado todos los playmobil de mi hijo que teníamos guardados en cajas en lo alto de los armarios. Ahora agradezco no haberlos tirado. E incluso me he comprado varios modelos más representando distintas familias. Es muy interesante las tomas de conciencia que se toman a través de ellos. Y con los legos trabajo de forma simbólica la construcción de los recursos y soluciones que se necesitan para resolver un obstáculo.

Y me despido invitándote a visitar mi página web y a inscribirte en mi canal de youtube donde podrás ver vídeos con recursos gratuitos educativos y próximamente habrá una nueva sección de bioeducación (ecología, sostenibilidad, etc..) y también otra sobre educación financiera, siempre unido a una parte de desarrollo personal, inteligencia emocional y desarrollo de la creatividad.

Enlace al canal youtube

Infórmate también de los próximos talleres presenciales para padres sobre “Educando para la abundancia” en el email: proyectosunmundomejor@gmail.com.

La magia de los obstáculos

La navidad se va terminando y estrenamos otro año con la esperanza de nuevos sucesos en nuestra vida, con el deseo de dejar atrás lo que no nos ha gustado.

Estas vacaciones son un tiempo mágico de ilusión, de estar en familia y regalos.

Tengo que admitir que la navidad me encanta, me conecta con mi niña interior, aquella que creía en la magia y pensaba que el amor lo transformaba todo, y cuando digo todo es todo literalmente.

Esa niña que era fue creciendo y hubo un tiempo que esa creencia desapareció. Creo que algo en mí se rompió en el momento que me dijeron quiénes eran realmente los reyes magos y después los problemas de la vida ayudaron un poco más.

Yo había sido ese tipo de niña que defendía la magia con arco, flecha y espada. Pero la vida ha hecho que regrese a ella. Mi búsqueda de soluciones y el entender un poco más la vida, mis formaciones, mis investigaciones y mi propia experiencia, me han llevado de vuelta a las creencias que tenía de pequeña: el amor lo transforma todo. A veces cuesta creerlo pero sé que es así.

Es fácil sentir amor cuando las cosas son fáciles y nos pasan cosas buenas. Pero, ¿qué ocurre cuándo todo está al revés, nos hacen daño, vienen los problemas y los obstáculos?

Os puedo asegurar que yo soy la primera que siempre me he rebelado frente a los obstáculos, los problemas, el sufrimiento… Nunca lo he aceptado y siempre he pensado que la vida no podía ser esto; la vida tenía que ser algo más.

Y en mi camino de autoconocimiento y desarrollo personal me di cuenta que mi error era no aceptar, que es diferente a resignarse. Resignarse es saber que no hay más, que la vida tiene esos obstáculos y no se puede hacer nada, pero aceptar significa que ese obstáculo tiene un sentido y no viene exclusivamente para hacernos sufrir.

Así que en este artículo me gustaría regalaros la conciencia de la magia tras los obstáculos y lo que yo he aprendido sobre ellos.

Empezamos un nuevo año, y creer que este año será perfecto y que no habrá ningún problema, ningún obstáculo, es totalmente una fantasía, no es real. Pero ¿y si nos hacemos amigos de los obstáculos?. ¿Y si cambiamos nuestra percepción de ellos y nos damos cuenta que en realidad vienen a ser nuestro trampolín hacia nuestros sueños y nuestras metas?

Siempre que voy hacer una formación o escucho una conferencia me gusta saber la historia personal de esa persona. Es ahí donde aprendo más, de su experiencia personal de qué ha tenido que pasar para llegar a donde está. Me encanta también investigar sobre el proceso que han pasado ciertas personas a las que admiro por sus logros profesionales y humanos. Hasta el día de hoy no he encontrado ninguna historia donde su camino ha sido un camino de rosas. Y algo que me ha sorprendido enormemente: cuanto más éxito ha conseguido una persona, a más calamidades y problemas ha tenido que hacer frente. De alguna forma esos problemas son los que les han hecho adquirir recursos que, sin éstos, no hubieran podido conseguir nunca un éxito tan grande a nivel profesional además de convertirles en una persona más humana.

Los problemas, los obstáculos, vienen para evolucionar, no vienen para hacernos sufrir e impedirnos nuestros sueños, ni siquiera vienen para que los superemos y nos quedemos como antes; siempre vienen para mejorar, para estar mejor que antes, para evolucionar. Y cuanto más grande es tu sueño más grande podría presentarse tu obstáculo. No puede aparecer un problema en tu vida si no tienes la capacidad de trascenderlo, es imposible. La duración de éste dependerá de tu capacidad de aceptarlo, no resignarse y de contestar estas preguntas: ¿Qué me quiere enseñar, para qué está este obstáculo en mi vida?

Desde mi visión de la vida dentro de la educación, dentro del sistema educativo, los obstáculos deberían ser como asignatura obligatoria; aprender a equivocarse, aprender de las equivocaciones, aprender qué nos quieren enseñar, encontrar recursos para trascender los obstáculos.

Y para ilustrar este tema me gustaría explicar una historia real que justo esta semana escuché en un conferencia que me hizo emocionar y comprender la gran capacidad que tenemos de transformar las cosas, el poder que tiene nuestra mente y la fuerza que podemos llegar a tener si tenemos determinación y fe en nosotros mismos.

Esta historia es la de un niño de 8 años que asistía todos los días a una escuela rural. Tenía asignada la tarea de encender una vieja estufa que había en el aula antes de empezar la clase. Había realizado esta tarea durante un tiempo, pero un día encontraron el colegio en llamas y, con horror, se dieron cuenta que el niño estaba dentro. Lo sacaron como pudieron y lo llevaron inmediatamente al hospital más cercano. Tenía más de medio cuerpo casi totalmente quemado, sobretodo de cintura para abajo. Los médicos le dijeron a su madre que no creían que sobreviviera. Su madre se agarraba a su fe y no paraba de rezar. El niño sobrevivió pero les dijeron a los padres que nunca iba a caminar. Cuando el niño salió del hospital le dijo a su madre que caminaría. Ésta, aunque quería creerlo, le dijo que los médicos habían dicho que nunca caminaría. El niño le respondió que los médicos sólo habían visto sus piernas, pero no sabían lo que su corazón le estaba diciendo. Y él iba a caminar. Pasaron muchos días donde Glenn, el pequeño niño, se intentaba levantar, se caía y como podía se apoyaba en algún sitio; volvía a intentar levantarse y volvía a caerse. Su madre tenía que recogerlo una y otra vez. Así pasó mucho tiempo hasta que un día pudo sostenerse y dar un paso, otro día dio dos pasos y otro día dio tres pasos. Su madre estaba muy emocionada; su hijo iba a caminar. Pero éste le dijo que no sólo iba a caminar, sino que iba a correr. Y corrió tanto que, en 1934, Glenn Cunningham rompió el récord de velocidad convirtiéndose en el hombre más rápido del mundo.

Nunca hubiera alcanzado este récord si no le hubiera pasado lo que le pasó. Porque el suceso trágico que vivió le equipó de un recurso mental y emocional que, años más tarde, fueron las claves para su récord. La determinación y la fe en sí mismo fueron claves para su éxito.

Siendo ya adulta y madre, cuando mis hijos ya tenían cierta edad les dije que la historia de papá noel y los reyes magos se creó en cierta medida para repartir alegría e ilusión entre los niños, pero la verdadera magia es el espíritu y acciones de amor que envuelve estas fechas y que existe una magia real y que es tangible; aquella en la que construimos nuestra realidad con la coherencia de nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras acciones. En esta coherencia está el verdadero amor y es cuando la magia aparece de una forma que sorprende y a la que podríamos llamar incluso milagro.

Los tres cerditos en bioeducación y educación financiera

Pensando en qué tema realizar el artículo de este mes, mes donde empiezan ya las clases, me ha parecido perfecto seguir con mi línea dentro de la educación pero sumando el tema de la abundancia, del que he estado hablando en otros números.

Así que he pensado reflejar en este artículo todo esto: educación + educación financiera y sumarle la bioeducación. Bio de vida, enfocándolo hacia una educación por la vida, sostenibilidad, ecología… y sumarle además una herramienta muy eficaz para introducir en el campo educativo el visual thinking. 

Uff!!!! ¡Cuántas cosas!, ¿verdad?

¿Y cómo hacerlo de forma muy simple? Pues a través de un cuento, en este caso “Los tres cerditos”, pero con una versión algo diferente. Además os lo voy a narrar acompañado de ilustraciones y conceptos explicados a través de imágenes (visual thinking).

Y antes de empezar con el cuento os explico, aunque sea brevemente, qué es esto del visual thinking, por si hay alguien que no ha oído hablar de esta metodología.

El visual thinking es una variación de los mapas mentales que he explicado en algún artículo anterior. Y aunque al principio solo se usaba en los campos que tiene más que ver con la creatividad, al igual que los mapas mentales se puede aplicar a todos los campos, de hecho cada vez son más los campos en los que se está utilizando desde el diseño, las empresas, el educativo, en la realización de proyectos, para diseñar cursos online, en publicidad, etc.. 

Es una metodología que sirve para organizar y representar ideas y pensamientos a través de dibujos.

Por lo tanto, es ideal para aplicar en el aula ya que beneficiará a todos los alumnos teniendo más atención, más concentración y más memorización a largo plazo. Desarrollando en ellos la parte creativa, con un papel activo protagonista, ayudando a ordenar los conceptos y promoviendo la reflexión del aprendizaje.

Si queremos que nuestros alumnos nos presten más atención y el contenido de lo que se explique se retenga más en la memoria, la representación a través de imágenes será un factor muy importante. 

Y ahí vamos con el cuento…

En esta historia los protagonistas son tres cerditos: Oliver, Sara y Erik. Tres cerditos con personalidades y talentos muy diferentes y con algo común en ellos: ¡las ganas de divertirse!

También comparten el mismo problema. Hay un lobo que los amenaza y les quiere hacer daño.

Así que un día se les ocurrió, como solución, construir una casa para poderse esconder en ella y protegerse del lobo.

Tenían tres opciones para construir su casa. A través del dibujo veréis reflejadas las tres opciones. 

La primera opción es una casa de paja que, como veis reflejado, solo tiene un reloj de arena ya que el tiempo que invertirían es muy poco, lo que significaría que tendrían más tiempo para divertirse, reflejado en 2 sonrisas, y además solo tiene una moneda porque el coste del material sería muy poco.

La segunda opción es una casa de madera y, como veis, tiene dos relojes de arena, ya que en esta construcción necesitarían más tiempo que en la de paja, solo tiene una sonrisa ya que al necesitar más tiempo para su realización tendrían menos tiempo para jugar y divertirse y tiene dos monedas pues el material es más caro que la anterior.

Y la tercera y última opción es una casa de paja con barro, siendo una construcción más fuerte. En esta se necesitaría mucho más tiempo invertido para la construcción y por eso se refleja en el dibujo con tres relojes de arena. Se supone que la diversión se tendría que aplazar por el tiempo invertido en su construcción y hay tres monedas, porque costaría más dinero que las anteriores.

¿Qué opción creéis que eligieron los tres cerditos? Pues como estos cerditos eran un poco holgazanes y solo pensaban en jugar y divertirse eligieron la primera casa, la de paja. 

La construyeron muy rápido y con pocas ganas. Un día vino el lobo y corrieron en seguida a esconderse en la casa de paja. El lobo con un soplido hizo desaparecer la casa y los tres cerditos corrieron todo lo que pudieron para esconderse. Menos mal que el lobo no vio donde se escondieron y no les pasó nada.

Después decidieron construir la segunda casa, la de madera. Pensaron que con esta sería suficiente para protegerse del lobo. Pero también la hicieron con muy pocas ganas. Y cuando volvió a aparecer el lobo, los cerditos se escondieron en ella. El lobo sopló y la casa quedó intacta pero entonces el lobo con todo su mal genio empezó a golpearla con sus enormes patas y consiguió destrozarla. Los cerditos volvieron a correr y afortunadamente consiguieron escapar, pero por muy poco.

Finalmente decidieron construir la tercera casa de paja, combinada con otros materiales y barro.

Oliver decidió antes de construir la casa ir a la biblioteca y consultar algunos libros de construcciones de casas con paja y barro. 

Descubrió que una casa de paja y barro podía ser tan fuerte y duradera como una de ladrillos, además sus materiales eran más respetuosos para el planeta y estos materiales aportaban un aislamiento térmico y acústico muy bueno en la casa. Estudió todo lo relacionado para su construcción y descubrió que este campo le encantaba y además se le daba bien. Entre los tres la construyeron. 

Sara que tenía talentos relacionados con la decoración se le ocurrió la idea de que, ya que estaban construyendo una casa tan fuerte, podían decorarla por dentro de forma que fuese más agradable vivir en ella. A sus compañeros les entusiasmó la idea. Así que empezó dibujando los planos para la distribución interior y después buscaron muebles y cortinas que combinaron con mucho gusto.

Erik se preguntaba en qué podía contribuir él con la casa. Le gustaba mucho dibujar y pintar y se le ocurrió que podían acabar de decorar la casa con algunos cuadros que pudiera realizar. Sus cuadros quedaron preciosos y le dieron un toque especial a la casa.

Ya tenían terminada la casa y no pasó mucho tiempo cuando el lobo volvió. Sopló y dio golpes y golpes a la casa, pero esta quedó intacta. Después de pasar horas y horas dando golpes y viendo que era inútil el lobo se fue. Decidió jubilarse; ya era demasiado mayor para perseguir a los cerditos.

Los tres cerditos estaban muy alegres y disfrutaron muchísimo de su casa. En esta aventura, además, descubrieron talentos que no sabían que tenían.

Si os dais cuenta, los tres cerditos eligieron como primera opción la casa de paja porque era en la que invertían menos tiempo, lo que suponía más tiempo para jugar y divertirse y además en la que invertían menos dinero. Pero finalmente, como no les sirvió, tuvieron que pasar más tiempo al tener que construir las tres y se gastaron más dinero. Si desde el primer momento hubieran elegido la tercera opción hubieran invertido menos tiempo en su construcción y menos dinero se hubiesen gastado. A veces lo que aparentemente parece más barato al final resulta más caro. Al igual que el tiempo invertido. Esta última casa aparentemente suponía también menos diversión, pero lo que descubrieron también estos tres cerditos que, cuando haces algo con ganas y, si además estás usando tus talentos naturales, lo que parece trabajo no lo es porque lo estás disfrutando como si estuvieses jugando. Hay que educar en este sentido y para que piensen más allá de lo aparente. Antes de elegir una opción que la estudien bien porque quizá hay opciones mejores que a simple vista no lo parecen.

Por último comentar que hoy en día se están haciendo unas construcciones de paja y barro fantásticas que realmente no tienen nada que envidiar a las de ladrillo, con todas las cualidades mencionadas en el cuento y con un coste muchísimo menor que una construcción de ladrillo. 

A veces nos complicamos la vida con hipotecas habiendo otras opciones donde disfrutaríamos más la vida a la vez que respetamos más el planeta.

Inscríbete al canal de youtube en el siguiente enlace, en él podrás ver el vídeo de este cuento y muchos recursos gratuitos educativos: Enlace

Visita también la tiendaonline de x un mundo mejor donde podrás encontrar cuentos, manuales, libros, audios y cursos online: Enlace