Alma de cuento

Ya que en este mes se celebra el día del libro he creído oportuno hablar de uno de mis cuentos publicados que, precisamente, habla de la importancia y el poder que tienen los cuentos: “Alma de cuento”.

Es un cuento que he realizado junto a mi amiga Emma, con una colaboración que ha dado fruto a un cuento lleno de valores y preciosas imágenes ambientadas en la Edad Media.

Mis palabras, un bello diseño en la maquetación de las páginas, junto a las bellísimas ilustraciones de Emma, han dado vida a una historia llena de magia y en la que los cuentos cambian la vida de las personas.

Las dos, Emma y yo, enamoradas de los cuentos, hemos disfrutado enormemente de la elaboración conjunta en este cuento, precisamente porque los cuentos son algo común en nosotras, algo que nos une y nos apasiona desde siempre.

Cuando pienso en ello me doy cuenta que los cuentos, los libros, han sido algo muy importante en mi vida desde que aprendí a leer. Curiosamente me costó un poco leer. Aún recuerdo como mi profesora tuvo que llamar a mi madre preocupada porque iba retrasada en comparación a lo que se supone que es lo normal según el canon educativo. (Aún queda un camino para que el sistema educativo entienda que no hay alumnos mejores o peores, todos sin excepción tienen talentos, que no hay un cerebro igual a otro y que cada uno tenemos tiempos de maduración diferentes).  El caso es que mi madre, preocupada, se puso las pilas y buscó una forma para motivarme. Recuerdo que me compró libritos tipo cuentos y cuadernos para aprender a leer. La verdad es que en ningún momento lo recuerdo como algo pesado. Y supongo que la motivación mayor fue cuando me dijo que, cuando aprendiera, me compraría el juguete que más me gustase de la tienda. Bueno, ni te cuento la ilusión, la alegría y las ganas que tenía de aprender a leer. Con esto no estoy diciendo que la mejor forma de educar sea con premios. De hecho no estoy a favor de ello pues la motivación tiene que ser algo más de dentro, pero a veces una excepción y un pequeño estímulo extra puede ayudar. En mis formaciones e investigaciones sobre cómo educar me he dado cuenta que dentro de los mismos profesionales existen ideas contradictorias y opuestas entre ellas. Lo que prohíben unos, otros lo usan como pieza clave para trabajar. Hay tendencias donde no se aconseja para nada ni los premios ni los castigos, pero todo extremismo es malo; la vida no es blanco o negro. También existen los grises, que en cada momento habrá que sentir si hay que usar.

El tema es que desde que aprendí a leer los cuentos han sido algo muy importante en mi vida; me podía pasar horas y horas en la biblioteca y en las librerías. Cuando cierro los ojos y me preguntas qué momentos de tu infancia recuerdas con más cariño, donde te sentías más feliz, en total presencia, te diré que leyendo y dibujando después los personajes del cuento en folios. Cuando mis padres me dejaban comprarme un mini cuento, algunos domingos, era la persona más feliz del mundo. Después empecé a escribir los míos propios a muy corta edad e incluso recuerdo en mi adolescencia escribir historias de amor que compartía con mi amiga.

Cuando lo pienso siempre me han encantado las películas donde algún protagonista era escritor.

Recuerdo también en la asignatura de castellano que una vez mi profesor nos hizo escribir algo y, cuando se lo entregué, me preguntó si alguien me había ayudado a escribirlo, cosa que no fue así. No recuerdo qué escribí pero le asombró la madurez del contenido a mi corta edad.

Cuando era pequeña quería ser escritora pero siempre pensé que era una fantasía pues nunca me he visto tan buena para serlo, además de pensar que era necesario ser famosa o conocida para poder serlo.

Reconozco que no soy ninguna experta al escribir, hay montones de personas que seguro escriben mejor que yo. Pero sé algo con total certeza interior y es que tengo una sabiduría interna donde mucha gente (no digo toda) pueden conectar y donde puedo aportar cosas a los demás.

He descubierto también en mi camino que el éxito no es lo que te convierte en escritor, cantante, ilustrador, orador o profesional de tal cosa. Cuando tú con esa actividad estás en total presencia, disfrutando como un niño; tú ya eres eso, no se necesita que nadie te lo confirme. Y es la constancia, el creer en uno mismo y el disfrutar de ello lo que va puliendo esa actividad.

Curiosamente a la edad de 43 años (aunque me siento como de “veinti poquitos”) he escrito y publicado entre cuentos y libros 13 ejemplares, además de colaborar desde hace tiempo en esta revista. ¿Quién me lo hubiera dicho a mi? Y ya he empezado con el número 14, una historia de amor preadolescente, un cuento sobre la dualidad y el funcionamiento de nuestro cerebro para sacar más rendimiento en los estudios y conocernos mejor.

En todas mis publicaciones incluyo dos cosas que me apasionan y forman parte de mí, la escritura y el desarrollo personal siempre junto a los valores. Además, la escritura es una forma de expresarme de sacar lo que tengo dentro, casi diría que es como una terapia en si.

Por el amor hacia la lectura y escritura escribí “Alma de cuento”. En esta historia uno mi sueño de transformar la vida de las personas, de aportar luz en momentos de oscuridad, a través de un cuento. En el cuento “Alma de cuento” también aparece ilustrado el castillo de Carcassonne, en Francia. Y aunque el cuento es para niños de primaria su contenido puede conectar con cualquier edad, pues más de un adulto con su lectura ha derramado más de una lágrima.

Me gustaría antes de acabar el artículo, compartir la historia real de una chica que asistió a uno de mis cursos donde realicé unas sesiones de coaching y pnl creativo para educadores y profesores. Antes de hacer el curso ella ya hacía un tiempo que me había comprado este cuento. Me explicaba que le encantaba y había conectado mucho con la historia. En el curso entendí porque había conectado tanto. Ella había nacido en una familia trabajadora donde la lectura y los estudios no tenían mucho valor y, por supuesto, ningún interés. De hecho comentó que no recuerda que hubiese ningún libro, o prácticamente ninguno, en su casa. Y a ella le encantaba estudiar. Si le hubiesen regalado enciclopedias alguna vez le hubiesen hecho la persona más feliz del mundo. Pero nadie de su familia le daba valor a sus gustos y a su interés por el estudio y la lectura. Incluso recordaba cómo a veces sentía vergüenza de leer en su casa como si fuese un bicho raro. Más de un padre que esté leyendo esto pensará: ojalá fuese mi hijo así. Pero ella creció sintiéndose diferente y con una sensación de no encajar o como si algo en ella no estuviese bien. Con protocolos de PNL podemos ir a recuerdos del pasado dando otra información a ese recuerdo, cambiando el programa inconsciente que no nos deja alcanzar ciertas metas y objetivos en nuestra vida. Esto hizo que al finalizar el curso sintiese una gran fuerza dentro de ella. Sentía que podía hacer cosas que nunca se había planteado ni pensado hacer. Hay algo muy importante que como padres, educadores o profesores tenemos que comprender. Un niño tiene que ser el centro de atención, tal cual lo digo. Necesita saber que es importante, que sus gustos, lo que hace, es válido, es importante y con esto le das la herramienta más importante para garantizar el éxito en su futuro, LA CONFIANZA PLENA EN ÉL.

Y me despido comentándote que el cuento “Alma de cuento” lo puedes encontrar en amazon, en la librería Raquel Papers de Benicarló o en la tienda online de x un mundo mejor.

Enlace para comprar el cuento en amazon ya sea en formato papel o ebook: https://www.amazon.es/Alma-cuento-puede-cambiar-personas/dp/B08GDKGHFZ/ref=tmm_pap_swatch_0?_encoding=UTF8&qid=1620147820&sr=1-3

Enlace para comprar el cuento en la tienda online de x un mundo mejor: https://tiendaonlinexunmundomejor3.webnode.es/p/alma-de-cuento/

Enlace para más información del taller en familias en base a este cuento:

https://xunmundomejorweb.wordpress.com/2016/07/12/taller-en-familia-de-emociones-y-creatividad/

María José Llorach, terapeuta de PNL y coaching creativo, investigadora de desarrollo personal, diseñadora gráfica, ilustradora y escritora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .