Los tres cerditos en bioeducación y educación financiera

Pensando en qué tema realizar el artículo de este mes, mes donde empiezan ya las clases, me ha parecido perfecto seguir con mi línea dentro de la educación pero sumando el tema de la abundancia, del que he estado hablando en otros números.

Así que he pensado reflejar en este artículo todo esto: educación + educación financiera y sumarle la bioeducación. Bio de vida, enfocándolo hacia una educación por la vida, sostenibilidad, ecología… y sumarle además una herramienta muy eficaz para introducir en el campo educativo el visual thinking. 

Uff!!!! ¡Cuántas cosas!, ¿verdad?

¿Y cómo hacerlo de forma muy simple? Pues a través de un cuento, en este caso “Los tres cerditos”, pero con una versión algo diferente. Además os lo voy a narrar acompañado de ilustraciones y conceptos explicados a través de imágenes (visual thinking).

Y antes de empezar con el cuento os explico, aunque sea brevemente, qué es esto del visual thinking, por si hay alguien que no ha oído hablar de esta metodología.

El visual thinking es una variación de los mapas mentales que he explicado en algún artículo anterior. Y aunque al principio solo se usaba en los campos que tiene más que ver con la creatividad, al igual que los mapas mentales se puede aplicar a todos los campos, de hecho cada vez son más los campos en los que se está utilizando desde el diseño, las empresas, el educativo, en la realización de proyectos, para diseñar cursos online, en publicidad, etc.. 

Es una metodología que sirve para organizar y representar ideas y pensamientos a través de dibujos.

Por lo tanto, es ideal para aplicar en el aula ya que beneficiará a todos los alumnos teniendo más atención, más concentración y más memorización a largo plazo. Desarrollando en ellos la parte creativa, con un papel activo protagonista, ayudando a ordenar los conceptos y promoviendo la reflexión del aprendizaje.

Si queremos que nuestros alumnos nos presten más atención y el contenido de lo que se explique se retenga más en la memoria, la representación a través de imágenes será un factor muy importante. 

Y ahí vamos con el cuento…

En esta historia los protagonistas son tres cerditos: Oliver, Sara y Erik. Tres cerditos con personalidades y talentos muy diferentes y con algo común en ellos: ¡las ganas de divertirse!

También comparten el mismo problema. Hay un lobo que los amenaza y les quiere hacer daño.

Así que un día se les ocurrió, como solución, construir una casa para poderse esconder en ella y protegerse del lobo.

Tenían tres opciones para construir su casa. A través del dibujo veréis reflejadas las tres opciones. 

La primera opción es una casa de paja que, como veis reflejado, solo tiene un reloj de arena ya que el tiempo que invertirían es muy poco, lo que significaría que tendrían más tiempo para divertirse, reflejado en 2 sonrisas, y además solo tiene una moneda porque el coste del material sería muy poco.

La segunda opción es una casa de madera y, como veis, tiene dos relojes de arena, ya que en esta construcción necesitarían más tiempo que en la de paja, solo tiene una sonrisa ya que al necesitar más tiempo para su realización tendrían menos tiempo para jugar y divertirse y tiene dos monedas pues el material es más caro que la anterior.

Y la tercera y última opción es una casa de paja con barro, siendo una construcción más fuerte. En esta se necesitaría mucho más tiempo invertido para la construcción y por eso se refleja en el dibujo con tres relojes de arena. Se supone que la diversión se tendría que aplazar por el tiempo invertido en su construcción y hay tres monedas, porque costaría más dinero que las anteriores.

¿Qué opción creéis que eligieron los tres cerditos? Pues como estos cerditos eran un poco holgazanes y solo pensaban en jugar y divertirse eligieron la primera casa, la de paja. 

La construyeron muy rápido y con pocas ganas. Un día vino el lobo y corrieron en seguida a esconderse en la casa de paja. El lobo con un soplido hizo desaparecer la casa y los tres cerditos corrieron todo lo que pudieron para esconderse. Menos mal que el lobo no vio donde se escondieron y no les pasó nada.

Después decidieron construir la segunda casa, la de madera. Pensaron que con esta sería suficiente para protegerse del lobo. Pero también la hicieron con muy pocas ganas. Y cuando volvió a aparecer el lobo, los cerditos se escondieron en ella. El lobo sopló y la casa quedó intacta pero entonces el lobo con todo su mal genio empezó a golpearla con sus enormes patas y consiguió destrozarla. Los cerditos volvieron a correr y afortunadamente consiguieron escapar, pero por muy poco.

Finalmente decidieron construir la tercera casa de paja, combinada con otros materiales y barro.

Oliver decidió antes de construir la casa ir a la biblioteca y consultar algunos libros de construcciones de casas con paja y barro. 

Descubrió que una casa de paja y barro podía ser tan fuerte y duradera como una de ladrillos, además sus materiales eran más respetuosos para el planeta y estos materiales aportaban un aislamiento térmico y acústico muy bueno en la casa. Estudió todo lo relacionado para su construcción y descubrió que este campo le encantaba y además se le daba bien. Entre los tres la construyeron. 

Sara que tenía talentos relacionados con la decoración se le ocurrió la idea de que, ya que estaban construyendo una casa tan fuerte, podían decorarla por dentro de forma que fuese más agradable vivir en ella. A sus compañeros les entusiasmó la idea. Así que empezó dibujando los planos para la distribución interior y después buscaron muebles y cortinas que combinaron con mucho gusto.

Erik se preguntaba en qué podía contribuir él con la casa. Le gustaba mucho dibujar y pintar y se le ocurrió que podían acabar de decorar la casa con algunos cuadros que pudiera realizar. Sus cuadros quedaron preciosos y le dieron un toque especial a la casa.

Ya tenían terminada la casa y no pasó mucho tiempo cuando el lobo volvió. Sopló y dio golpes y golpes a la casa, pero esta quedó intacta. Después de pasar horas y horas dando golpes y viendo que era inútil el lobo se fue. Decidió jubilarse; ya era demasiado mayor para perseguir a los cerditos.

Los tres cerditos estaban muy alegres y disfrutaron muchísimo de su casa. En esta aventura, además, descubrieron talentos que no sabían que tenían.

Si os dais cuenta, los tres cerditos eligieron como primera opción la casa de paja porque era en la que invertían menos tiempo, lo que suponía más tiempo para jugar y divertirse y además en la que invertían menos dinero. Pero finalmente, como no les sirvió, tuvieron que pasar más tiempo al tener que construir las tres y se gastaron más dinero. Si desde el primer momento hubieran elegido la tercera opción hubieran invertido menos tiempo en su construcción y menos dinero se hubiesen gastado. A veces lo que aparentemente parece más barato al final resulta más caro. Al igual que el tiempo invertido. Esta última casa aparentemente suponía también menos diversión, pero lo que descubrieron también estos tres cerditos que, cuando haces algo con ganas y, si además estás usando tus talentos naturales, lo que parece trabajo no lo es porque lo estás disfrutando como si estuvieses jugando. Hay que educar en este sentido y para que piensen más allá de lo aparente. Antes de elegir una opción que la estudien bien porque quizá hay opciones mejores que a simple vista no lo parecen.

Por último comentar que hoy en día se están haciendo unas construcciones de paja y barro fantásticas que realmente no tienen nada que envidiar a las de ladrillo, con todas las cualidades mencionadas en el cuento y con un coste muchísimo menor que una construcción de ladrillo. 

A veces nos complicamos la vida con hipotecas habiendo otras opciones donde disfrutaríamos más la vida a la vez que respetamos más el planeta.

Inscríbete al canal de youtube en el siguiente enlace, en él podrás ver el vídeo de este cuento y muchos recursos gratuitos educativos: Enlace

Visita también la tiendaonline de x un mundo mejor donde podrás encontrar cuentos, manuales, libros, audios y cursos online: Enlace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .